lunes, 31 de enero de 2011

El fin del Nihilismo

Sostiene Pereira

Con un artículo espectacular el país del domingo 16 de Enero del 2011, firmado por Juan G. Bedoya, “El Papa concluye la reforma de la eternidad”, básicamente la iglesia católica acaba con el Nihilismo, como teoría filosófico-política.
No es un tema baladí, dado que el nihilismo ideológico ha estado asimilado conceptualmente a la izquierda libertaria o utópica , creyendo muchos intelectuales de izquierdas que su principio es Nietzsche. Craso error dado que esa asimilación con la teoría anarquista, con el radicalismo autogestionario y libertario, con las diferentes formas de acracia, fueran anarcosindicalistas, colectivistas o autogestionarias, son antitéticas con la ideología nihilista.
Pero la manipulación va mucho más allá, ni siquiera el padre del nihilismo es Nietzsche, ni plantea la negación del mundo en su totalidad. Turgheniev en su obra padres e hijos, nos describe a través del personaje Bazarov, el pensamiento nihilista y N. G. Cernys Hevekij en su obra Cto Delat? (¿Qué hacer?), hace lo propio con un personaje revolucionario, llamado Rechmetov, quién duerme sobre clavos a fin de habituarse a soportar el dolor y aprender a templar su carácter.
El nihilismo no está dominado por la negación en la búsqueda de la superación, está en un dominio cínico: La utilidad”. Siendo la utilidad una de las expresiones más burdas del materialismo. Autores como Beradiev apunta la relación entre nihilismo y la religión cristiana. Igual que los ascetas orientales negaban la cultura y el mundo que veían “situado en el mal”.
Pero su relación con el cristianismo tiene un marcado carácter antropológico y sobre todo familiar, estos idealista terrenales, fueron hijos de sacerdotes orientales, de curas ortodoxos, sus hijos se formaban y educaban en seminarios, al igual que en España muchos nihilistas se formaron en seminarios. Formados en ideales cristianos de justicia social .
El problema es que cuando los hombres santos, los religiosos, los elevados espirituales se salen de sus templos, de sus sueños oníricos, se salen de sus centros espirituales e intentan intervenir en la sociedad civil, el resultado final siempre es devastador, porque en general aunque no lo saben preconizan un materialismo rudo y utilitarista antes que cualquier idea elaborada, te quieren salvar hasta sin contar contigo, sobre todo sin contar contigo, para ellos la muerte es una salvación dado que la negación del mundo es creer en una especie de cielo para los justos, por lo tanto la muerte es lo de menos, sobre todo la de los demás.
La noticia era que Juan Pablo II clausuro, el cielo , el infierno y el limbo, explico que eran estados espirituales del hombre, Benedicto XVI clausura ahora el Purgatorio que parece ser que es un “Fuego Interno” del pecador. Es el fin del nihilismo filosófico, también del nihilismo violento instalado en España.

viernes, 28 de enero de 2011

Escritores y antihéroes


Yolanda Delgado Batista

A lo largo de la historia encontramos tantos escritores que han estado y están comprometidos con su tiempo, que lo más justo sería componer una lista detallada de todos ellos, pero arriesguémonos citando algunos nombres: Anna Ajmátova, Marina Tsvetáieva, Hannah Arendt, George Orwell, Albert Camus, Jean Paul Sartre, Primo Levi, Mahmud Darwish, Edmond Jabés, Cabrera Infante, Saramago, Vargas Llosa, Amos Oz… Sus plumas se afilan cuando se sienten en la urgente necesidad de denunciar la injusticia social, siempre incómodos para la derecha y para la izquierda. Escritores que van más allá de las ideologías, que no claudican a ejercer su derecho a la crítica, y preservan su pensamiento, y su palabra, de cualquier contaminación, dispuestos siempre a pagar el precio que sea necesario, con el exilio, la cárcel, la prohibición de sus obras o incluso la muerte. Han sido y son portavoces de un análisis más amplio de la realidad que nos viene impuesta, la mayoría de las veces fabricada sobre discursos convincentes que nos mantienen alienados, alejados de la miseria, de la explotación laboral y de la opresión política.

Como Diógenes Laercio ponen en evidencia lo ridículo de la economía salvaje que destruye al género humano y al planeta. Ellos optan por un “yo” que tiene voz propia para reivindicar un “nosotros” que pide a gritos un compromiso y una renovación honesta. Ellos reivindican la “Historia” que sufre la enfermedad de la desmemoria interesada, en la que todo puede borrarse si no resulta conveniente, y que sin embargo, tanto podría enseñarnos a la hora de encauzar nuestro futuro. Pero en su ambiciosa lucha, estos antihéroes, se lanzan a la desesperada intentando recuperar el valor primigenio de las palabras, que hoy más que nunca, han perdido su esencia y el poder que ejercían, capaces de dinamitar de un plumazo la realidad en mil pedazos. Las palabras se han convertido en meros arquetipos, han echado por tierra su credibilidad, su fuerza ¿Es que las palabras se han vuelto inútiles para nombrar este desasosiego? ¿Sólo pertenecen a discursos mediáticos o a los titulares informativos? Pobreza, solidaridad, justicia, compromiso, política, ética, explotación, libertad, igualdad, honestidad, ¡paz!... Nos hemos acostumbrado a un reduccionismo peligroso de las situaciones que afectan al mundo con palabras estereotipadas que funcionan como códigos políticos, publicitarios o mercantiles.

Estos revolucionarios del lenguaje recuperan las palabras de las cenizas y la desnudan en público, despojándolas de todo aquello que las ensombrece. En esto del lenguaje, todos nos hemos convertido en funcionarios al servicio de los tópicos, de los clichés, de las metáforas desacertadas que tan sibilinamente nos mantienen a una distancia aséptica de la realidad. Quizás el trabajo de los escritores comprometidos sea devolver a las palabras el valor de nombrar las cosas desde varios ángulos, sin derecho a la exclusión, y con la obligación de encontrar un entendimiento donde confluyan todas las interpretaciones. Quizás su labor pase por despertarnos de esa alucinación en la que estamos inmersos para sobrevivir tempestades dolorosas que afectan al “nosotros”. Quizás la literatura esté tomando el testigo de la vida, mientras el mundo va inventado formas para evadirse de la misma. Ojalá llegue ese día en el que los escritores no sufran en sus vidas y en su literatura el peso de la injusticia. Ardua, dolorosa tarea, contra toda esperanza.

Este articulo se ha publicado en www.islasanborondon.com, el 26 de enero de 2011

jueves, 27 de enero de 2011

El pequeño empresario y el empleo


Javier Gil

Nadie tiene dudas que, salvo excepciones, tradicionalmente la actividad de panadería, pastelería artesana (en el sentido real del término), han sido siempre labores desarrolladas por las conocidas como 'pymes' (pequeñas y medianas empresas). Además, tratándose de una actividad reñida, por pura filosofía, con las grandes empresas, las cadenas de producción, la robotización....y todo aquello que no sea hacer las cosas como deben hacerse, está desterrado. Siempre se han llevado a cabo en pequeños obradores, tahonas, pequeñas empresas, de no más de 15 asalariados, como media.
Por ello, y como parece que lo anterior no admite duda, nos encontramos, junto a las dificultades históricas que el pequeño y mediano empresario siempre han padecido, los mismos problemas, al que ahora se le añaden los propios de la larga crisis que padecemos.
Partiendo de la base que las conocidas como pymes, han sido las empresas que más empleo han destruido, en los últimos dos largos años que venimos sufriendo de crisis. Y, como no parece que, a corto plazo vaya a variar mucho; pues el crédito es inexistente (los bancos son así), al menos en España, como dice el ilustre profesor de economía Antonio Miguel Carmona, los bancos: "Nos ponen el paraguas cuando hace sol, y nos lo quitan cuando llueve", y sin crédito, todos lo sabemos, no hay emprendedor que pueda llevar a cabo sus iniciativas, por mucho que se empeñe.
Si además, resulta que según Doing Business Index del Banco Mundial, nos indica que, en España, sólo el 5,7 %, piensan emprender en los próximos tres años, frente al 14 %, en los EEUU, y hasta el 41 %, en un país emergente como Argentina. Las expectativas no son muy halagüeñas. Por otra parte, parece también que entre nuestros universitarios, sólo una minoría, tienen previsto ser empresarios en el futuro, frente a la gran mayoría que pretenden trabajar por cuenta ajena, cuando terminen sus estudios.
El empleo no lo generan, como sabemos, los ricos, los acaudalados, que suelen normalmente vivir de rentas, incluso hasta agotarlas, dejando pobres, si cabe, y sin ningún pudor a las siguientes generaciones. La riqueza la generan de siempre, los emprendedores, generalmente pobres (nuestro país tiene claros y manifiestos ejemplos de ello), y es a quién lógicamente hay que apoyar, con todo tipo de medidas, y sobre todo con liquidez, con crédito, y con la máximas facilidades de nuestras Administraciones Públicas. Siempre será socialmente más útil, dar crédito, a un pequeño empresario, para montar una pequeña panadería, pastelería...etc, que creará, sin duda, 5 ó 6 puestos de trabajo, que para comprar un Ferrari, por poner un ejemplo. Claro entonces: "España iba bien", que no se le caía de la boca al anterior Presidente del Gobierno, y las cigarras hacían su agosto, pero este país, al menos yo lo creo, es un país de hormigas, así lo aprendí de mis padres.
Mientras que nuestra sociedad, en su conjunto, no sea consciente de ello, las sucesivas crisis nos acompañarán irremediablemente, cuando corresponda el ciclo, y saldremos de ellas de los últimos, como siempre. No quiero dejar una impresión negativa de la situación futura a corto plazo, pues estoy convencido, que se ha tocado fondo, y este año será mejor. Sí insisto en lo anterior, o tomamos conciencia de lo que somos o repetiremos el error, una y otra vez, sin ninguna duda.

Este artículo se publicó en www.hornoparabollosypan.con, el 14 de enero de 2011

miércoles, 26 de enero de 2011

Las cajas de ahorro, el rescate responsable

Antonio Miguel Carmona

Este artículo ha sido publicado en El análisis de www.elplural.com, el día 25/1/2011


Las instituciones financieras, unos gigantes con pies de barro por culpa de la exposición al mercado inmobiliario

El Gobierno de la Nación ha apostado por financiar a aquellas instituciones financieras españolas que tengan problemas de liquidez, pero, esta vez, garantizando el control a través de un proceso de nacionalización que posteriormente se convierte en una bancarización y privatización no exenta de riesgos.

Se presentan en las instituciones financieras españolas dos problemas cuyo cocktail sólo puede redundar en un efecto indeseado sobre todas ellas. Por un lado el bloqueo del mercado de capitales a nivel internacional y, más internamente, la enorme exposición a un mercado inmobiliario en el que los créditos al promotor se transforman en insolventes y cuyos precios a la baja no garantizan las hipotecas otorgadas con alegría.

Con el agua al cuello
De esta manera, para que todos nos entiendan, las instituciones financieras españolas le pidieron prestado a otros bancos (el mercado de capitales) y financiaron miles de pisos que en estos momentos no se venden. Llegan los vencimientos y han de devolver a los acreedores aquello que recibieron, pero, al no recibir a su vez la liquidez de las inmobiliarias a las que prestaron, podrían en el peor de los casos suspender el pago a los bancos internacionales. Por ejemplo, tienen que devolver 10 y sólo les entra 2. En condiciones normales los mercados de capitales refinanciarían, pero, ay, en estos momentos se encuentran cerrados.

Morosidad o daciones en pago
Los bancos y cajas españoles tienen una cobertura de riesgo elevada, lo cual es bueno, y una morosidad menor a la de muchos países, lo cual es falso. ¿Falso? Una mancha en el expediente, la sobreexposición al mercado inmobiliario. Mancha que no se refleja en los índices de morosidad, sino que reciben los pisos en daciones en pago transformándose los bancos y cajas españolas en auténticas agencias inmobiliarias. Es una forma de ocultar en el activo una morosidad encubierta.

¿De cuánto dinero estamos hablando?
Moody´s señaló que las instituciones financieras españolas necesitan entre 17.000 y 89.000 millones de euros (con un margen así es difícil equivocarse). El Gobierno de la Nación señala que estamos hablando de una cantidad que ronda los 20.000 millones de euros. Una cifra que se daría a través del Banco de España. El mecanismo del FROB desatascaría esta falta de liquidez. Hay que recordar que no se trata de dinero de presupuesto, no es dinero-gasto, sino dinero-financiación.

¿Cuál es la verdadera exposición al mercado inmobiliario?
La cartera crediticia total del sistema financiero español asciende a 1,8 billones de euros, de los cuales 154.000 millones de euros es Deuda Soberana española (aproximadamente), 86.000 Deuda portuguesa y 47.000 Deuda italiana. Pero, lo relevante es que la exposición al mercado inmobiliario de las instituciones financieras españolas, empero, hay que cifrarla en 445.000 millones de euros, una cantidad que convierte a las entidades teóricamente más solventes del mundo en gigantes con los pies de barro.

Cajas o bancos
Sería conveniente, por cierto, generar la menor presión posible a las cajas de ahorro. Me refiero que, todo hay que decirlo, las cajas y los bancos españoles poseen una Deuda Soberana del Estado que asciende a la cantidad reseñada.

El nivel de recursos propios de las cajas es mayor que el de los bancos. Entonces, ¿cuál es el problema? Que esta virtud es compensada por una mayor exposición de las cajas al mercado inmobiliario. A las cajas de ahorro, en mayor medida, se les ha ido la mano a este respecto.

¿Qué hacer?
La idea de todos los países del mundo, ante la crisis de demanda que provoca morosidad (o daciones en pago), y el cierre de la oferta crediticia, ambas funcionando como una soga al cuello de las instituciones financieras internacionales, ha sido la de impulsar la financiación de las entidades. De esta forma, ante la previsible en su día caída de Bank of America, el Gobierno de Estados Unidos se hizo con el banco, inyectando liquidez por importe de 138.000 millones de dólares. De la misma forma se operó con el CitiBank, o, en el Reino Unido con el Royal Bank of Scottland, entre otros muchos ejemplos.

Españoles al rescate
El Gobierno ha calculado en 20.000 millones de euros las necesidades de liquidez que irán a parar, especialmente, a aquellas cajas o bancos que menos recursos propios tengan. De esta manera se obligará a muchos a aumentar los recursos propios con el fin de intentar evitar entrar a financiar desde la Administración Pública.

Primer paso: core-capital
A las entidades con problemas se les exigirá aumentar su core-capital hasta el 8%. ¿Qué es el core-capital? Los recursos propios, es decir, el capital más las reservas. A partir de ahí se aprobaría una financiación por parte del FROB. Se trataría de dinero prestado, es decir, en condiciones de mercado, de tal manera que en modo alguno es dinero del contribuyente, para entendernos. Esta forma de actuar garantiza que no aumenta el déficit público y que el Banco de España se comporta como un banco capital para el resto de bancos.

Bancarización y nacionalización
Pero la financiación -especialmente a las cajas incapaces de alcanzar ese ratio de core-capital-, se haría obligándolas a emitir acciones, de tal manera que estarían convirtiéndose en bancos. Esas acciones estarían a disposición del sector público a cambio del capital necesario, por lo que estamos hablando en principio de una nacionalización.

Lo urgente
Lo urgente se habría logrado: inyectar liquidez con un mayor control público. De esta manera las entidades verían bajar el nivel del agua al cuello y alcanzarían a devolver, por ejemplo, los vencimientos. La solvencia en los mercados de capitales se recuperaría y el sistema, en principio, volvería a fluir.

Privatización definitiva
El 50% del sector público empresarial español es (era) público: las cajas de ahorro. Ahora, unas, las sanas, a través de las cuotas participativas ven entrar a los bancos y por lo tanto a su privatización por la recepción de capital con derechos políticos. Las insanas, por su lado, pasarán a formar parte del mercado: en un proceso de financiación, nacionalización, privatización, acabarán siendo privadas.

Sin sector público financiero
España, paulatinamente, se iría quedando sin sector público financiero. Las cajas dejarían de financiar (si es que últimamente lo hacían) aquellas partes del sistema financiero que por riesgo o tiempo no financiaba el sector privado. Los bancos te prestan un paraguas cuando hace sol y te lo quitan cuando llueve.

La necesidad de un sector público empresarial
Hay partes de la estructura económica que el sector privado financiero es incapaz de financiar. El nuevo emprendimiento, determinadas exportaciones, gran parte de la innovación tecnológica, determinados activos de algunas familias, los nuevos yacimientos de empleo, la economía verde, en gran medida el crecimiento a largo plazo. A pesar de que por urgencia la medida es importante, deberíamos cuidarnos de poder financiar a aquellas partes de la estructura a las que no llega la banca privada. Es ahí donde una prudente y solvente banca pública garantizaría en parte cubrir las necesidades e, incluso, optimizar el mercado.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

lunes, 24 de enero de 2011

Azurro

Antonio Miguel Carmona

El presente artículo ha sido publicado en www.elplural.com, el 24/11/2011

Cuando cerramos los ojos vemos la Italia de Botticelli, la de Palmezzano o la de Mantegna. Sin embargo, cuando los abrimos, vemos una Italia en decadencia con un pueblo culto dirigido por un imbécil. Italia es capaz de todo : desde esculpir como Donatello a fintar como Mazzola. Pero es también capaz de no saber quitarse de encima aquel presidente del Gobierno que no parpadea al depravar su intimidad o al ensuciar las instituciones.

Nada podría objetársele a Silvio Berlusconi por el hecho de que deseara prosperar en el mundo empresarial aquel día de 1974 cuando fundó Telemilano. Algunos, incluso, aplaudieron que fuera el principal artífice en la ruptura del monopolio de la RAI. Pero -¡ay de aquellos conservadores que no entienden el mercado (casi todos)!-, cuando a lo largo de los años observamos en los medios de comunicación italianos un grado de concentración sin igual. Berlusconi ha sido capaz de dominar las televisiones y sus audiencias, y, ciertamente, los medios de comunicación escritos tales como Il Giornale o La Reppublica. Desde su presencia en Francia a través de Le Cinq, su proyección exterior, además, no ha sido pequeña. Incluso, como se sabe, juega con otros sectores tales como la venta minorista a través de las tiendas Blackbusters. En fin, una especie de spaguetti Kane salpicado de escándalos empresariales.

Una historia que comenzó relacionándole con la tangentópolis y que, en honor a la verdad, pareció librarse por los pelos. No así, de otros escándalos, sus principales colaboradores: qué sospechoso resulta que casi todos sus próximos hayan sido, acusados y, en no pocos casos, encarcelados por la justicia italiana. El caso de Cesare Pavitti es tan evidente que su presencia entre rejas no ha dejado ninguna duda de que Berlusconi no podía ser ajeno a las prácticas llevadas a cabo en su imperio, así como las relaciones más que dudosas con la Administración italiana que él mismo dirige.

Pero uno puede llenar de mierda su propia casa, sin embargo, cuando desde la Jefatura de Gobierno pretende convertir a su propio país en una fosa séptica, entramos en males mayores que, de no poner freno, acaba en la desolación, la oligarquía y el esperpento.

Lo más escandaloso del mandato de Berlusconi, desde mi punto de vista, fue la Ley 124/08, la denominada ley Alfano -en dudoso honor del que fuera su ministro de Justicia, Angelino Alfano-, que preveía la suspensión de cualquier tipo de procedimiento penal contra el Presidente del Consejo de Ministros, contra el Presidente de la República, contra el Presidente del Congreso y contra el Presidente del Senado : un escándalo. Una Ley heredera de la barbaridad de norma que representó la Ley Maccanico-Schifani de 2003, cuasimafiosa en su articulado, que fue afortunadamente declarada inconstitucional. Esta vez la Ley Alfano, además, obedecía a un problema personal de Berlusconi : su procesamiento por el asunto Mills. Todavía algo se mueve en Italia cuando el 7 de octubre de 2009 el Tribunal Constitucional de Italia declaró inconstitucional la Ley Alfano. Menos mal.

Para la democracia italiana de aquellos polvos vinieron estos lodos. Para Silvio Berlusconi, de aquellos lodos han venido unos polvos que han llenado de frivolidad la imagen de la nación de Pirandello. Si no, por cierto, de presuntas relaciones delictivas con menores que han llenado de escarnio la opinión pública internacional. Vuelvo a cerrar los ojos.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

domingo, 23 de enero de 2011

Si la mayoría no comparte tus valores

Ignacio Urquizu

Este artículo se ha publicado en el diario EL PAÍS, el día 21 de enero de 2011

La estrategia de la crispación no responde a una posición ética o moral. Los que la emplean pretenden presentarse como los defensores de las esencias y de la pureza de unos valores, pero lo cierto es que la confrontación política no es más que una táctica pensada para ganar elecciones. Su objetivo es doble: movilizar al electorado más próximo y, al mismo tiempo, alentar la abstención de los votantes del partido rival y de los moderados.Este tipo de estrategia no es nuevo y ha sido ampliamente utilizada en Estados Unidos. En 1800, en la campaña electoral entre Thomas Jefferson y John Adams, un periódico de la época advirtió que si Jefferson era elegido presidente, el asesinato, la violación y el adulterio estarían permitidos. Años más tarde, en 1828, el candidato Andrew Jackson, uno de los fundadores del Partido Demócrata, sufrió una brutal campaña de desprestigio. Recibió tanto insultos como, por ejemplo, ser hijo de una prostituta. O en fechas más recientes, bajo la presidencia de Bill Clinton, el Comité de Acción Política del Partido Republicano recomendó referirse al presidente usando los calificativos de "patético", "enfermo", "traidor" o "corrupto".La derecha española ha importado a nuestro país esta estrategia porque hay algo que une a EE UU y a España: la mayoría de los ciudadanos se siente más próxima a los partidos progresistas. En España, si analizamos las encuestas del CIS, observaremos que la sociedad es mayoritariamente de centro-izquierda. Algo similar ocurre en Estados Unidos. José María Maravall ha analizado las encuestas de CBS/ New York Times para el periodo 1992-2007 y ha observado que solo en dos de las 104 muestras, los republicanos tenían cierta ventaja sobre los demócratas (La Confrontación Política, 2008, Taurus).Por lo tanto, en los casos español y norteamericano la estrategia de la crispación pretende que la derecha pueda ganar las elecciones en una sociedad donde la mayoría no comparte sus valores. Esta confrontación sólo desaparecerá una vez alcance el poder.Ahora bien, el riesgo de emplear este tipo de estrategia es doble. Por un lado, la dureza de los argumentos puede ser tan elevada, que algún perturbado se puede sentir legitimado para cometer una barbaridad. Por otro, este tipo de estrategia cierra todas las puertas a posibles acuerdos o puntos en común sobre aspectos fundamentales para una democracia, como puede ser la renovación del Tribunal Constitucional o un pacto global para salir de la crisis.Además, la democracia se hace más débil, puesto que el debate político se embrutece. ¿Por qué escuchar los argumentos de los progresistas cuando, en palabras de Karl Rove, "los liberales miran a Estados Unidos y ven campos de concentración nazis, gulags soviéticos y las tierras mortales de Camboya?".

Ignacio Urquizu es profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid

viernes, 21 de enero de 2011

AGENCIAS DE CALIFICACIÓN CREDITICIA

Noel Leunam

Cuentan las crónicas de la Historia Económica Mundial que cuando John Maynard Keynes abandono Cambridge en 1905 y se presento a los exámenes del Servicio Civil del Gobierno Británico, quedo muy mal en Economía (¿), siendo su explicación característica: “Seguramente los examinadores sabían menos que yo” (esto, que le ocurrió a Keynes, no es extraño ni raro en la vida de los grandes heterodoxos: tampoco Salvador Dalí aprobó su examen de acceso a la Escuela de Bellas Artes de Madrid), lo que no fue óbice para que Keynes no pudiera prestar sus servicios a la Administración Civil británica y tuviera que entrar en la llamada Oficina de la India donde, para beneficio de la causa económica mundial, alivio su aburrimiento trabajando en cuestiones económicas probabilísticas y monetarias lo que le permitió volver a Cambridge con una beca y trabajar con el gran Alfred Marshall, al que pronto, con sus trabajos, dejo anticuado. Suerte que tuvimos el resto de los humanos gracias a labor, a veces desagradable, de esos examinadores.

Contamos esto porque en la vida, en casi cualquier actividad, es necesario que existan unas personas o instituciones que ejerzan de examinadores y calificadores de esa actividad y en esta situación de histeria colectiva en la que vivimos por la gran crisis económica que nos atenaza y que en con una miope visión adanistica pensamos que es la primera y mas grande que ocurre en la historia de la humanidad, existen unos instrumentos de los mercados financieros internacionales que han sido identificados por casi todos los informes públicos y privados como unos de los grandes y principales culpables de dicha crisis: las Agencias de Calificación Crediticia o Agencias de Rating.

En efecto, estas Agencias, que en su momento dieron las máximas calificaciones a emisiones e instrumentos financieros de dudosa solvencia que después acabaron quebrando y además, después, no corrigieron esas calificaciones para adaptarlas al deterioro de esa solvencia de emisiones e instrumentos calificados (caso Enron, caso Lehman Brothers, Madoff, etc..) todavía hoy, con su cruda actuación, se han convertido en el terror de los Gobiernos de los Estados que, con mayor o menor acierto, están intentando capear los efectos devastadores de ese maremoto económico que está arrastrando al mundo occidental y sus ciudadanos hacia no se sabe donde.

La modificación de la regulación jurídica de estas Agencias (Reglamento Comunitario 1060/2009 y diversas medidas legislativas en los Estados Unidos) que ha pretendido establecer los requisitos mínimos de organización y operación de las mismas para que sus calificaciones puedan ser utilizadas con fines reglamentarios por entidades de crédito, empresas de inversión financiera, entidades de seguros y otros intermediarios financieros, sin embargo, no ha conseguido atajar los problemas de fondo de su actuación que son, fundamentalmente, la falta de competencia real entre ellas, pues forman un fuerte oligopolio, y el conflicto de interés que surge al ser la entidad calificada la que abona el servicio de evaluación a la agencia calificadora.

No proponemos la desaparición ni el debilitamiento de estos instrumentos de control del riesgo financiero, pues nos parece básica su existencia. Lo único que decimos es que esta actividad calificadora hay que regularla de otra manera, mas acorde con los principios de transparencia, competencia e interés publico y general que redunden en el beneficio y bienestar del conjunto de la ciudadanía, no vaya a ser que, con tan mezquina actuación del mundo del capital, fueran ciertas y todavía vigentes estas palabras: ”… ni el mejoramiento de la maquinaria, ni la aplicación de la ciencia a la producción, ni un plan de comunicación, ni la apertura de mercados, ni el libre comercio, ni todas esas cosas juntas terminaran con la miseria…” (1864, Proclama a las clases trabajadoras de Karl Marx en el mitin en Londres de la Primera Internacional, 28 de septiembre). Algunos estamos empezando a dudar y nos preguntamos si este no llevaría razón.

Los gobiernos, especialmente los occidentales, deben ponerse a ejecutar esta tarea, sin esperar ni un minuto mas, pues, creo que estamos todos de acuerdo, no debe existir poder sin responsabilidad y existe un consenso internacional de que estas Agencias calificadoras tienen un poder cuasi omnímodo y debe exigírseles una responsabilidad proporcionada a ese poder.

jueves, 20 de enero de 2011

D. Enrique Tierno Galván en Vista Alegre, primer acto público de la democracia

Javier Gil

El sábado 26 de marzo de 1977, en la antigua plaza de Vista Alegre, se celebró el primer acto público autorizado de la izquierda, organizado por el PSP, (al día siguiente se celebró el segundo, organizado por la CNT, en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes). La entonces naciente democracia, y mis 27 años, han sido recuerdos que esta semana me han rondado la cabeza, coincidiendo con los 25 años de la muerte de D. Enrique Tierno Galván.
De forma masiva la izquierda abarrotó la vieja plaza de toros, dejando a miles de personas sin poder acceder a ella, la calle General Ricardos era una riada de coches y ciudadanos, y los temores de altercados que entonces se albergaban, incluidos los que teníamos los militantes del PSP, como era mi caso, encargados del 'servicio de orden', poco a poco, fueron diluyéndose, hasta convertirse en una fiesta.
Las palabras del viejo profesor, que cerró el acto, tras la intervención de José Bono (entonces presidente de la Federación de Madrid del PSP), Miguel Alonso, Donato Fuejo, Ángel Nombela, y Raúl Morodo, y que fueron acompañadas con constantes gritos, y lemas de los múltiples grupos de izquierda que allí se dieron cita, y reiteradas interrupciones, dejaron el viejo coso en silencio. Comenzó su intervención rogando, a los presentes, la cortesía de que se le escuchara, y claro que se le escuchó. "Se nos dijo que era una convocatoria de locos, que aquí íbamos a tener que hablar el lenguaje de lo que nos escucharan, y también que vendrían muy pocos. Ya veis, es la primera vez que se reúnen cerca de veinticinco mil personas en un acto de esta naturaleza para afirmar su condición de demócratas y su voluntad de la instauración de una democracia definitiva....", y prosiguió, "No empañemos este acto que simboliza a toda la izquierda, porque este es un acto de toda la izquierda...Que no se diga que, seducidos por una u otra emoción, hemos faltado aquí a la convivencia o malbaratado nuestra seriedad y responsabilidad. Puesto que la razón está con nosotros, reclamo la razón y su lenguaje y os pido que demos testimonio de orden y convivencia....Quizá se hayan reiterado con exceso algunos gritos...aunque sean comprensibles como reflejos condicionados por cuarenta años de silencio".
Y continuó su intervención sin que los presentes, hicieran otra cosa que escuchar atentamente. Puedo asegurar que lo recuerdo como algo casi mágico, milagroso, pero así fue y así lo cuento. El resto de la trayectoria, del que posteriormente fuera Alcalde de Madrid, es más conocida, por todos; sus famosos bandos, su aceptación por amplios sectores de la sociedad madrileña, no solamente de izquierdas, y el cambio producido en la Capital, durante su mandato, es objeto, en estos días, de múltiples e ilustres comentarios, que yo no voy a reiterar, ni seguramente a mejorar.

El viejo profesor

Antonio Miguel Carmona

Publicado en www.diarioprogresista.es, hoy 20/1/2011, en CARTA DEL DIRECTOR

“El mucho amor a nuestra lengua no nos debe llevar a aborrecer las novedades que con el tiempo se introdujeron en ella para designar con justeza cosas y comportamientos que no gozaban anteriormente de vocablo singular y adecuado. Así ha ocurrido con los que viajan por curiosidad y placer, que llámanse ahora turistas, sin que la consulta de muchas, copiosas y autorizadas fuentes del castizo decir nos haya permitido encontrar palabra en nuestro natural castellano que signifique propia y ajustadamente lo que el nuevo vocablo expresa”

Así comienza don Enrique Tierno Galván aquel bando del tres de febrero de 1982 dedicado al turismo y que, como tantos otros, llenaba de gozo a los ávidos lectores de las paredes, vecinos y viandantes, residentes y turistas, comerciantes, paseantes, madrileños todos, hubieran nacido aquí o no, estuvieran de paso o residiendo, asomados al balcón de la modernidad o enclaustrados en los patios del pasado.

Siete años con Tierno que llenaron Madrid, sobre todo, de un nuevo espíritu que con el tiempo ha logrado desaparecer por sus propios méritos y por la escasa capacidad de liderazgo y de orientación de un Gobierno municipal, el de la derecha, que lleva ya en la villa veintidós largos años que parecen interminables.

La pluma de que fuera catedrático de Derecho Político y primer traductor del Tractatus de Wittgenstein, no firmó únicamente bandos para deleite de muchos, sino reformas que hicieron que Madrid añadiera a su apelativo de villa y Corte, el de concejo de vecinos que participaban en los Plenos municipales de aquel entonces. Es posible que el procesamiento en 1957 del que ya de joven era el viejo profesor o su expulsión de la universidad en 1965 –junto con Agustín García Calvo y José Luis López Aranguren-, hicieran que su talante, aún reservado, fuera suficientemente abierto a lo nuevo y a lo joven : justo lo que Madrid entonces, y ahora, necesita.

Fue el PSOE el que allá por los sesenta le expulsó tras darle curso al expediente de desviacionismo que ahora se ha venido a recordar. Fundador en 1968 del Partido Socialista del Interior, organización que derivó en el Partido Socialista Popular en 1974, Tierno fue un socialista convencido, un progresista comprometido, un profesor admirado.

La unidad de los socialistas allá por 1978, su reincorporación al PSOE, y, sobre todo, su acceso a la alcaldía de Madrid tras la victoria de la izquierda en abril de 1979, la suma de los de entonces, fue la primera ventana en abrirse. No es menester en tan breve espacio hacer un relato de las reformas que se proyectaron, ni de los proyectos que se pusieron en marcha, ni siquiera de los detalles, ni de los bandos. Es cuestión, quizás sea éste el tiempo, en el momento en el que se conmemora los veinticinco años de su muerte, la ocasión para recordar aquel primer aire fresco.

De Enrique Tierno Galván hemos heredado, sobre todo, ese espíritu. Una parte de rebeldía, muchos libros por leer, las ganas por hacer, el placer del deber cumplido, lo colectivo y esa sensación de tener pendiente aún cambiar las cosas : porque todavía quedan por cambiar, de verdad, muchas cosas.

Queda en su recuerdo una bocanada de viento, la nueva cultura, la gente en la calle, el silencio de los siniestros, la movida. Hay razones en la política que nacen del corazón, que se sienten en las caricias y en los alientos. Razones que parten las más veces de las sensaciones y que hacen que la gente sonría, que el tiempo pase como ganándolo, que no quede en la memoria tan solo el recuerdo de lo vivido, sino lo que nos queda por vivir.

martes, 18 de enero de 2011

Aznar y la prudencia

Antonio Miguel Carmona

Publicado en www.elplural.com, el día 17/1/2011

José María Aznar, siguiendo una tradición que por histriónica no deja de recordarnos aquellos tiempos en los que era aún más aficionado al exabrupto, lleva varios meses en los que la prudencia no ha representado la más sobresaliente de sus cualidades.

A Aznar se le conoce la faceta de ecologista por ser uno de los pocos presidentes de nación que negó el cambio climático. En política exterior pasará a la historia como uno de los cuatro líderes que en la Cumbre de las Azores cometió el hasta ahora mayor error geoestratégico de lo que llevamos de siglo XXI.

Más aún, como patriota es conocido en los nacionalismos periféricos como aquel que cedió todo lo que se le pidió en el famoso acuerdo del Hotel Majestic de Barcelona, trato que representó el paso que le garantizaba la investidura en 1996 con el voto de los nacionalistas catalanes y vascos. Aquellos, los catalanes, disfrutaron además de un amplio apoyo de la minoría popular en el Parlament, sostén que mantuvo durante más años a Pujol como Presidente de la Generalitat. Y,, en cuanto a los vascos, Arzallus dijo de aquel Aznar ansioso por llegar a La Moncloa, “he conseguido en trece días con Aznar, lo que nunca conseguí en catorce años con Felipe González”.

A principios de diciembre de 2010, ya lo contamos en El Plural, Aznar escribió un artículo en el The Wall Street Journal que pudieron leer los gestores de los grandes fondos del Financial District, en el que señalaba (tácitamente) que la economía española estaba en quiebra y que nuestra Deuda se comportaba (prácticamente) como bono basura.

Pero el pasado debería quedar en los anales de la historia y no recordar episodios tan degradantes como meterle a una periodista un bolígrafo entre sus pechos. Más importante debiera parecerle a los miembros del Partido Popular que su líder actual, Mariano Rajoy, fuera designado a dedo por el propio Aznar. Miembros que la semana pasada se reunieron en León, concretamente en la I Cumbre del PP del Exterior, para escuchar un discurso inopinado del que afortunadamente ya no es presidente del Gobierno de España.

Fiel a su tradición declarativa señaló que España está ya intervenida por (supongo) las autoridades monetarias europeas, que no existía política económica local dado que seguíamos instrucciones de fuera, que había que redefinir el Estado de las Autonomías que él se había encargado de enloquecer e, incluso, no podía faltar, pudo poner un palito más en la rueda de la pacificación del País Vasco.

El recurso al silencio, especialmente cuando uno no tiene nada que decir, más aún si no tiene nada que aportar, es siempre un buen instrumento para alcanzar esa virtud tan difícil como lo es la prudencia.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

domingo, 16 de enero de 2011

La deuda pública y los agoreros de las tinieblas


Antonio Miguel Carmona


Este artículo ha sido publicado en http://www.elplural.com/, el día 14/1/2011

Qué mala es la época en la que los políticos intentan ser importantes antes que útiles. Qué tipo de conservadores podemos tener en nuestra nación que, dándoles igual las buenas noticias que se suceden sobre la Deuda española, se convierten en voceros de las (falsas) malas noticias con la esperanza de desgastar al Gobierno y, cuanto antes, tomar el poder político. Para estos agoreros de las tinieblas la política es colocar la diana por donde pasa la flecha.

Se les acaba el “cuanto peor… mejor”. Se les acaba. Porque, si bien este jueves el Tesoro pensaba colocar entre 2.000 y 3.000 millones en forma de bonos a cinco años para financiar las arcas públicas, ha obtenido exactamente 2.999,8 millones de euros. No necesitamos más en esta colocación porque, ciertamente, las peticiones, atención, han ascendido a 6.308 millones de euros que no hemos podido atender. La reacción ha sido inmediata: el Ibex se ha disparado, el diferencial con el bono alemán se ha reducido y los agoreros de las tinieblas, la derecha española, ha enmudecido.

El día del Juicio Final
Un silencio que comenzó a presentarse cuando el martes, el día del Juicio Final para algunos, Grecia colocó 1.950 millones de euros, y, sobre todo, cuando el mismísimo miércoles Portugal logró colocar -incluso en mejores condiciones-, 1.249 millones de euros. Es verdad que no existe Europa, es cierto que la agresividad de comprar Deuda Pública con masa monetaria que han demostrado el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no la ha tenido el Banco Central Europeo; Europa no existe para los conservadores alemanes que tanta influencia tienen en el BCE (Axel Weber), pero, a pesar de eso, se va imponiendo el sentido común de las naciones y la prudencia (salvo en España) de las respectivas oposiciones a los gobiernos nacionales.

El problema son los bancos
Entre todos hemos llenado el mundo de Deuda. El colapso de liquidez en los mercados internacionales, el derrumbe de la demanda, hizo que las naciones dispararan sus déficits públicos que han financiado con emisiones de Deuda. El problema de España, sin embargo, no es la Deuda Pública, sino la deuda privada: la enorme cantidad de crédito que suministraron los bancos con el fin de comprar inmuebles que en estos momentos, en no pocos casos, permanecen vacíos.

En un mundo en el que las expectativas y la confianza representan la base fundamental de la solvencia y la fiabilidad, cualquier declaración, en función de la relevancia que tenga el responsable político o financiero, es susceptible de generar desconfianza o, incluso, pánico.

Hacer los deberes
Debemos seguir haciendo los deberes. No debemos emitir más Deuda porque la pagamos mucho más cara: hoy un punto más que la anterior subasta. Nuestro problema es la deuda privada y el crecimiento. Debemos seguir poniendo los pilares que sustenten nuestra expansión futura, tal como recomienda el Banco Mundial, entre otros motivos para poder respaldar la Deuda y mejorar nuestro bienestar.

Los periodistas y los no-periodistas
No hay buenos y malos periodistas, hay periodistas y no-periodistas; entre estos últimos destaco a aquellos que atienden antes a posiciones sectarias o interesadas dándoles igual la veracidad y la lealtad a su propio país (espero que nadie se dé por aludido). ¿Cómo es posible? Porque el que redacta no es periodista. Como el político, más preocupado en maximizar su posición política a la de atender a los intereses generales. Además, ¿se han fijado?, los agoreros de las tinieblas no sólo son más desleales y mucho más interesados, son, sobre todo, mucho más feos.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

sábado, 15 de enero de 2011

El circo electoral

Javier Gil

Según se acercan las elecciones de mayo próximo, y el ruido mediático de las listas, de los distintos partidos, empieza a ser noticia para todos los medios, sin excepción. Cada uno con el sesgo que considera debe dar a la misma, pero noticia, al fin y al cabo. Nada muy distinto a lo que siempre ha sucedido, y se ha publicado, pero en esta ocasión, debo reconocer, que me llama especialmente la atención las noticias procedentes del llamado UPyD, fundado, como es conocido, por la ex consejera del Gobierno Vasco, por el PSOE, y candidata a la secretaría general del mismo partido, Rosa Díez.

Con todo el respeto que me merece cualquier candidatura, sin ninguna duda, el caso de UPyD, parece que sus aportaciones a las listas, se me parece mucho a un concurso, tipo gran hermano, pero eso sí, de famosos, o al menos de conocidos, y lo digo por lo siguiente.

Ayer, si no recuerdo mal, presentó al candidato a la Comunidad de Madrid, Luis de Velasco (ex alto cargo del gobierno de Felipe González) y al candidato a la alcaldía de Alcobendas, más de 25 años alcalde socialista; José Caballero. Sin que el resto de candidaturas a otros municipios aparecieran, y supongo que las presentaran.

Y hasta ahí bueno, cada uno es capaz de hacer con su carrera política lo que quiera y, aunque a mí no deja de sorprenderme, sobre todo, lo del ex alcalde, pero bien.

Pero hoy, a la mañana, cuando leo que Toni Cantó (actor), y Fidalgo (ex secretario de CCOO), también pretenden presentarse con ella, sinceramente, me ha recordado, lo que decía: un gran hermano de famosos, o mejor, ‘en busca del famoso perdido’ para recogerlo en las listas del partido. Es obvio que cada uno es muy dueño de presentar a quien considere, y los presuntos candidatos, igualmente, están en el derecho de hacerlo, bajo las siglas que más les convengan. Pero no sé, a mi me suena a circo, de verdad, y, lo aseguro, lo anterior lo digo con todo el respeto que el circo, como espectáculo, me merece y me ha merecido siempre.

Ser de izquierdas

Justo Sotelo

Este artículo ha sido publicado en www.diarioprogresista.es, el 14/1/2011

El otro día mi hijo de 13 años me preguntó qué significaba ser de izquierdas; me había escuchado hablar de ello varias veces en casa, y quería que se lo explicara. Le respondí que no era fácil resumirlo en pocas palabras, pero que en cualquier caso ser de izquierdas significaba defender una serie de ideas y valores, y que la clave estaba en la evolución que había vivido Occidente en los últimos siglos.

Le dije que el siglo XVIII representó la búsqueda de la justicia equitativa y la libertad de expresión (religiosa y de pensamiento). La idea de ciudadanía civil se plasmó al amparo de los Derechos del Hombre y de las revoluciones de Estados Unidos y Francia, lo que dio lugar al logro de los derechos relativos a la libertad individual, es decir, libertad personal, de expresión, creencias, pensamiento, propiedad y justicia. En Europa se terminó aceptando la laicización de la sociedad, y las referencias a lo divino fueron superadas (salvo en países concretos como España, donde todavía seguimos cuestionando cosas que son obvias).

Le dije también que el XIX fue el siglo del derecho de los ciudadanos a formar parte activa en el ejercicio del poder político. La ciudadanía política se refiere a los derechos que permiten la participación en ese poder: libertad de prensa, de reunión, de elegir y ser elegido, de constitución de partidos políticos y de sindicatos.

El siglo XX fue testigo de la forma en que el derecho de los ciudadanos pudo concretarse en los campos social y económico, con la cobertura de unas condiciones mínimas de educación, salud, seguridad y nivel de vida. La ciudadanía social abarca el conjunto de derechos y deberes civiles relativos al bienestar del ciudadano, tanto en el terreno económico (con los derechos al trabajo, percepción de un salario mínimo, subsidio familiar e igualdad de oportunidades), como en el terreno de la seguridad (derechos a la salud, pensión y protección contra los riesgos laborales).

Mi hijo no comprendió del todo algunas de estas expresiones, y me comentó que se iba a hacer los deberes de tecnología, que en su Instituto le ponen a través de Internet, pero mientras abría el ordenador me preguntó si la crisis económica podía terminar con algunas de esas cosas que le había contado.

(Por cierto, todo esto no me lo he inventado yo, podemos leer a Diderot, Rousseau, Marshall, Todorov, Pavel, etcétera. No dije nada de esto a mi hijo, y le dejé que hiciera sus deberes).

jueves, 13 de enero de 2011

La derecha vende deuda española


Antonio Miguel Carmona


Aznar, agorero del miedo, en Wall Street Journal: nos acercamos al abismo


No han sido pocos los agoreros que, con la vista puesta en lo que le está sucediendo a Portugal, declaran, escriben y parece como si intentaran convencer a los mercados de que la Deuda Pública española está a punto de perecer. No cabe mayor deslealtad con el patrimonio y por lo tanto con la renta de tantos españoles.

Portugal tiene problemas de liquidez que trata de solventar intentando emitir menos Deuda, reduciendo por tanto el déficit público, siendo rigurosos en suma con las necesidades financieras del país. La causa, ya lo dijimos, es la enorme profusión de Deuda mundial que han generado los ingentes déficits públicos de las naciones más desarrolladas. Llega un momento en el que colocar Deuda a precios asequibles se hace cuando menos imposible.

Deuda privada
Estamos hablando principalmente de deuda privada dado que son las instituciones financieras en Europa las que verdaderamente tienen el problema de haber prestado demasiado y tener encima el vencimiento de lo que habían pedido prestado para poder prestar. Los Estados, entonces, colaboran en no emitir tanta Deuda –reduciendo los déficits-, y por ende, vigilando la posición deudora de la nación en su conjunto.

Jugar con el pan
Sólo en España existe una oposición que juega con el pan que nos ha tocado comer. Con un expresidente, como José María Aznar, que explica en el Wall Street Journal que España está prácticamente al borde del abismo.

La solución británica
Europa no existe. Ante la profusión de Deuda, el Gobernador del Banco de Inglaterra, ya lo contamos, Mervin King, emitió masa monetaria para hacerse con parte de la Deuda del Tesoro de su Majestad: se acabó (en principio) el problema. Algunos economistas neoclásicos critican que esto pueda ocasionar inflación, pero, ciertamente, ponerse a pensar que a un moribundo, por darle una medicina le va a subir ligeramente la fiebre, no parece de recibo.

El amigo americano
Del mismo modo, Benjamin Bernanke, presidente de la Reserva Federal norteamericana, está ya inyectando 600.000 millones de dólares en el sistema. Una medida lo suficientemente agresiva que está animando las expectativas de crecimiento norteamericanas. Evita las presiones sobre la Deuda que, sin embargo, soporta el Banco Central Europeo.

La pasividad del BCE
Sin embargo, las distintas posiciones en el Consejo del BCE, dominadas por la posición alemana dirigida por Merkel y ejecutada por el consejero alemán Axel Weber, han evitado llevar a cabo medidas como la británica y la norteamericana. Así, las tensiones se disparan, el euro está -en el contexto de sus cotizaciones con respecto al dólar-, realmente tocado, y, los países con menor solvencia… en riesgo de quiebra.

Compras por la espalda
Sin embargo, como los países europeos, sus bancos, se prestan los unos a los otros, si cayera uno grande es probable que cayeran los demás detrás. Por eso, a pesar de que lo niegan, el Banco Central Europeo se dedica a comprar (por la espalda) Deuda soberana de las naciones con más problemas. La última adquisición ha sido la de Deuda Pública portuguesa: entonces, ¿por qué lo niegan? ¿No es mejor hacerlo de forma sistemática? ¿No es mejor tener Europa? ¿No es mejor un buen hospital que una mala tirita?

¿Y si Portugal cayera?
Dado que el Banco Central Europeo está haciendo compras selectivas de su Deuda, la posibilidad de que Portugal caiga es mínima. Una default de Portugal arrastraría a todos aquellos que hemos prestado con profusión a los bancos, a los ciudadanos y al Estado portugués. Dejar caer al vecino es caer nosotros en parte.

Bonos a cinco años
Esta semana son muchas las naciones europeas que van a pedir prestado a los mercados de capitales. Países que necesitan cubrir su déficit público recibiendo préstamos que aumentarán su Deuda Soberana. Posiciones deudoras por las que habrá que pagar un tipo de interés mayor habida cuenta del desbarajuste de una Europa que no existe. Grecia tiene que emitir esta semana 1.500 millones de euros en Deuda, el miércoles Portugal ha puesto a disposición del público 1.000 millones de euros, España el jueves subasta bonos a cinco años, el viernes Italia sacará a concurso 7.500 millones de euros.

Bancos y liquidez
En España, como hemos venido repitiendo hasta la saciedad, el problema es de deuda privada. Nuestros bancos han prestado tales cantidades de liquidez -teniendo que obtenerlas, dado nuestro escaso ahorro, de los mercados de capitales-, que devolver esas posiciones no puede apenas hacerse con nuevos préstamos a condiciones asequibles.

La prima de riesgo
¿Qué es la prima de riesgo? Como la deuda alemana es más solvente que la española, por ejemplo, los españoles ofrecemos un interés mayor por nuestra deuda, lo cual supone que a la postre saldrá más cara devolverla. Por este motivo ha alcanzado en estos momentos un récord: la prima de riesgo de la deuda española con respecto al bono alemán asciende a los 290 puntos básicos.

Especuladores
Las sospechas de que la excesiva deuda privada española, fruto de la fuerte expansión del crédito derivada en primer lugar de las medidas tomadas en el Gobierno del Partido Popular en los años noventa, así como la fuerte exposición inmobiliaria de las instituciones financieras españolas, han provocado fuertes tensiones en la deuda española en el exterior, son evidentes. Los especuladores realizan posiciones cortas, ventas, que les proporcionan sustanciosos beneficios sobre esta clara debilidad.

Bocazas
A esto hay que añadir la enorme cantidad de bocazas que existen en nuestro país. Agoreros del miedo, inversores del pánico, son capaces, como José María Aznar, de publicar un artículo en el Wall Street Journal diciendo que nuestro país está prácticamente en quiebra.

Crowding-out?
El saldo vivo de la Deuda Española pública alcanza los 505.000 millones de euros. ¿A qué llamamos los economistas el crowding-out? Es un concepto muy sencillo. Su traducción literal significa “expulsión”. ¿Por qué “expulsión”? Cuando los bancos prestan al Estado, por ejemplo, dejan de prestar a los particulares y asfixian la inversión privada. Cuanto más déficit público más necesidad de financiación va a tener el Estado y por lo tanto habrá de emitir Deuda, los bancos le prestan y… dejan de prestarle a usted. Sí, el Estado, obviamente, tiene más solvencia que usted.

La banca nacional
Afortunadamente, sin embargo, la banca española ha visto reducirse su exposición a la Deuda Pública española: a finales de 2009 poseía el 20% de la misma, mientras que, en estos momentos, alcanza sólo el 14%.

En manos extranjeras
Los extranjeros, a diferencia de lo que se piensa, han comprado profusamente Deuda española. El 51% de la misma está ya en poder de particulares o sociedades residentes en el exterior cuando hace diez años tan sólo un tercio de la misma formaba parte de las carteras de estos. Se trata de 256.000 millones de euros que el Estado debe al exterior, una cifra, ciertamente, muy inferior a la de las principales naciones europeas. En ese sentido, Francia es todavía el país con más Deuda española, un 25%, observándose en las últimas semanas una disminución paulatina de su posición, reducción que también están llevando a cabo otras naciones acreedoras del Estado española tales como Alemania o Japón. ¿A favor de quién? China.

La llegada de los chinos
China posee el 20% de la Deuda Pública española que está en manos de extranjeros. En el mes de noviembre sus compras agresivas aumentaron su posición acreedora permitiendo que la cartera en manos de otros países se viera disminuida y que, incluso, los bancos pudieran desprenderse de una proporción similar.

¿Qué le pasa a la China?
China posee las reservas en moneda extranjera más grandes del mundo: 2,85 billones de dólares. ¿Qué problema tienen los chinos? La enorme cantidad de crédito que han venido suministrando a sus particulares ha inflado una burbuja que ahora parece incontrolable. La inflación de activos, la subida de precios, el presunto descontrol financiero de la economía china, han dado lugar a que las autoridades vayan a tener que desarrollar una política monetaria selectiva. De esta manera las medidas ya se están poniendo en práctica: la reducción paulatina del crecimiento del crédito, la elevación (dos veces) de los tipos de interés, la elevación (seis veces) de las reservas obligatorias de los bancos y el aumento de las reservas de su banco central.

Hacemos los deberes
En ese y en otros sentidos España puede estar tranquila. Hacemos los deberes, impulsamos una aceleración de la financiación a las pymes y a los particulares, saneamos las cuentas públicas. Y, sobre todo, apostamos por tener una Europa responsable que trabaje coordinadamente. Bueno, algunos, otros se dedican a poner palos en las ruedas y a gritarle al mundo que no confíe en su propio país.


Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

miércoles, 12 de enero de 2011

Crónica de Sociedad desde Chamartín


Baudilio Cavadas Gormaz

Ayer por la tarde en Chamartín fue turno de presentación de candidatos a concejales del Ayuntamiento de Madrid. El marido de una compañera presentaba, sin rubor alguno, y con todas las de la ley, a su esposa amantísima, pues que otra cosa puede esperarse de un esposo abnegado; una de nuestras vocales se ocupó ampliamente de sus amigos, incluso de alguno que no lo era, pero que pretende serlo para cuando llegue la ocasión; el presidente, trastabillándose y, por alguna razón que desconozco, sin ser capaz de decir lo que realmente quería decir; algunos muy jóvenes, casi recién llegados, presentando al Secretario General como un campeón de la tenacidad y el esfuerzo político, todo ello, evidentemente, avalado por los votos que recibe el Distrito elección tras elección; el Secretario de Organización, y probable sucesor, haciendo lo propio con diestro y siniestro, pues parecía que le faltaba papel. El que suscribe, mirando una hoja que poco antes había impreso para recordar el nombre que un amigo le había soplado. En fin, personas todas ellas sobradas de mérito y capacidad, amen de honradez…… Reconozco mi parte de culpa y espero reflexionar, aunque debo decir que también hubo presentaciones más certeras, al menos desde mi punto de vista. Por ejemplo la de Manuela Ballesteros, de la que no incluiré sus méritos; también las hubo verdaderamente apasionadas y de corazón………….. como la que hizo Julián Melero sobre Miguel Sagües, o la de mi apreciado Chazarra. Pero en todo caso, debo decir que, si bien en la actualidad dicho método carece casi por entero de valor, no sería así si se dispusiera de una segunda vuelta dentro de la propia Agrupación, esto es, la votación nominal y secreta de todos los nombres propuestos y con un punto de corte razonable.

lunes, 10 de enero de 2011

Diario Progresista

Javier Gil

Desde hoy día 10 de enero de 2011, tenemos a nuestra disposición un nuevo diario digital, se trata de Diario Progresista, una nueva publicación digital independiente comprometida con la defensa de los derechos humanos y con la extensión de los valores democráticos de nuestra sociedad.
Lo anterior, tras el reciente, y doloroso cierre de CNN+, y el chorro de canales de televisión al amparo de la TDT, que nos intentan dirigir en una sola dirección, considero que se trata de una grata noticia. Y ello sólo, aunque simplemente sirva para equilibrar la oferta de la que disponemos, en una sociedad, que entiendo plural, como no podría ser de otro modo, y que consecuentemente, también busca en los medios una oferta plural, ya me parece suficientemente destacable.
Por no encontrarme ajeno a la aparición del nuevo periódico digital, que sin duda no lo estoy, no por ello creo debo sentirme menos feliz por su presencia.
Nuestra sociedad actual, que es sin duda alguna plural, exige en consecuencia, canales de comunicación plurales, del tipo que sean, para que, a través de los mismos, podamos ver reflejadas nuestras opiniones, puntos de vista y reflexiones, y así poder reconocernos. Lo contrario sería, como ir contracorriente, y evidentemente, salvo a algunas especies, al resto de los mortales, no nos parece muy razonable el nadar contracorriente.
Así las cosas, y con la dirección de Antonio Miguel Carmona, con Manuel Arias de Redactor-Jefe, y con Manuel León, como Coordinador de Colaboraciones, nace un nuevo medio, que intenta equilibrar al menos, lo anteriormente dicho.
Un medio que en sus colaboraciones, también pretende ser plural, desde la óptica de lo que defiende y, en consecuencia, estar abierto a todos los que se encuentren comprometidos con los valores, que al principio comentaba.
Justo Sotelo, Yolanda Delgado, Livia Castillo, Mar Espinar, Pilar Ruíz, María Pérez, Juan Muñoz Mansilla, Silvia Rodríguez,.... y muchas otras firmas de colaboradores más, nos darán diariamente su opinión, acorde con la realidad, y desde una visión progresista.
Espero, y deseo, que con la aparición del nuevo medio, sirva, en la medida de lo posible, para conseguir que los valores democráticos se instalen definitivamente en nuestra sociedad. Y contrarrestar aquellos mensajes unívocos y gastados, que nos nos conducen a nada bueno. Por ello, bienvenido al Diario Progresista.

domingo, 9 de enero de 2011

La triste historia de Kris Kobach

Antonio Miguel Carmona



Este artículo ha sido publicado el www.elplural.com el día 08/01/2011

En Estados Unidos viven 48.400.000 españoles, o, si ustedes lo prefieren, de hispanos, una cifra similar, superior incluso, que la de hispanoparlantes que residen en España. ¿Hay algún apellido más norteamericano que Washington? : probablemente no, pero junto a él conviven numerosos Garcías, Chang o Ibrahim, que son tan norteamericanos como el primero.

Sin embargo, media docena de Estados anuncian coordinadamente que establecerán normas lesivas a los inmigrantes parecidas, sino iguales, a la aprobada en Arizona y declarada de dudosa legalidad por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos de América. Estados tales como Georgia, Mississipi, Nebraska, Oklahoma, Pennsiylvania o Carolina del Sur, ya han preparado leyes para impedir que los hijos de los inmigrantes ilegales -hispanos o no hispanos-, puedan asistir a la escuela pública. Peor aún : en Georgia tienen redactada una norma que resuelve expulsar de manera inmediata de las universidades del Estado a los estudiantes que no estén debidamente documentados ; ya estoy viendo al gobernador, el veterinario George “Sonny” Perdue III, expulsando a un estudiante de microbiología molecular con premio extraordinario pero con la mala suerte de haber nacido en Madagascar.

Es el espíritu norteamericano, el Golden Gate, pero al revés. Un horror : cinco estados se han coordinado para que esta semana puedan establecer las normas que cancelen la concesión de la obtención de la ciudadanía norteamericana automática a los hijos de inmigrantes ilegales. Una medida a todas luces inconstitucional dado que la posibilidad de conceder dicho privilegio sólo reside en la Administración federal.

Al mismo tiempo se condenará a aquellos ciudadanos que ayuden a inmigrantes ilegales, aunque sea cogiéndoles en autostop, así como se sancionará a los empresarios que les contraten. De esta manera, un nuevo federalismo racista contamina de nuevo a los republicanos : Randy Terril, un congresista de Oklahoma, defiende que si el Gobierno federal no es capaz de levantar muros en las fronteras de la Unión, cada Estado reforzará sus propias fronteras.

En una cena con el que fuera presidente del Gobierno de España, José María Aznar –a quien Dios guarde mucho años en la historia sin moverse de ella-, el pasado 12 de diciembre, nos señalaba que él defendió ante Jacques Chirac el viraje pronorteamericano de la política exterior de España durante su mandato espetando al Presidente de la República francesa : -”Querido Jacques –le indicó con esa familiaridad que caracteriza el tuteo secular de la derecha-, ¿qué harías tú si hubiera en los Estados Unidos cincuenta millones de ciudadanos que hablaran francés. Posiblemente lo mismo que yo teniendo en cuenta que hay cincuenta millones de norteamericanos de origen español”.

Con independencia de que Aznar tuviera, a pesar de su comentario de cena de sábado, unas excelentes relaciones con la Administración republicana por motivos bien distintos a la lingüística, bien es cierto que no podemos permanecer impasibles ni como hispanoparlantes ni sobre todo como progresistas. Paradójicamente leo en la Oficina del Censo de los Estados Unidos que por primera vez dos apellidos españoles, García y Rodríguez, se sitúan entre los diez apelativos más abundantes en la Unión, desbancando a los Taylor y a los Moore. Y subiendo, porque entre los treinta apellidos más comunes en los Estados Unidos hay otros cinco españoles : Martínez, Hernández, López, González y Pérez.
Lo cierto es que, pasiones al margen, en este caso me da igual que sean Garcías o Ming o Mohamed : yo estoy entre los que piensan que la única raza es la raza humana, y que, como decía Federico García Lorca en su última entrevista en el diario El Sol, entre un español malo y un chino bueno me quedo con el chino bueno ; en mi caso, además, entre un republicano radical y un cerdo, me quedo sin dudarlo con el cerdo.

Se les tiene que congelar la sonrisa en la cara a aquellos miembros del Partido Popular, con Esperanza Aguirre a la cabeza, que se las creían muy felices por la victoria republicana de las últimas legislativas no hace todavía dos meses. Les recuerdo que la Ley de Arizona establece que cualquier ciudadano puede ser detenido por el mero hecho de llevar en el coche a un inmigrante ilegal, acto que es considerado delito, es decir, que antes de parar a alguien que esté haciendo autostop hay que pedirle los papeles debidamente sellados por las autoridades gubernativas : valiente banda de gilipollas.

El inspirador legal de todo este lío es un jurista de Kansas, político y profesor de Derecho, Kris Kobach, encargado de dar cobertura legal a este tipo de iniciativas. Proyectos que en su propio Estado tiene la oposición de las asociaciones latinas, negras, progresistas y emprendedoras, tales como la nada sospechosa Cámara de Comercio de Kansas. Es la consecuencia de la victoria republicana de noviembre, una victoria que les ha otorgado a los hijos del elefante el mayor número de escaños en las distintas cámaras legislativas de cada uno de los Estados desde hace la friolera de ochenta años. Ésta es el resultado a su vez del populismo de base que ha impregnado al Partido Republicano, fruto de una demagogia parecida a la que instruyó a un gran número de energúmenos en la Italia de los años veinte o la Alemania de los años treinta.

Por cierto, en relación a cómo he empezado este artículo, se me olvidaba comentarles un matiz esclarecedor : según los datos que suministra la Oficina del Censo de los Estados Unidos, el 96% de los que se apellidan Washington son de raza negra. Repito : de raza negra.


Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

martes, 4 de enero de 2011

El discurso sanitario del PP ó ¿cómo es posible tanto cinismo?

Juan Muñoz Mansilla



Madrid 22/12/2010, publicado en www.actasanitaria.com

Después de haber tenido conocimiento del balance que, sobre el año sanitario, hizo el lunes la responsable de Sanidad del Partido Popular (PP), Ana Pastor, el coordinador de la Organización Sectorial de Sanidad del Partido Socialista de Madrid (PSM), Juan Muñoz, nos remite el siguiente comentario.


No se me ocurren otras palabras que desvergüenza y desparpajo cuando leo las declaraciones de la responsable de sanidad del Partido Popular en su balance anual sobre el sistema sanitario español y la supuesta desatención al mismo de José Luis Rodríguez Zapatero. La Sra. Pastor se atreve a decir que el gobierno del PSOE tiene abandonada la sanidad; pues bien, para informar a la exministra de sanidad del gobierno de Aznar, voy a realizar algunas consideraciones que no por obvias parecen ser conocidas por esta señora.

En primer lugar, por si hay alguien que todavía no lo sabe, las competencias tanto de salud pública como de gestión sanitaria están, desde hace ya los años suficientes como para que una exministra de sanidad lo supiera, en manos de las comunidades autónomas. Es decir que la Comunidad de Madrid, Galicia, La Rioja, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, Castilla y León, por mencionar solo las que gobierna directamente el PP, tienen entre sus competencias la gestión de la sanidad en sus respectivos territorios.

Sistema de financiación

Fue en la época de la Sra. Pastor como ministra cuando se aprobó el sistema de financiación autonómica que permitía que cada autonomía se gastara la misma en sanidad ó "en otras cosas", según su conveniencia, y así sucedió durante algunos años. Hasta que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puso en marcha un nuevo modelo de financiación que obliga a gastarse el dinero que transfiere el Estado a las comunidades autónomas para políticas sociales, exclusivamente en sanidad, educación y servicios sociales.

Aún hay más, en la legislatura de 2004 a 2007, el gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero dedicó una financiación extraordinaria de casi 10.000 millones de ? para reforzar la financiación de la sanidad de las comunidades autónomas. ¿Dónde fue a parar la parte de esa financiación extra que correspondió a las autonomías gobernadas por el PP? Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP con la Sra. Aguirre como Presidenta, no se sabe muy bien qué ha ocurrido con la financiación extraordinaria de 1.290 millones de ? que le correspondió de ese dinero suplementario que el gobierno de España dedicó para que las comunidades autónomas redujeran su déficit sanitario. Unos dicen que Aguirre se ha gastado en propaganda casi todo, otros dicen que lo ha dedicado para financiar Telemadrid, pero en lo que casi todos coinciden es en que la mayor parte no se ha gastado en apoyar el sistema sanitario público madrileño.

Un partido contra la Ley General de Sanidad

En fin, se me hace un tanto extraño que el Partido Popular, por entonces Alianza Popular, que votó en contra de la Ley General de Sanidad (a veces hay que recordar las cosas para que sepamos todos de qué estamos hablando) y que ha bloqueado en las Cortes la aprobación del Pacto por la Sanidad, nos haga este balance anual tan "izquierdista" en materia sanitaria.

La financiación que reciben todos los años las comunidades autónomas por parte del Estado para gestionar las políticas sociales, la distribuye cada una con arreglo a su criterio político e ideológico. Así tenemos disparidades tan manifiestas como la sanidad de Castilla la Mancha ó la de Extremadura, por citar algún ejemplo de gestión sanitaria pensada y hecha para los ciudadanos, o la gestión sanitaria de la Comunidad de Madrid, por traer otro ejemplo de política sanitaria hecha para las multinacionales del negocio sanitario.

Sería lícito preguntar a la Sra. Pastor la razón por la cual, en la Comunidad de Madrid, el Partido Popular gasta un 3,5 % del PIB regional en sanidad, mientras que la media de las comunidades autónomas es del 5% y en Castilla la Mancha es del 6,7% ó el 8,5% en Extremadura, ambas gobernadas por socialistas. Lo digo sin acritud, solamente por saber cuánto hay de coherencia en su balance anual y en sus críticas al presidente Rodríguez Zapatero.

Por un análisis riguroso

La culpa de que Esperanza Aguirre haya incumplido sus obligaciones para con los madrileños y no haya construido los 55 centros de salud necesarios ó haya bajado el número de camas por habitante en la Comunidad de Madrid ó haya gobernado pensando en las oportunidades de negocio para las constructoras y las multinacionales sanitarias en lugar de en los ciudadanos, no es del presidente Rodríguez Zapatero.

Me gustaría que la derecha de nuestro país fuera un poco más seria y no la representación en Europa de las tendencias más ultras de la derecha americana. Esperanza Aguirre, "embajadora del Tea Party" y presidenta saliente de la Comunidad de Madrid, ya tiene merecida fama de destructora de la sanidad pública madrileña. Ana Pastor debería ser bastante más rigurosa en sus análisis y, si quiere echarle la culpa de los problemas de la sanidad a alguien, que mire entre sus filas y no use el nombre del presidente Rodríguez Zapatero en vano.

Juan Muñoz Mansilla es Coordinador de la Organización Sectorial de Sanidad del PSM-PSOE

lunes, 3 de enero de 2011

CACA DE LUXE


Yolanda Delgado

¿Qué está pasando? ¿No lo estamos viendo? El pasado 28 de diciembre como si el año nos despidiera con la última inocentada pesada, el mejor canal de noticias de España fue devorado por el canibalismo televisivo. Desgraciadamente no ha sido la única televisión que ha cerrado y mucho me temo que no será la última. Hay una parte de la audiencia que se ha quedado huérfana, sus intereses no cumplen con las expectativas económicas de los grupos de comunicación porque no suponen una audiencia rentable. Parece que ya ha pasado el tiempo en el que la pluralidad informativa, la televisión de calidad, cuando la diversificación del mercado televisivo se consideraban un bien de interés general. Las empresas del sector está claro que quieren uniformizar a la audiencia, anestesiarla hora tras hora delante del televisor con shows dirigidos por enanos de circo que están a años luz del buen periodismo. Y es que cuando cierra un medio, perdemos todos, los profesionales que trabajan en él, pero también los ciudadanos. Es como si nos amputaran la lengua, como si nos cercenaran una parte del cerebro y nos privaran de nuestra memoria social, aquélla que necesita debatir aspectos sobre su identidad y sobre su futuro. El cierre de CNN, la venta de Cuatro, el mismo destino que le espera a La Sexta, y alguna que otra televisión cultural son síntomas de mala salud. ¿ A quién no le dio escalofríos ver como se despedían los trabajadores de la CNN? ¿Quién no sintió algo de vértigo cuando a continuación el canal Gran Hermano irrumpía como un troglodita en nuestro salón? A mi juicio, algo grave está pasando y aún no somos del todo conscientes. A golpe de talón se está empobreciendo a una audiencia cautiva, no digamos el daño que esto supone también para la libertad de expresión de nuestro país. Los medios están siendo adquiridos por empresas amigas de una ideología concreta, empresas a las que poco importa la cultura y el pensamiento divergente. La calidad de los productos televisivos, por supuesto, no está incluida en sus parrillas de emisión. La profesionalización y el trabajo adecuadamente remunerado de quienes intervienen en la producción de esas cadenas han dado paso, ahora más que nunca, a abusivos contratos basura como una forma manifiesta de denigrar la profesión de los técnicos y periodistas que trabajan en el sector. Si uno no participa del juego, no importa, la productora buscará a otro al que no le quede más remedio que aceptar esa relación laboral vejatoria.

Y es que quienes manejan hoy el cotarro saben de sobra que la mierda siempre ha sido más barata que la creatividad, la cultura y el buen gusto. “Caca, culo, pedo, pis”, aquella retahíla de palabras prohibidas de nuestra infancia es hoy la fórmula mágica para quienes se están hinchando los bolsillos en la era de la televisión digital. Los excrementos se nos sirven directamente en casa a través de fibra óptica en nuestros televisores 3D y con TDT integrada. Ellos creen, porque las mediciones de audiencia así lo confirman que los espectadores no abandonarán jamás la fase anal, aquella de la que nos habló Freud; creen que el espectador continuará siendo el consumidor conformista que día tras día se sienta ante el televisor para tragarse cualquier zurullo amarillista. No les arreo ganancias por muchos años, por lo menos eso me empeño en creer. Todo acaba por cansar a la audiencia, hasta la CACA DE LUXE.

Yolanda Delgado es periodista, ha trabajado en Canal+, Cuatro y esMADRIDtv.