jueves, 20 de enero de 2011

D. Enrique Tierno Galván en Vista Alegre, primer acto público de la democracia

Javier Gil

El sábado 26 de marzo de 1977, en la antigua plaza de Vista Alegre, se celebró el primer acto público autorizado de la izquierda, organizado por el PSP, (al día siguiente se celebró el segundo, organizado por la CNT, en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes). La entonces naciente democracia, y mis 27 años, han sido recuerdos que esta semana me han rondado la cabeza, coincidiendo con los 25 años de la muerte de D. Enrique Tierno Galván.
De forma masiva la izquierda abarrotó la vieja plaza de toros, dejando a miles de personas sin poder acceder a ella, la calle General Ricardos era una riada de coches y ciudadanos, y los temores de altercados que entonces se albergaban, incluidos los que teníamos los militantes del PSP, como era mi caso, encargados del 'servicio de orden', poco a poco, fueron diluyéndose, hasta convertirse en una fiesta.
Las palabras del viejo profesor, que cerró el acto, tras la intervención de José Bono (entonces presidente de la Federación de Madrid del PSP), Miguel Alonso, Donato Fuejo, Ángel Nombela, y Raúl Morodo, y que fueron acompañadas con constantes gritos, y lemas de los múltiples grupos de izquierda que allí se dieron cita, y reiteradas interrupciones, dejaron el viejo coso en silencio. Comenzó su intervención rogando, a los presentes, la cortesía de que se le escuchara, y claro que se le escuchó. "Se nos dijo que era una convocatoria de locos, que aquí íbamos a tener que hablar el lenguaje de lo que nos escucharan, y también que vendrían muy pocos. Ya veis, es la primera vez que se reúnen cerca de veinticinco mil personas en un acto de esta naturaleza para afirmar su condición de demócratas y su voluntad de la instauración de una democracia definitiva....", y prosiguió, "No empañemos este acto que simboliza a toda la izquierda, porque este es un acto de toda la izquierda...Que no se diga que, seducidos por una u otra emoción, hemos faltado aquí a la convivencia o malbaratado nuestra seriedad y responsabilidad. Puesto que la razón está con nosotros, reclamo la razón y su lenguaje y os pido que demos testimonio de orden y convivencia....Quizá se hayan reiterado con exceso algunos gritos...aunque sean comprensibles como reflejos condicionados por cuarenta años de silencio".
Y continuó su intervención sin que los presentes, hicieran otra cosa que escuchar atentamente. Puedo asegurar que lo recuerdo como algo casi mágico, milagroso, pero así fue y así lo cuento. El resto de la trayectoria, del que posteriormente fuera Alcalde de Madrid, es más conocida, por todos; sus famosos bandos, su aceptación por amplios sectores de la sociedad madrileña, no solamente de izquierdas, y el cambio producido en la Capital, durante su mandato, es objeto, en estos días, de múltiples e ilustres comentarios, que yo no voy a reiterar, ni seguramente a mejorar.

1 comentario:

  1. Yo era muy joven cuando "el viejo profesor" nos llego a todos como un rio de sabiduria y bondad, a todos nos recordaba a aquel sabio patriarca que te coge de la mano para que vayas por el camino correcto de la vida

    ResponderEliminar