sábado, 11 de junio de 2011

Reeditando la pinza

Javier Gil

La historia tristemente siempre se repite, y lo anterior lo confirma, en estos días a punto de constituirse los gobiernos municipales surgidos tras las pasadas elecciones municipales y autonómicas, donde hay casi trescientos ayuntamientos de España, además del gobierno de Extremadura, donde IU tiene la llave para que éstos sean del PP o del PSOE.
Además, en algún gobierno autónomo como el de Madrid, con la colaboración necesaria de UPyD. Pactos como el que parece ser se ha producido en Getafe, tras una comida en un conocido, y caro, restaurante del madrileño barrio de Salamanca, entre representantes del PP y el partido de Rosa Díez, y que dará la alcaldía de modo irremediable al candidato de PP.
Aún recuerdo la etapa en que el visionario y ahora tertuliano, coordinador general de IU, de entonces, Julio Anguita cuando pactaba con el Sr. Aznar, en aras a una supuesta mejor gestión y sin ningún pudor, se permitía la osadía de explicarlo.
Nunca lo entendí, y por supuesto hoy sigo sin entenderlo. ¿IU no es de izquierdas? Pues si es así, que alguien me explique ¿qué hacía IU, y que hace ahora permitiendo, por acción u omisión, que gobierne el PP, cuando puede impedirlo? ¿Porqué va a gobernar el PP en Extremadura, sin entre el PSOE e IU tienen mayoría?, insisto, de verdad, no lo entiendo. Que alguien me explique el argumento que utiliza el coordinador general de Andalucía, Diego Valderas, cuando justifica su actuación para que gobierne el PP, en muchos ayuntamientos andaluces, y alude como única razón, la mala gestión anterior de los alcaldes de PSOE. Pero eso sí, nunca a su responsabilidad. ¿Qué piensan los señores de IU, cuando ven que gente tan válida como Reyes Montiel, Inés Sabanés, por poner sólo un ejemplo, abandonan sus filas y no quieren presentarse bajo sus siglas? ¿También de ello tiene la culpa el PSOE? Insisto, no consigo entenderlo, cuando por otra parte, en el lento, pero continuo trasvase de afiliado suyos al PSOE, desde hace al menos 30 años, todos sin excepción han sido premiados, como mínimo, con concejalías, consejerías, y alguna que otra secretaría de estado, y no precisamente por sus méritos, sino, supongo, por su habilidad para negociar el tránsito. Bien hace IU, votando o dejando de votar, para permitir finalmente que gobierne el PP, cuando la suma de votos son claramente favorables a la izquierda, así de ese modo se defiende la voluntad de la mayoría expresada en la urnas. Insisto me recuerda a la etapa del iluminado, y por otra parte, cada día más aburrido Sr. Anguita, que justificaba lo injustificable, cuando pactaba con Aznar, porque utilizaba, supongo, aquello de que: ‘no hay mejor cuña que la de la misma madera’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario