miércoles, 12 de enero de 2011

Crónica de Sociedad desde Chamartín


Baudilio Cavadas Gormaz

Ayer por la tarde en Chamartín fue turno de presentación de candidatos a concejales del Ayuntamiento de Madrid. El marido de una compañera presentaba, sin rubor alguno, y con todas las de la ley, a su esposa amantísima, pues que otra cosa puede esperarse de un esposo abnegado; una de nuestras vocales se ocupó ampliamente de sus amigos, incluso de alguno que no lo era, pero que pretende serlo para cuando llegue la ocasión; el presidente, trastabillándose y, por alguna razón que desconozco, sin ser capaz de decir lo que realmente quería decir; algunos muy jóvenes, casi recién llegados, presentando al Secretario General como un campeón de la tenacidad y el esfuerzo político, todo ello, evidentemente, avalado por los votos que recibe el Distrito elección tras elección; el Secretario de Organización, y probable sucesor, haciendo lo propio con diestro y siniestro, pues parecía que le faltaba papel. El que suscribe, mirando una hoja que poco antes había impreso para recordar el nombre que un amigo le había soplado. En fin, personas todas ellas sobradas de mérito y capacidad, amen de honradez…… Reconozco mi parte de culpa y espero reflexionar, aunque debo decir que también hubo presentaciones más certeras, al menos desde mi punto de vista. Por ejemplo la de Manuela Ballesteros, de la que no incluiré sus méritos; también las hubo verdaderamente apasionadas y de corazón………….. como la que hizo Julián Melero sobre Miguel Sagües, o la de mi apreciado Chazarra. Pero en todo caso, debo decir que, si bien en la actualidad dicho método carece casi por entero de valor, no sería así si se dispusiera de una segunda vuelta dentro de la propia Agrupación, esto es, la votación nominal y secreta de todos los nombres propuestos y con un punto de corte razonable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario