martes, 19 de abril de 2011

Los gobiernos del PP y el MLNV

Sostiene Pereira

Estoy atribulado. Un gobierno que no negoció con ETA y sin embargo les elevó a la categoría de Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Menos mal que no negoció, si llega a negociar, hubieran salido en los medios entonando el “Gudari eguna”.

Pudo ser síndrome de Estocolmo, puede ser Alzheimer partidario, memoria de tiburón, desmemoria selectiva o que la gaviota está perdiendo el norte.

Es posible que el Partido Popular no asuma, que el fin de la banda armada, se produzca con un gobierno socialista, sobre todo con un ejecutivo en el que está al frente Rodríguez Zapatero, ese gran fármacos nacional, chivo expiatorio por excelencia. Es muy posible que si ese hecho se produce la supuesta victoria del PP, en 2012, quedara en agua de borrajas.

No terminan de entender, que sería una victoria del Estado, al que ellos también pertenecen, aunque algunas veces se les olvida, otra vez el Alzheimer , sería un triunfo del conjunto de la ciudadanía, es decir de la democracia.

No estudiaron a J. Habermas, faltaron el día que se dio lo del Patriotismo Constitucional, pese a lo que diga el Consejero de la Presidencia de la Comunidad de Madrid: Cuanta más gente esté formada, menos votarán al PSOE. Curiosa sentencia, además de llamar incultos a casi once millones de ciudadanos, la historia demuestra que es todo lo contrario.

Es muy probable, que muchos lideres del PP, en sus mesillas de noche, esté siempre presente el príncipe de Krotpokin y su “Cuanto peor, mejor”, es posible que acaben recobrando la memoria.

A ningún gobierno, se le ocurrió, denominar a ETA y sus entornos, Movimiento de Liberación Nacional Vasco, sólo a gobiernos del PP, otrora complacientes y en la actualidad olvidadizos.

Por mucho que se empeñe el Consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, tampoco han estudiado a Heidegger, si así hubiera sido, sabrían que hay fenomenologías que son irrefutables, aunque el tiempo pase. Ni que todo, se puede deconstruir, como ya advirtió Derrida, y que lo que queda dicho y escrito, tiene su hermenéutica, su realidad y por tanto su necesidad sujeta a fines, como nos enseño Gadamer.

En cualquier caso, animo a los jóvenes y como no, a todos los ciudadanos, que se formen, lean, estudien y adquieran cultura, y así podrán decidir libre y conscientemente a quién quieren votar. Y sobre todo que se forjen en el Patriotismo Constitucional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario