lunes, 28 de febrero de 2011

La mezquindad de la derecha

Javier Gil

Este artículo ha sido publicado en www.diarioprogresista.es, el día 12/2/2011

La altura de miras, la nobleza de espíritu, quizá sea la condición que cuando estudiaba la asignatura de Historia más destacaban, mis maestros de entonces, de la actuación de los mandatarios españoles, ya fueran éstos: reyes, militares, gobernadores o modestos ediles, ya fuera en las guerras o en tiempos de paz.

“Ningún hombre ha llegado a ser grande si no ha sido movido por cierta divina inspiración”, decía Cicerón. Nuestra actividad debe proyectarse no sólo para cubrir las necesidades del presente, sino para que en la posteridad nuestro paso por el mundo haya dejado huella.

Así, con nobleza de espíritu y altura de miras, en la historia reciente, actuó Adolfo Suárez, durante su dificil etapa de Presidente de Gobierno. Y más recientemente, con el mismo espíritu, han actuado los sindicatos y la patronal (con su nuevo presidente al frente), en el reciente acuerdo conseguido, y firmado con el Gobierno de España. Sin que hasta el momento el PP, sepa o al menos los ciudadanos conozcamos, si se producirá la adhesión al acuerdo, o no.

Lo anterior, lleva a preguntarme: ¿Porqué la actual derecha de nuestro país, se muestra tan mezquina? Mirando continuamente hacia el suelo, sin altura de miras, apoyando sólo aquello que sirva a sus intereses más inmediatos, y/o partidistas, pero sin pretensión alguna de dejar huella para la posteridad.

Mi conclusión es: o estudiaron otra asignatura de Historia de España, cosa que dudo, o la nobleza de espíritu y la altura de miras, únicamente los utilizan en los discursos, para así llegar lo antes posible a gobernar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario