jueves, 10 de marzo de 2011

¡Ojo a los redentores!

Baudilio Cavadas Gormaz

Yo ya sabía que Muammar al-Gaddafi era muy malo, rematadamente malo, pero a día que pasa descubro que eso a lo que se denomina Comunidad Internacional, sin saber quiénes son ni que objetivos pretenden, me recuerdan el error en que involuntariamente incurría. Pues bien, estoy dispuesto a reconocer, ahora, como los demás, que en realidad es malisimo y merecedor de que cualquier entidad o institución que se precie le quiera ajustar las cuentas. ¡Vamos, darle una mano de hostias!

Los últimos, aunque no estoy seguro porque la prensa me ha abandonado, quiero decir que yo la he abandonado y no gasto una perra gorda en ella ni así me maten, ha sido la INTERPOL. Dicen éstos que lo quieren poner a buen recaudo, que es lo mismo que decían los del Tribunal Penal Internacional. En realidad no sé quién lo dijo primero, porque de nuevo ahora ya lo dice todo el mundo.

Lo que no sé es si alguno de éstos o éstas han pensado en el pueblo Libio; o solo en cubrir algunas de sus vergüenzas, porque quizás de haber pensado en el pueblo Libio o parte de él, no hubieran hecho lo que hicieron en el pasado, y ahora no harían lo que están haciendo, esto es, encerrarle en un cajón y ponerle ante la tesitura de luchar o morir, o las dos cosas al tiempo. En fin, demandamos más eficacia y algo menos de oportunismo, porque el pueblo libio, o lo que queda de él no se merece otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario