sábado, 5 de marzo de 2011

En mi barrio, por derecho

Sostiene Pereira.

Cuando oí la primera vez en mi vida ese concepto, fue en mi barrio, Simancas y contaba con unos 12 años. Ni se me paso por la cabeza que estábamos desarrollando la praxis de una de las ideas más complejas de la historia de la filosofía.

La Razón práctica de Kant, que se basa en como debe ser la conducta humana, por tanto no le interesa el ser , sino el deber ser.

Es el “Facttum de la moralidad”, el hecho moral; este hecho consiste en la existencia del deber: todos los hombres tienen conciencia de estar sometidos a prescripciones morales, se sienten obligados a hacer ciertas cosas y a evitar otras.

Los imperativos categóricos mandan la realización de una acción porque esa acción es buena en sí misma (o mandan evitar una acción porque dicha acción es mala en sí misma). No tienen una proposición gramatical, (debes hacer esto, para conseguir esto otro), ni una factibilidad, sino que están sujetos a derecho, es decir a necesidad. Se podría decir que son imperativos iusnaturalistas.

Ni que decir tiene que la frasecita de marras, encerraba una cierta amenaza velada , con un cierre institucional de seguridad, que era !! Pon un poquito de atención!!, cuando se pronunciaba toda está logomaquia junta y en un mismo contexto, se mascaba la tragedia, y quedaba algo así, Esto es por derecho!, !!Pon un poquito de atención!!.

Toda la situación acaecida en Oriente medio y el Magreb, dan la razón, a la Razón de Kant, la característica esencial de la ética kantiana consiste en indicar que una máxima describe propiamente una acción moral cuando cumple un requisito puramente formal: que se pueda hacer universal.

Cómo se han echado los ciudadanos a las calles, para derrocar a dictadores, sátrapas y demás tiranos de una forma global y universal. Igualmente si hubieran democratizado sus países, hubieran trabajado la participación, la solidaridad, la igualdad y no hubieran promovido gobiernos del terror, de una forma universal y sólida, ahora no estarían así.

Sus ciudadanos han seguido la máxima de mi barrio y les han dicho, Esto es por derecho!, Pon un poquito de atención.!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario