martes, 11 de octubre de 2011

FIN DEL COMUNISMO, FIN DEL CAPITALISMO


Por Joaquín Gil Gutiérrez


No pretendo con este artículo dar una clase magistral de economía, entre otras cosas, porque no soy erudito en la materia. Simplemente, es la opinión de un ciudadano que es testigo de los acontecimientos que suceden a lo largo de nuestras vidas.

En el siglo XX, cuando transcurría el año 1989, se produce un acontecimiento que va hacer cambiar el orden mundial. Es el principio del fin del modelo Comunista. Para entendernos todos, de una manera sencilla, sabiendo que influyen otros muchos conceptos, el modelo económico comunista esencialmente se basa en que los medios de producción están en poder del Estado, es decir, de los Poderes Públicos. Este modelo, que teóricamente es garantizador del principio de igualdad de los ciudadanos, adolecía de un grave defecto. A parte del nacimiento de las cooperativas en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, este modelo, no contemplaba el elemento diferenciador de la iniciativa privada de los individuos en el proceso económico, en definitiva, se está sustrayendo al ciudadano esa inquietud emprendedora, que es innata en el ser humano. La consecuencia es el fin de este modelo económico que actualmente sólo se aplica en escasos países con regímenes dictatoriales.

En el lado opuesto se encuentra en modelo económico denominado Capitalismo, que representa las ideas, entre otros economistas, de Adam Smith, que se consolida en Estados Unidos y se va trasladando a un número importante de países. Desde el inicio de este modelo económico, hay que reconocerlo, ha sido capaz de una forma camaleónica adaptarse a los distintos momentos históricos. Esta evolución pasa, al principio, de tener los medios de producción en manos privadas sin participación alguna de los Poderes Públicos a una paulatina y cada vez mayor intervención del Estado en las decisiones en materia económica como elemento garantizador de las desigualdades sociales.

El capitalismo, en sus distintas versiones, liberalismo, neoliberalismo, tiene una máxima, que hasta hace relativamente poco tiempo parecía cumplirse y es que el propio Mercado se autorregula solo, al margen del Estado, con los principios de la ley de oferta y demanda.

Nada más lejos de la realidad. Hemos observado recientemente en Estados Unidos, paradigma del modelo capitalista, y en otros países, los Poderes Públicos, han tenido que rescatar a distintas entidades financieras, inyectándoles fondos públicos para no acabar en la bancarrota y evitar la tensión de los Mercados. Por tanto, la tendencia ha sido que los Estados están ocupando un papel cada vez, más preponderante y esencial para la economía de los países.

A semejanza con el modelo comunista, el capitalismo puro ha muerto, ha iniciado el principio del fin y la tendencia actual es un modelo mixto dependiendo de la tendencia de los gobiernos. Los de corte Social Demócratas, apuestan por más participación de lo público, al contrario de los gobiernos conservadores que se decantan más por lo privado.

No he oído ni leído, me ciño exclusivamente en España, en los medios de comunicación de tendencia conservadora ni una sola reflexión sobre el fin del modelo capitalista, a diferencia de los ríos de tinta que corrieron con la caída del Muro de Berlín y el consiguiente final del modelo económico comunista.

Han preferido, estos medios y el Partido Popular, atribuir la culpa de la crisis económica al PSOE, representado por Zapatero, a reconocer que el modelo capitalista, que tanto les gusta, ha fracasado, se ha producido su defunción y habrá que postularse por su entierro definitivo.

P.D.

Siempre, contando con Esperanza Aguirre y sus secuaces que, como en la Edad Media, están realizando una cruzada, inmoral, indecente, injusta y abyecta, contra lo público sobre todo en la educación y la sanidad, pilares fundamentales de un Estado Español, que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir.

Si Franco levantara la cabeza, volvería dulcemente a su tumba, porque ahora con el Partido Popular, todo está atado y bien atado. Terminaremos en los bares, donde se nos suelta un poco la lengua, sin poder hablar de política por si vuelve la Brigada Social.

Es lo que nos espera si no lo evitamos.

.

sábado, 27 de agosto de 2011

Un agosto singular

Javier Gil

Recuerdo los agostos tranquilos, de no hace tanto tiempo. Cuando las grandes ciudades se vaciaban, los diarios se reducían, a apenas unas hojas, los sucesos, con cierta enjundia, siempre se producían en algún lejano país del extranjero. El fútbol se limitaba a los clásicos torneos de verano, y la sensación producida era, que no pasaba nada. Y realmente, la percepción recibida era que no ocurría nada, pues realmente, nada ocurría.
Las vacaciones eran largas, el cierre de negocios en las ciudades era mínimo de veinte días. No había consejo de ministros, no había toma de decisiones, la, que podíamos llamar, tregua vacacional se daba realmente. Y volvíamos en septiembre ávidos de que algo ocurriera, de leer nuestro diario preferido con su tamaño normal, abandonando la lectura de los cuadernos de verano. Son ya varios los agostos que han ido paulatinamente cambiando, ¿quizá una década?, ¿algo menos?, no lo sé. Si sé que la Capital, dejó hace tiempo su aspecto desértico de los agostos de antaño. Dicen que era a causa de que los emigrantes no salían de vacaciones en verano, y su permanente presencia, cambiaba esa imagen de abandono de la gran ciudad, éstos tenían que esperar y viajar a sus países de origen cada dos o tres años, y no precisamente en verano.
La tendencia a reducir el mes completo de vacaciones, por causa de la mala economía, a la quincena, a la semana..., también, ha influido notablemente. Pero, sea como sea, lo de este agosto ha batido todas las marcas. Cuatro días antes, del comienzo del mes, creo recordar, la matanza del ultra católico noruego, y sus consecuencias de muerte y desolación. Dos días antes, Rodríguez Zapatero, anunciaba el adelanto de las elecciones al 20 de noviembre. ¿Quizá la decisión marcó el camino de lo que nos esperaba?. EE UU, ha estado a punto de quebrar, tras unos días de autentica histeria. Las bolsas de los países de occidente, no sólo España, también: Italia, Francia, Alemania -el crecimiento de éste ha sido menor que España, en el último trimestre-, han sufrido las mayores bajadas, desde hace años. El Reino Unido ha sufrido la situación social, más complicada desde la 2ª Guerra Mundial. Se han llevado a cabo, sino recuerdo mal, tres consejos de ministros, con importantes decisiones en el mes, incluida la posibilidad de reformar la Constitución de 1978. La visita del Papa, con motivo de la celebración en Madrid de la JMJ 2011, los altercados previos con la manifestación de los laicos, y la tensión en los alrededores de la Puerta del Sol, durante los siguientes días. Las hazañas de los cargos electos de Bildu, la más sonada la que dedicó a calificar a las victimas de atentados terroristas de ETA, según fueran Catalanes o del resto del Estado. La esperanza del comienzo de la liga, para los que disfrutamos del fútbol, después del controvertido: Barcelona-Real Madrid, con ‘dedo en el ojo’ y demás detalles. Se torna en espera, por la huelga de futbolistas, convocada por la AFE, a causa de la poca seriedad de los dirigentes de los clubes españoles, que adeudan más de 50 millones de euros a los jugadores de, al menos, 22 equipos de primera y segunda división. Dando lugar a la suspensión de la primera jornada. Todo lo anterior, no pueden negármelo, ha hecho de este mes de agosto este año, un mes singular, dentro de los agostos, de vacaciones al uso. Ha pasado de ser un mes ocioso, a tener más actividad y dar más de sí, que un octubre, un noviembre..., meses tradicionalmente muy trabajadores. Las noticias, han sido tantas, tan variadas, que cómo hubiera muchos así, en los próximos años, deberíamos incluirle entre los mejores del año.
Y deberíamos reivindicarle, y situarle en el lugar que le ha correspondido siempre en el medio rural, cuando se recolecta la cosecha y se le considera el mejor, no en vano, produce sólo beneficios. “Hacer el agosto”, siempre ha significado un buen negocio, ganancias, y como tal hemos debido siempre considerarlo. Así pues, el mundo rural parece imponerse al urbano, ellos siempre han contado con el octavo mes del año, como el auténtico mes, el mes bueno, el que se espera con ansías por que nos trae lo necesario para pasar el invierno. Para los que hemos sido tradicionalmente usuarios del mes de agosto, como mes vacacional, disfrutándolo plácidamente, con un efecto similar, preparándonos para volver a la ciudad, y soportar lo que supone el comienzo de un nuevo curso.

jueves, 11 de agosto de 2011

Nuestra querida Cía Telefónica Nacional de España


Javier Gil

Entre las muchas cosas que pueden molestarme, sin duda se encuentra, las actuaciones que como cliente sufro de vez en cuando por parte de Telefónica. Como a la mayoría de los mortales, desgraciada o acertadamente, el teléfono fijo, el teléfono móvil, la conexión a internet..., nos tiene atados a la antigua compañía, aunque ya sé que existen más opciones.
Bueno, como decía, de vez en cuando, o de tarde en tarde, como prefieran, la compañía hace de las suyas, decide cortar la línea del móvil, y, lo peor, sin previo aviso. De tal modo, que si vas con un amigo en el coche y conectas el manos libres, para llamar a casa, te contesta una señorita que con una voz metálica, te comunica: "su línea ha sido suspendida temporalmente, por tener usted pendiente de pago un recibo, para más información llame al 1004". ¡La cara que se te queda!. Y además ¿cómo voy a llamar al 1004, si me dice que acaban de cortar la línea?.
Ya en casa, compruebo que la factura es del día 1, y su importe, modesto por otra parte, asciende a 59,31 € con IVA. Estamos a día 6 y no tengo constancia de impago alguno, que por error del banco, o a causas de la crisis, se haya producido.
Mi mujer me explica como hacer para pagar con tarjeta, y la línea se recupera en un breve espacio de tiempo, es cierto.
El día 9, recibo una amable carta de Telefónica, que me dice que les adeudo los reiteradas 59,31 €, y que, sarcásticamente, llaman: "2º AVISO DE PAGO", donde me dan un plazo hasta el día 21 para realizarlo, en caso contrario cortaran la línea, y me quedaré irremediablemente incomunicado.
A partir de ahí, mis llamadas a la antigua compañía, se convierten en una auténtica pieza de sainete.

-Perdone señorita es que he recibido una carta....

-Dígame el código del procedimiento de recaudación. Pues nada señor que si no paga, se la cortan.

-Señorita por favor. Si ya me la han cortado. Pero es que ya he pagado....

-Usted sabrá.

-Señorita por favor, ¿usted sabe que yo y otros muchos, como yo, que ya tengo una edad, hemos pagado durante muchos años la creación de la compañía donde trabaja, y que nos costó muchos esfuerzos?. Antes de que uno pequeño con bigote decidiera regalársela a un tal Villalonga en 1997....

-No sé que me está Vd. contando, y no me interesa, lo siento.

-Pero usted es joven, lo deduzco por la voz, y debería saber que su compañía, nos costó mucho esfuerzo, mucho trabajo, mucho dinero a todos los españoles....

-De acuerdo señor, no lo dudo, pero no es de mi interés lo que me comenta.

-Pues por favor, que se ponga el Sr. Alierta. Que seguro que él, sí sabe de lo que hablo....

-Eso es imposible Sr., si quiere reclamar de doy un apartado de correos. Adiós buenas tardes.

Lo peor, es que a los pocos minutos de la anterior conversación, llaman a casa solicitándome responder a una encuesta con el fin de comprobar la calidad de la atención recibida.
(Foto tomada de paulajuan.com)



domingo, 7 de agosto de 2011

Carta al Sr. González Pons

Javier Gil

En este caluroso mes de agosto, al menos para lo que estamos en Madrid, me veo en la obligación de dirigirme a usted, para intentar convencerlo y que deponga su actitud, pues no puedo evitar, cada vez que aparece en el telediario -a diario, prácticamente- o leo alguna de sus declaraciones, sentir vergüenza ajena.
Ud. me dirá que poco le importa, pues no soy de su partido. Y efectivamente, si hay algo en mi vida que tengo claro, es que ni lo soy, ni lo seré nunca. Pero eso no significa que cada vez que usted habla yo tenga que sentir la vergüenza ajena, que irremediablemente siento. Pues sí soy, sin duda alguna, ciudadano español, y usted un importante dirigente del partido de la oposición, y presunto partido de gobierno, a partir del próximo 20 de noviembre. Según todos los indicios, encuestas y opiniones.
En esa medida, insisto no tiene derecho por mucho que se empeñe, en hacérmelo pasar mal a mí y sentir vergüenza por usted, cada vez que abre la boca.
Sr. González Pons, sin acritud, como solía decir el gran dirigente socialista: Felipe González, al que por otra parte, parece votó usted en su día, según sus afirmaciones, me permite que lo dude ¿verdad?
Pues eso, amablemente, como le decía, se está usted convirtiendo, desde que dejó el gobierno del Sr. Camps, y pasó a ser Vicesecretario General de Comunicación del PP, -en el convulso Congreso de Valencia- sin prisas pero sin pausa, en un politicastro, de 'tomo y lomo', sí como se lo digo: inhábil, rastrero, mal intencionado... a pasos agigantados.
Se lo digo, como lo siento, hágame caso, está usted dedicando últimamente más a politiquear, que a hacer política.
Usted, que está considerado el 'Cary Grant' de la calle Génova, que además mantiene legítimas aspiraciones intelectuales, según parece. No puede por: 'un no sé qué, qué sé yo', tirar todo por la borda. Usted no pude hacer cualquier tipo de declaraciones, por intentar quedar bien con su jefe. Usted no puede permitirse asegurar, que la crisis que afecta a España: "la culpa es de lo socialistas porque no saben de economía" y eso "lo hemos pagado muy caro en estos cuatro años". Como acaba de afirmar recientemente en la COPE. No puede usted decirlo, porque además de ser una simpleza, una 'soplapollez', si me lo permite, usted sabe que no es cierto, que todo es infinitamente más complejo.
Y usted no puede decirlo, porque además me hace pasar a mi, una vergüenza ajena inenarrable, como le decía, a lo que sinceramente no tiene derecho, se lo digo de corazón.
Atentamente suyo.

viernes, 5 de agosto de 2011

Reflexiones sobre el 15-M

Javier Gil

Llevo días tratando de entender las últimas actuaciones del movimiento conocido como 'Indignados' o 15-M. Y, sobre todo, intento averiguar, hacia dónde se dirige.
Las razones del mismo las entiendo sobradamente, y una parte de su actual acción también. Entiendo que no pueden dejar de llevar a cabo acciones, sean éstas: asambleas, concentraciones, manifiestos, o cualquiera de carácter similar. Se trata, sobre todo de mantener viva la llama, en caso contrario, el efecto del movimiento se irá olvidando y con ello la de sus reivindicaciones, y denuncias.
Su últimos desalojo de los lugares de acampada, por mor de la violencia policial ejercida, ha servido, a modo de balón de oxígeno, al mismo y lo ha revitalizado. Parece haberlo relanzado, más, si como mantienen algunos con la peor intención, sin duda, lo mezclan y lo asocian con la próxima visita del Papa.
Desconozco el porcentaje real de apoyo social con los que cuenta el movimiento, así como las franjas de edad, condición social, zonas del país...que más y mejor lo comprenden, y lógicamente se identifican con él, y consecuentemente lo apoyan, o estarían dispuestos a hacerlo.
Sí he podido contrastar, por otra parte, cierto rechazo hacia el mismo, proveniente de gente joven, con problemas parecidos, pero fundamentalmente por las formas más que por el fondo.
Considero que quizá el mayor acierto que tuvieron, desde el comienzo, fue alejar de él, cualquier atisbo de imagen de un colectivo: de gente antisistemas, de marginados, de jóvenes adictos al alcohol o la droga, -recuerdo la prohibición expresa de evitar el alcohol- que se daba en la concentración de Puerta del Sol. Y ese para mí fue su gran éxito.
Las afirmaciones posteriores, lleva casi ya tres meses; de 'perroflautas' de gente poco seria, o de antisociales, creo, que no ha calado entre la sociedad, a pesar de los grandes esfuerzos que algunos hacen para convencer a la ciudadanía de que se trata de ese tipo de gente.
Y no de un movimiento reivindicativo, que pretende poner de manifiesto los problemas de nuestra sociedad, las graves carencias del sistema, y llamar la atención, para exigir coherencia a los poderes públicos, y tratar de reconducirlos.
A partir de aquí y de este momento, es cuando me pierdo, y mi reflexión, a la que al principio aludía, es intentar averiguar ¿hacia dónde se dirige?.
En mi opinión, la actuación de ahora en adelante debe ser meditada y calculada suficientemente, para no tirar por la borda, lo que parece ser han conseguido, al menos, como agente de utilidad para concienciar a la sociedad, o a parte de ella.
Desconozco, ¿cuál serán sus próximos movimientos?, y si éstos están debidamente pergeñados, o nacen de la improvisación consecuencia del método asambleario, y horizontal, que utilizan.
Sería una pena que, tanto esfuerzo de muchos, no sirviera para nada, y quedara como algo anecdótico, o simplemente, la actuación de un grupo de gente, poco respetable, y con ganas de divertirse, acompañados con unos cuantos 'perroflautas', como afirman algunos, sin mayor transcendencia.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Lo que nos jugamos el 20-N

Ignacio Urquizu


Este artículo se publicó el pasado 31/7/2011, en el diario Público


En el debate público español, en muchas ocasiones nos gusta centrarnos en los pequeños detalles. Tras el anuncio de la convocatoria electoral para el próximo 20-N, muchos andan analizando el significado de la fecha, mientras otros están “fascinados” con el adelanto electoral.

Pero lo cierto es que para una inmensa mayoría de los españoles, la muerte de Franco sólo es un hecho que han visto por televisión. Seguramente, la imagen que más retengan muchos de ellos es la de Arias Navarro anunciándola. Aunque no creo que la recuerden por su dramatismo, sino por las múltiples parodias que se han hecho de ella.

Menos fascinante es la idea del adelanto electoral. En España, de nueve elecciones generales, cinco han sido anticipadas. Y si dirigimos nuestra mirada más allá de nuestras fronteras, veremos que en las 23 principales democracias desarrolladas, entre 1945 y 2003, los gobiernos adelantaron las elecciones en la mitad de las ocasiones. Es decir, anticipar los comicios es algo muy normal en democracia.

Lo que realmente nos jugamos el próximo 20-N es qué modelo de sociedad queremos construir. La crisis económica ha puesto fin a unos modelos económico y político que no han cumplido con lo que se esperaba de ellos.

La política económica de los últimos 30 años ha sido incapaz de combinar pleno empleo y redistribución, algo que sí se logró tras la Segunda Guerra Mundial, hasta la crisis de los años setenta. Iversen es pesimista y sostiene que, en el mundo al que nos aproximamos, tendremos que elegir entre dos males: poco desempleo con amplias diferencias sociales o la marginación económica de una parte de la sociedad a cambio de una mayor igualdad entre clases (Torben Iversen, 2001, The choices for Scandinavian Social Democracy in Comparative Perspective, en Andrew Glyn (ed.) Social Democracy in Neoliberal Times).

Pero lo cierto es que no hay razones para ese pesimismo. Existe todavía un amplio abanico de innovaciones en las políticas. En muchas ocasiones, la izquierda se asusta ante posibles amenazas que no son tales. De hecho, muchas de esas amenazas son elaboradas teóricamente por economistas de tendencia neoliberal. Por ejemplo, cualquier subida de impuestos se ve pronto contestada por los profetas de la catástrofe. Pero lo cierto es que, casi siempre, los argumentos que esgrimen no dejan de ser respuestas ideológicas. La idea de que los impuestos reduce la inversión en una economía abierta tiene muy pobre evidencia empírica. Desde el punto de vista de la opinión pública, la mayoría de los españoles están dispuestos a pagar más impuestos si se les ofrece mejores servicios públicos.

Por lo tanto, ante un modelo económico que ha dado claras muestras de no cumplir con lo que se esperaba de él, la izquierda sólo tiene dos alternativas. Por un lado, puede acomodarse ante los diagnósticos que se hacen, diciendo que ella tiene mejores soluciones que la derecha. Progresistas y conservadores competirían en los espacios de la eficacia y la honestidad, aceptando ambos un mismo análisis de la realidad.

Por otro lado, la socialdemocracia puede presentar propuestas realmente innovadoras, cuestionando muchos de los análisis que se vienen realizando hasta la fecha, aunque ello le llevará a reconocer que algunas de las ideas que se vienen defendiendo en los últimos años no eran correctas.

Si las respuestas económicas tienen todavía un amplio recorrido, nuestro sistema político también es manifiestamente mejorable. Tal y como refleja la movilización del 15-M, los ciudadanos quieren una democracia mejor. La extensión de la educación y las nuevas tecnologías han contribuido a crear una sociedad más formada y mejor informada. Aspiran, por ejemplo, a que conocer los datos de gasto público en educación o sanidad de la Comunidad de Madrid no sea misión imposible. Muchos de ellos tampoco soportan que los partidos amparen en sus listas a corruptos. En definitiva, de lo que se trataría es de mejorar el control que ejercen los ciudadanos sobre los políticos.

Para mejorar este control, es necesario algo más que una reforma del sistema electoral. También implica que la formación de la opinión pública sea realmente libre. En este proceso, los medios de comunicación juegan un papel muy relevante.

En los últimos años, la televisión pública se ha convertido en un modelo de independencia y pluralismo. Contrasta mucho con lo que viene sucediendo en las televisiones autonómicas. De hecho, a algunos parece no importarles mucho esta cuestión. Una de las primeras decisiones de la nueva presidenta de Castilla-La Mancha ha sido nombrar a un director de Radio Televisión Castilla-La Mancha entre cuyas cualidades no están la neutralidad y la independencia. Este episodio nos da mucha información sobre la idea de democracia que tiene el Partido Popular. Parece ser que, más que preocuparles el control de los ciudadanos sobre los políticos, les inquieta el control que ejercen los políticos sobre la ciudadanía.

En definitiva, el 20-N nos jugamos en qué tipo de sociedad queremos vivir en los próximos años. Es un momento muy importante, porque los modelos económico y político se están redefiniendo. Tras la crisis, estamos comenzando una nueva etapa, y no es lo mismo empezar desde la izquierda que desde la derecha.

Una de las paradojas de las pró-ximas elecciones es que, aunque la izquierda lleva ocho años en el poder, se presenta con nuevos equipos y nuevas ideas. En cambio, el periodo de oposición para el Partido Popular parece no haber sido tiempo suficiente para renovarse ideológicamente.

lunes, 18 de julio de 2011

18 de julio de 1936, 75 años después

Javier Gil

No puedo pasar la fecha de hoy, 18 de julio de 2011 -75 años después- sin intentar, al menos realizar una aproximación a la misma, y su significado. Así como explicar lo que representó para nuestra generación -nací en el 1950-, y lo que realmente significaba.
Cuándo en los años cincuenta, pocos años después del 'alzamiento', los niños teníamos una razón, fundamental, para celebrarlo, era festivo, y los asalariados cobraban la paga de verano, que llegó a denominarse: 'paga del 18 de julio'. Nuestra percepción infantil, solo nos aportaba aspectos positivos de la misma. Vacaciones e ingresos extras. En aquella España, gris, pobre, carente de casi todo, en blanco y negro, con situaciones agravante añadidas, como en mí caso, que contraje la poliomielitis en 1953, como decía: la fiesta y además con paga extra, lo eran todo.
Pasados los años, y con mi entrada en la Universidad, poco a poco, la información que recibes se torna en dudas, no siendo el más hábil, pero sin llegar a ser el más torpe, descubres, que la fiesta y la paga, era en realidad una auténtica falacia. Que lo que celebrábamos, realmente y de modo ignorante, año tras años, era la conmemoración de una simple rebelión militar, que saltándose el orden constitucional legítimamente establecido, cambió el destino de todos, simplemente porque los partidos, la política y los masones, no eran del gusto de algunos generales, y la instauración de la República, cinco años antes, nunca les agradó del todo.
Su hazaña, sumió a España en una guerra absurda de tres largos años, que además de destruir, y, en el mejor de los casos, alejar, cualquier asomo de inteligencia y capacidad, dejó reducido el país a un grupo de ciudadanos asustados, sobre todo, y el resto unos cuantos aprovechados, por mor de un grupo de generales, convencidos que tenían el encargo de velar por los demás, y decidir por ellos.
Desde entonces, años 70, la fecha, no me hace ninguna gracia, es más me duele profundamente, pues representa el fracaso más rotundo de un pueblo, dirigiéndose hacia la nada, hacia el vacío, y así lo sigo sintiendo.
De los generales golpistas, prefiero olvidarme, mi menor aprecio es ni siquiera citarlos.
Lo único que lamento, es que 75 años después, no fuéramos capaces de valorar el sistema democrático del que gozamos, y por una razón u otra, intentáramos justificar, lo que sólo realmente fue 'un cuartelazo', que llenó de miseria, tristeza y ruina al país.
Lo anterior hace aconsejable atender al poeta y filósofo: Jorge Agustín Nicolás Ruíz de Santayana, cuando decía: "Quién olvida su historia está condenado a repetirla"

viernes, 15 de julio de 2011

Por si alguien tenía dudas

Javier Gil

La tan cacareada solicitud de elecciones anticipadas, además de servir al partido conservador para aguantar en la misma posición, entiendo que está generando legitimas esperanzas en muchos ciudadanos de buena fe, que carentes de ideología concreta, se les ha dado en llamar: fronterizos.
Esa franja de ciudadanos, situada imaginariamente en el centro, que pueden inclinar su voto a un lado o a otro, sin que les condicione la militancia ni la ideología, como decía.
Sin ánimo de comportarme como el típico aguafiestas, y admitiendo que no me encuentro en esa franja de ciudadanos, como es obvio. Quiero hacer constar que, mucho me temo, la supuesta victoria electoral del PP en las Generales, no traerá nada diferente a las conocidas formas de gobernar tradicionales del partido conservador. Y no es que me alegre precisamente, pues necesitaríamos, como es evidente, que la situación diera una vuelta suficientemente amplia para acabar con el actual estado de cosas, y que animara a la mayoría a confiar en la clase política.
Insisto, me temo lo peor, y ello, no como consecuencia de mi voluntad evidentemente contraria a que gobiernen los populares, aunque mi capacidad para evitarlo se reduzca a un simple voto. Mi insistencia viene dada por que la realidad se obstina, y acaba imponiéndose.
Creo que fue el Sr. Rajoy, quien comentó, hace unos días, que para hacerse una idea de su forma de gobernar en España, si gana. Habría que mirar al modo de gobernar de la Sra. De Cospedal, en Castilla-La Mancha. Bueno, pues ya tenemos claro que con toda seguridad el PP, se cargará RTVE. La reciente decisión de la Presidenta castellano-manchega, nombrando a Ignacio Villa, como responsable para dirigir la TV regional, lo acredita sobradamente. Que magnífica oportunidad ha perdido la Sra. De Copedal, para nombrar a un responsable independiente que dirija la televisión para todos los Castellano-Manchegos, cuando además, no hay que olvidar, que ganó por un solo diputado. Pues no, muy al contrario, ha elegido a uno de los más ilustres y reconocidos representante de la llamada 'caverna'.

miércoles, 13 de julio de 2011

SOCIALISMO (I) ANTECEDENTES

Sostiene Pereira

Tenemos noticia, por parte de Herodoto, en su Libro I, que hacia el 594 a.c. y en Atenas, Pisístrato creó un partido del pueblo, que agrupaba a pastores y jornaleros. En frente el Partido de Megacles, defendiendo los intereses de armadores y comerciantes prepotentes (los paralos), en tanto que Licurgo, representaba a otro Partido que agrupaba a los hombres del llano, es decir, los terratenientes. El enfrentamiento entre los tres partidos trajo como resultado las reformas de Solón, al pretender una constitución que ponía fin al tradicional dominio de los eupátridas y que trataba de lograr un término medio, entre las pretensiones de dominio absoluto de la aristocracia y la rebelión del pueblo, que reclamaba poderes políticos y jurídicos que le eran negados.
Sin embargo, fue en Esparta y de manos de Licurgo, donde pasaron a tener un estado de derecho: La Eunomía, un estado de orden público, basado en una constitución que tiene por objeto la integración de todos los ciudadanos, de todos menos de los Ilotas, que eran esclavos productores.
En el siglo II a. de C. encontramos un grupo en Palestina, que desarrolla un socialismo comunitario digno de elogio: Los Eseos o Esenios, llamados en su época los justos, nos da noticia de ellos, el historiador Filón y también Flavio Josefo. Este último consideraba a Caín el fundador de la propiedad privada. Según nos cuenta Filón vivían en Palestina 4000 hombres virtuosos, llamados eseos, no acumulaban oro ni plata, trabajaban para obtener su subsistencia, no querían riquezas, porque pensaban que la falta de necesidades, era su mayor riqueza. No había entre ellos hombres dedicados a la construcción de armas, tampoco tenían esclavos, todos eran libres y trabajaban los unos para los otros. Rechazaban cualquier dominación, no sólo por ser contraria a la igualdad, sino además por suprimir de manera impía una institución de la naturaleza, la cual, lo mismo que de una madre, pare y nutre a todos los hombres como verdaderos hermanos.
En el año 73 a.C, en Roma, sobrevino la insurreción de Espartaco, está es la base de la conjuración de Catilina, en el año 63 a. de C. su adversario Cicerón. Eran dos caracteres opuestos Catilina procedía de la alta nobleza romana, Cicerón era oriundo de provincias. Catilina un soldado, dispuesto siempre a defender las causas de los oprimidos y Cicerón un abogado, dispuesto a moralizar para defender los intereses de las capas más ricas. Se encontraron en el año 63, como candidatos al consulado. Cicerón en su libro titulado los Deberes, nos dice “Los que quieren ser amigos del pueblo y desposeer a los ricos, suprimir las deudas, etc. Quebrantan los cimientos del Estado, porque la tarea de este consiste en defender la propiedad… ¿Cabe atreverse a proponer quitar un bien a un propietario legítimo para dárselo a otro? Por haber hecho semejante proposición, lo cuál aún no se había visto en los anales de la historia, ejecutaron los lacedemonios al rey Agis… ¿Y porque fueron muertos asimismo nuestros Gracos sino a causa de todos esos conflictos y esos repartos de tierras?. Cicerón se refiere a la reforma agraria que llevaron a cabo los hermanos Tiberio y Cayo Graco, que evidentemente les costó la vida. Lo cierto es que Catilina se solidarizaba con los desheredados y oprimidos, y que le amaban las clases populares. El espíritu que animaba a sus seguidores resalta en la carta que su jefe militar, Manlio, dirigió al general romano Marcio: “No pedimos poder ni riqueza, que son fuentes de todas las guerras y de todos los conflictos. Pedimos sencillamente libertad”. Pero la crítica social en Roma empezó algo antes, ya Séneca el Viejo transmite la querella siguiente: “Vosotros los ricos poseéis todas las tierras y llenáis las ciudades y sus alrededores con vuestros palacios suntuosos. Para que puedan disfrutar en invierno el calor del verano o en verano la frescura del invierno vuestras villas, que se extienden en todos los sentidos, y no sufran los cambios de estaciones, vemos ahora cultivadores aislados en regiones habitadas otrora por un pueblo entero, y el poderío de vuestros administradores es más considerable que el de los reyes”. Catilina, es revindicado como un reformador social, como escribe Theodor Heuss.

lunes, 11 de julio de 2011

¡Hagamos que suceda!

Javier Gil

Del discurso de presentación del candidato a la presidencia del gobierno por el PSOE, para las próximas generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, del pasado sábado. Además de poner de manifiesto las ideas del candidato, coincidan o no con las del todavía Presidente de Gobierno, coincidencia, que por otra parte no entiendo porqué debiera darse, como he escuchado a algunos. Tratándose, sin género de dudas, de un discurso en clave socialdemócrata, y como tal asumible perfectamente por la militancia y por los órganos del partido.
Como decía, del discurso, que con suma atención escuché, aunque no con la comodidad que hubiera deseado, quiero destacar dos cosas que me llamaron la atención y en las que coincido plenamente, y por lo mismo aprecio y valoro.
La primera, ausencia total y absoluta de ataques al PP, ni nombrándole, ni sin nombrarle -solo se refirió al PP para señalarles como los adversarios, no como los enemigos del PSOE-, como muestra, para mí, de algo que desde las filas socialistas, cada vez era y es más necesario desterrar; los rifirrafes constantes, los ataques por cada cuestión nueva que surge, cuando no los insultos, solo les beneficia a los demás, pero no al PSOE, a las pruebas me remito. Y además, en mi opinión, es causa de la causa, de que los políticos estén cada vez peor valorados socialmente. Que inclina a pensar aquello de: "todos son iguales", y, lo peor, anula la idea y el mensaje, dejando reducido todo a una pelea de vecinas, si se me permite la comparación.
La segunda, es la referencia que el candidato hizo a que la campaña y las elecciones están por empezar y por lo cual: "nada está decidido", afirmación que permite entender, varias cosas. Que el candidato tiene ganas de pelear para ganar, y no resignarse a conseguir una derrota honrosa, que la moral del votante puede y debe recuperarse, tras la debacle del 22-M, pues hay candidato y hay programa -aunque fuera en sus ejes principales-, y, por último, que el tan repetido argumento de que el líder del PP, será sin duda el próximo presidente del gobierno de España, es simplemente un deseo del partido conservador, y no una realidad inevitable como quieren hacernos ver.
Para ello, para que lo anterior pueda evitarse, pues evidentemente es evitable, también Pérez Rubalcaba, mandó un mensaje a todos, a modo de despedida, cuando se despidió diciendo: "Hagamos que suceda"

viernes, 8 de julio de 2011

La Comunidad de Madrid sin un 'puto' duro

Javier Gil

La Comunidad de Madrid, según manifestación realizada, esta misma mañana, por boca de su Presidenta, Esperanza Aguirre, a consecuencia del reiterado y conocido fallo del micrófono mal cerrado, en su caso no es la primera vez, pues al menos: "el puesto del hijo puta de IU", recuerdan, otro jugoso sobre Rajoy, pues parece ser que la Comunidad; "está sin un puto duro".
Vamos, que lo que era un modelo de gestión económica para todos, no hace mucho, ni dos meses, según se repitió en la campaña electoral previa a las elecciones de mayo, ahora resulta que es todo lo contrario, y por la expresión utilizada por su presidenta, debe ser un auténtico desastre.
Uno, en su ignorancia, pensaba que el desastre económico se alojaba sólo en las comunidades gobernadas por el PSOE, como Castilla-La Mancha, y alguna otra. ¿Pero en la Comunidad de Madrid? nunca lo hubiera imaginado. Y resulta que sí, que incluso está peor de lo que todos podríamos pensar, vamos que ni un 'puto duro', y eso -en sentido coloquial- es muy poco, es prácticamente, no tener nada.
Aunque, por otra parte, sí tiene deudas, con muchos Ayuntamientos de la Comunidad, donde se han firmado convenios, y programas, que los mismos está llevando a cabo, pero que no cobrarán, según se deducen de las palabras, y el incumplimiento les generará , sin duda, serios problemas de tesorería, que habrán de solucionar.
Insistiendo en mi antedicha ignorancia, me pregunto, ¿si la Presidenta?, que a continuación se ha quejado: "de que siempre la interpretan mal". ¿Someterá a la Comunidad a una auditoria? o simplemente, con el cambio del Consejero Sr. Beteta, el artífice del magnífico modelo de gestión económica tan repetido en la campaña, a la Consejería Transportes, ¿será suficiente?.
O quizá, el cambio sea debido, a que el modelo no era lo que se nos dijo, y de ahí: 'que ni un puto duro'.
En fin que cada cual saque sus conclusiones, pero a mí personalmente, me están entrando serias dudas, y empiezo a pensar que la Sra. Aguirre, dice la verdad siempre, a micrófono cerrado, y no suele decirla nunca, a micrófono abierto, y ésto si que realmente es un problema.

martes, 5 de julio de 2011

Tótum revolútum

Javier Gil

No sé si será por efecto de la practica realizada por la oposición de los conservadores, en la última legislatura, o quizá por el desasosiego que indudablemente generan la crisis en miles de personas, el desánimo, y la desmoralización, pero vivimos tiempos en que todo vale y, lo peor, todo se justifica.
Si se designa a la ciudad de San Sebastián, Capital Europea de la Cultura para 2016, y resulta que el alcalde, desde hace escasos días, es de Bildu, pues a por ellos. Poco importan los ciudadanos donostiarras, el largo trabajo de la anterior corporación y las indudables virtudes que la Bella Easo, posee por sí misma, y la hacen merecerlo.
El nuevo alcalde, del PP, de Córdoba, pretende incluso llevar la decisión a las instancias de la UE, por lo injusto que le parece la misma. Y el de Zaragoza, del PSOE, predica del mismo modo, ya que considera la decisión 'política' (sic), este segundo caso, si que no lo entiendo, por mucho que me empeñe en hacerlo.
Que al responsable de la SGAE, Eduardo Bautista, le piden declarar ante la Audiencia Nacional, junto a otros directivos de la sociedad de autores. Pues que se le pidan igualmente explicaciones, según el PP, a Rodríguez Zapatero, ya que son muy amigos, a juicio de los populares. Y claro, ya se sabe, algo habrá.
Curiosamente, justo lo que no hay entre Camps y el conocido como, 'el bigotes', aunque el primero le declarara hace tiempo: como amiguito del alma.
Pero además, si el PSOE, adelanta las elecciones, a juicio de González Pons, el PP, ganará y en consecuencia le devolverá el `poder al pueblo', me dejó impactado lo reconozco.
Si el paro se ha reducido, y parece mantener dicha tendencia, desde hace ya tres meses. Concretamente, en Madrid, ha sido como consecuencia de las políticas de empleo de la Comunidad de Madrid. Si bien en los meses, anteriores, en que aumentaba el desempleo, la causa era la nefasta política de empleo del gobierno central. Que más parece, que las políticas de empleo las toma y las deja la Comunidad de Madrid, cuando le parece oportuno. Y sólo son su competencia, cuando éste se reduce.
En fin, ya sabemos que el papel lo aguanta todo, y las opiniones de determinados políticos, parecen que también. Se sorprenderán todavía algunos, que sean los políticos un problema, para los ciudadanos en las encuestas.
Los hay, los del PP, que nadan perfectamente en este mar revuelto que han creado, y los resultados les favorecen, y, ya sabemos: a río revuelto, ganancia pescadores.


lunes, 4 de julio de 2011

¿Por qué no utiliza el Partido Popular el mecanismo de la moción de censura?

Joaquín Gil Gutiérrez

El artículo 113 de la Constitución Española, articula el mecanismo para exigir la responsabilidad política del Gobierno a través de la utilización de la moción de censura que, entre otros requisitos, contempla la de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno. Si el Congreso aprueba la moción de censura el Gobierno presentará su dimisión al Rey, y se nombrará el candidato incluido en la moción.

En el Debate sobre el Estado de la Nación, celebrado esta semana, nos hemos hartado de escuchar al Sr. Rajoy, el tan manido “váyase Sr. Zapatero” y convoque elecciones anticipadas. Supongo que una persona que aspira a la Presidencia del Estado Español, debería conocer la Constitución y utilizar este mecanismo para tumbar al Gobierno. Si tanto le preocupa la situación de interinidad y el desgobierno de España.

La respuesta es bien sencilla. La moción de censura, tal y como está planteada en la Constitución Española, es constructiva. Es decir, el grupo Parlamentario del Partido Popular, si eleva la moción de censura, deber proponer un candidato como Presidente del Gobierno, con un programa político propio, que tiene que ser aprobado por el Congreso de los Diputados, con unas ciertas mayorías.

Y, aquí es donde está la trampa del Partido Popular. Si presenta su programa político propio, se va a desenmascarar las verdaderas intenciones de cómo gestionar la crisis. Tendrán que mojarse de una vez, llevan estas dos últimas legislaturas poniendo palos a la ruedas, y sacar a la luz pública las políticas necesarias que van a llevar a cabo en un momento tan excepcional cómo el que estamos viviendo, con esta crisis mundial. Tendrán que pasar de una manifiesta indolencia a una posición activa de toma de decisiones

Durante las dos legislaturas del Sr. Zapatero, en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas gobernadas por el PP, a título de ejemplo, cuando se creaba empleo en la Comunidad de Madrid, donde gobierna la Sra. Aguirre, “calcetines ligeros”, era debido a sus políticas acertadas en esta materia. Cuando se destruía empleo, la culpa es del Sr. Zapatero. Lo mismo ocurría con la ley de Dependencia, que no se podía aplicar por la falta de financiación del Gobierno central. En definitiva, sacar el ventilador y los demás eran los culpables

Poniéndonos en el peor de los escenarios, si el Partido Popular gana las próximas elecciones generales, gobernará prácticamente en toda España en el ámbito Municipal, Autonómico y Estatal. ¿A quién echará la culpa entonces? .

Otra vez la respuesta vuelve a ser sencilla. Todos sus voceros mediáticos que, cada vez tienen más medios de comunicación afines a la derecha y extrema derecha (es impresionante cómo han proliferado), darán la vuelta a la tortilla y lo que era negro con el PSOE, después será blanco con el PP. Y, los votantes del PP, verán y oirán lo que quieren ver y oír, aunque sea mentira.

Entiendo que determinados votantes estén molestos con el PSOE por las reformas acometidas últimamente y su supuesto giro a la derecha. Habrá que ser consciente, si se cumple el peor de los escenarios antes descrito, nos espera un futuro demoledor.

miércoles, 29 de junio de 2011

El gafe, y sus consecuencias

Javier Gil

No es fácil comprender situaciones negativas, que se le manifiestan a uno reiteradamente, además, con todos sus componentes exclusivos de desgracias. Incluso por más tiempo del que parecería razonable, y que por su ahínco, y constante presencia, solo puede llegar a hacer pesar que se trata simplemente, del conocido 'gafe'.
Jamás he podido creer que tal cosa me pudiera suceder, pero tras los ya largos tres años, que día tras día, no ocurre nada, que no se pueda enmarcar en lo anterior, vamos, en lo que popularmente, es conocido como gafe. Están consiguiendo rendirme.
Y por, otra parte, ni de lejos, puedo pensar que yo lo sea, son muchos años, los que tengo y, salvo excepciones, los que llevo de buena suerte, e incluso, en algunas largas etapas de éxito. Pero, que estoy, desde 2008, siendo sometido a su mal influjo, a su mala, desastrosa, y constante presencia, ya casi no tengo dudas.
Y digo casi, porque me resisto, al cenizo, al que no dejan de ocurrirle desgracias, al que la última vez que algo bueno le pasó, ni siquiera lo recuerda.
De verdad, no pretendo generar chanza, ni broma, nada más lejos de mi intención, pero pienso seriamente que algo ocurre, o al menos a mí, que no termina de acoplarse, que no termina de vislumbrarse, que no deja ver la luz, que incluso, a veces, produce la más absoluta ceguera.
Espero que no sea el común denominador del resto de los mortales, de hecho, todos los días, sigo siendo testigo del éxito inconmensurable de muchos, de lo bien que a ellos les funciona la vida, y de que para ser capaz de capear estos tiempos, de crisis, sobre todo: "hay que ser inteligente y saber aprovechar la ocasión". Pues éstos están triunfando, según manifiestan e incluso se permiten aconsejar.
Bueno, pues yo no, nada de nada, que ni ocasión, porque simplemente no se da, y de aprovecharla menos, y mis desgracias, siguen acumulándose, inexorablemente, hasta terminar extenuado.
Que últimamente vivo, con el interés similar al que teníamos, cuando hacíamos las colecciones de cromos de niños, que nos importaba mas terminarlas que entenderlas, salvo las de fútbol.
O incluso conseguir que, en ocasiones, aluda a la 'mala racha', cuando nunca he creído en ello, que siempre he optado por el método científico, 'coño', de verdad.
Sea como sea, lo siento, pero debo reconocer que tengo el cenizo encima, y me resisto a creerlo, pero los hechos se obstinan, son indiscutibles, y cuando llevas tres años en los que solo te han ocurrido desgracias, y siguen sucediéndose, a diario. ¿ Díganme si algunos de ustedes son capaces de creer en Dios?.


lunes, 27 de junio de 2011

Que se devuelva el poder al pueblo

Javier Gil

A pesar de mis muchos años, nací en 1950, no soy capaz de reducir razonablemente mi capacidad de asombro, que, por otra parte, sería totalmente lógico. Aunque, solo fuera, simplemente por el transcurso del mucho tiempo que ha pasado desde que nací, y como tal, ser capaz de ver, oír, y vivir, múltiples situaciones, en una persona de mi edad. Lo que irremediablemente debería reducir la capacidad de asombro de cualquier persona con mi currículo, aunque sólo fuera, como decía, por la edad.
¡Pues no señores, no es así! todavía, y sin querer, soy capaz de asombrarme, y de qué manera. Lo anterior, viene al caso, y lo comento por la declaración manifestada por el Sr. González Pons, según parece en una rueda de prensa, donde ha declarado, ante la próxima comparecencia del Presidente del Gobierno prevista parece para el martes, en el Debate Sobre el Estado de la Nación, lo que sigue: "Lo que los españoles esperan que diga Zapatero, es que se marcha, que dimite, que convoca elecciones y que le devuelve el poder al pueblo".
Mi asombro se produce, no por la primera frase de la manifestación del insigne pepero, a la sazón, vicesecretario de Comunicación del PP, que como cualquier mortal bien informado, puede deducir lo de siempre, desde 2008, pues la marcha, la dimisión, del presidente legítimamente elegido, así como el adelanto de las elecciones, llevan tanto tiempo diciéndolo y pidiéndola , que ya no asombra a nadie.
Lo que si me asombra, y mucho, es la parte relativa a la devolución del poder al pueblo (sic), y seriamente me lo planteo.
Me permito la siguiente reflexión: o sea, que se convocan elecciones y tras el ejercicio del voto por la ciudadanía, automáticamente se le devuelve el poder al pueblo. Supongo, con mi mejor voluntad, que quiere referirse a la metáfora, al sentido figurado de la expresión, y hasta ahí, bueno de acuerdo, que gana seguro el PP, y resulta, como consecuencia, que se produce de facto una devolución del poder al pueblo.
¿Y si no fuera así?, en mi tierra de origen se dice que: "que no conviene vender la piel del oso antes de cazarlo", ¿que pasaría, si no ganase el PP?, también se produce la devolución del poder al pueblo. ¿O en ese caso no?.
Y me repregunto: ¿cuándo le quitó, Rodríguez Zapatero al pueblo el poder, que con su dimisión quiere que se devuelva, según afirma?. Y, si así fuera, como deja ver con claridad el Sr. González Pons, porqué, método se lo devolverán.
En serio, Sr. González Pons, no estén tan convencidos, de que ganarán de calle, de verdad, hágame caso, también se dice en mi tierra, aquello: "de que a veces sale el tiro por la culata".
Pero si finalmente consiguieran ganar las elecciones, en qué se basa Vd. para hacer creer a la ciudadanía, que su posible victoria, supondrá en sí mismo, devolver el poder al pueblo.
Por qué considera usted, a más de la mitad de los españoles idiotas, quién puede creer que una victoria del PP, llevará aparejada la supuesta devolución del poder al pueblo.
¿Utilizamos los ejemplos de los años del gobierno de Aznar?, ¿o las practicas de gobierno sobradamente acreditadas, sobre todo en la Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Comunidad de Madrid,... donde lo hacen desde hace tiempo, por su talante, por su brillante gestión, por sus progresos en desempleo, en crecimiento económico..?
¡Por favor! Sr. González Pons, mi capacidad de asombro, como decía al principio, no se ha visto reducida totalmente con los años, que ya me gustaría, pero conocerles a ustedes, por desgracia, les conozco desde hace mucho tiempo.


jueves, 23 de junio de 2011

Pobres griegos y griegos pobres

Javier Gil

La propuestas de los distintos economistas, que constantemente escucho, y que curiosamente siempre coinciden, sean de la ideología que sean, nos hablan de reformas, de apretarse el cinturón, de gastar menos, de recortes, de ajustes, de repartos de costes, todo dirigido a conseguir el crecimiento económico del país, para sacarle del estancamiento o de la recesión. Hasta ahí, y en mi ignorancia que reconozco en esta materia, lo entiendo.
Pero me cuesta entender el papel de la Unión Europea, en todo el proceso, y sobre todo me duele especialmente la situación de Grecia.
Los pobres griegos, que tras un gobierno de derechas que, parece ser, engañó en las cuentas y le dejó al actual líder socialista un agujero, de un tamaño tal que solo faltaba echar el cierre y declararse en quiebra.
Con el llamado rescate, se endeudan, en unas cantidades y con unos intereses cada vez más altos, y que si no me equivoco, terminaran pagando las dos o tres próximas generaciones.
Alemania y Francia, a través de sus bancos son fundamentalmente sus acreedores, y los griegos deudores de los mismos.
La anterior, dentro de un país miembro, debería ser de otro modo, es mi humilde opinión, o de lo contrario, la UE, se convertirá en un club de países ricos, los del norte, y un club de países pobres, y pagadores, los del sur.
Si sólo tenemos un acuerdo monetario, a través del euro, que incluso dificulta las salidas de la crisis, al impedir la devaluación de la moneda, como te permitía antes con las monedas propias.
Si, finalmente la UE, y ahora con la crisis ha quedado en evidencia, solo es eso. Si no hay un comportamiento político, social, de solidaridad, un acuerdo supranacional de la Europa total. Que sea capaz de apoyar a sus países miembros cuando tienen dificultades, como actualmente le sucede a Grecia y a Portugal, poco recorrido tiene la UE.
Europeista convencido, como me he considerado desde muy joven, espero y exijo más, espero que los representantes de Alemania y Francia, tenga entre sus intenciones algo más que la duda permanente de que sus bancos cobren la deuda griega.
Basar su actuación en el convencimiento firme de que Europa existe, y es, o debería ser, algo más que un simple acuerdo monetario, que como tal, únicamente servirá a los países mas ricos de la Unión.
Deberá ser una nación, deberá defender, con convicción y firmeza, a todos sus países miembros, y conseguir que todos se sientan protegidos y amparados, cuando es necesario, lógicamente, en situaciones como éstas.
Pobres griegos, y, lo peor, griegos pobres para muchos años me temo, los alemanes cada vez más ricos y con un crecimiento mayor de su economía.
En esa diferencia, y en la solidaridad que debería darse en estos casos, estará el germen de algo más que un simple acuerdo monetario, que favoreció sin duda a Alemania, desde el origen de la moneda única europea, solo recordar que el €, en 2002, sale al mercado en paridad con el marco alemán, evitando la inflación, que se produjo en muchos países, en España, sin ir más lejos.
Por último, y a consecuencia de lo anterior, las políticas de ajustes, las marcadas por los países ricos de la Unión, aunque sean necesarias -todos coinciden-, han dañado a todos los gobiernos, al margen de la ideología de los mismos, la prueba es que en todos los países donde la crisis ha sido dura, los gobiernos del color que sea han pagado las consecuencia, donde han habido elecciones, por aplicar las políticas, todas iguales y dictadas desde Bruselas.

miércoles, 22 de junio de 2011

Las manos sucias

Sostiene Pereira

Jean Paúl Sartre, en su obra, plantea un conflicto de la ética política, dos conceptos la ética de la convicción y ética de la responsabilidad. Esta obra de teatro transcurre en un país imaginario llamado Extremadura. Sus protagonistas Hugo Barine y Hoederer. Hugo recibe la misión de matar a Hoereder, líder de izquierda, líder pragmático, se acerca al partido conservador, para fortalecerse políticamente. Hugo se identifica fanáticamente con el fin, sólo un fin: conseguir el triunfo de sus ideas, la alianza con el partido conservador representa una traición a sus principios y valores de la izquierda.

Hoederer le conmina: Cómo te importa tu pureza, mi pequeño muchacho, qué miedo tienes de ensuciarte las manos, bien sigue siendo puro. ¿A quién le importa y para qué sirve tu pureza? Y ¿para qué sirve tu pureza? A ti te interesa mucho la pureza, ¿no? Bueno, pues, la pureza es el ideal del faquir y del monje. Vosotros los intelectuales, los anarquistas burgueses, utilizáis la pureza para no hacer nada. No hacer nada, permanecer inmóvil, apretar los puños, llevar guantes. Yo tengo la manos sucias, hasta los codos. Las he hundido en el excremento y en la sangre ¿y qué? ¿Piensas que puedes gobernar limpiamente?

En un análisis actual, a fecha de hoy, seguramente no sabríamos que roles, que papeles, en la obra repartir. ¿Quién es Barine, quién es Hoederer? ¿Qué representan, qué buscan? Es igual, en los próximos años ya no existirá el mal llamado “voto útil”, todo la izquierda, ya sabe, sobre todo lo que es el voto inútil. Hasta Sartre ya lo sabe, sobre todo él, la nausea le acaba de abordar en el Parnaso y como buen iconoclasta, vomitará antes de seguir ritualizando falsos ídolos. Su maestro Kierkegaard, ya se lo avisó: Todos los ídolos son falsos. Y claro los indignados observan la opereta, a los actores, los roles y más que indignados van a acabar atribulados, algunos ya lo estamos.

Por cierto, la derecha mediática, y alguna izquierda rampante, todavía no han caído en el concepto “columna”… Las cinco columnas de indignados, van a confluir en Neptuno… evocando a la más famosa columna de la historia de España, la Columna de Buenaventura Durruti.

Formada sobre el slogan ideológico más famoso del mundo: No Pasarán.

La catarsis está en marcha, es imparable y más señales no se pueden dar. Buenas noches y Buena suerte.

lunes, 20 de junio de 2011

Autoempleo colectivo y emprendimiento

Sostiene Pereira

El movimiento cooperativo se afianza en la ciudad de Rochdale condado de Lancashire, Inglaterra, cerca de Manchester. Fue aquí, que en 1844, un grupo de 28 trabajadores de la industria textil, que vivían en este pueblo, trataron de controlar su destino económico formando una cooperativa llamada la Rochdale Equitable Pioneers Society (la Sociedad Equitativa de Pioneros de Rochdale). La idea tiene su origen a fines del año 1843, en tal época la industria textil se encontraba en su apogeo y proporcionaba una gran actividad en las más importantes manufacturas de Rochdale. Frente al desamparo de la clase trabajadora algunos tejedores recordaron las ideas de Robert Owen.
A modo de referencia podemos agregar que el sueldo promedio era de 23 centavos por un día de trabajo de catorce horas (los niños recibían 6 centavos por día). En la actualidad el desempleo es el mayor problema de la sociedad española, es muy posible que aquellos 28 tejedores, si no hubieran reaccionado con está estrategia de autoempleo colectivo, hubieran sido desempleados en su época. Los poderes públicos, a través de las políticas activas de empleo, tienen que motivar y propiciar las diferentes variables relacionados con el autoempleo colectivo, individual y emprendimiento.
Algunas de estas variables, están relacionadas con los yacimientos de empleo, la formación, la sociedad del conocimiento y el impulso decidido a las empresas creadas por trabajadores, dentro de la denominada Economía Social, máximo exponente del autoempleo colectivo, o bien al autoempleo individual, desarrollado básicamente por trabajadores autónomos.
Autoempleo colectivo ex novo, también desde los poderes públicos, orientando y asesorando a trabajadores en situación de ERES, cierres patronales e incluso en externalizaciones por razones de la producción. Con esta estrategia paliaríamos en parte la sangría del desempleo, además se iría gestando un tipo de economía más horizontal, redistributiva, democrática y justa. Una acción decidida de toda la sociedad, que haga que la “mano invisible”, de Adam Smith, se haga mucho más nítida y sobre todo mucho más solidaria.
Estamos ante un paradigma, una crisis del propio sistema, en esta situación debemos actuar de formas mucho más creativas, globales, sin ningún miedo a superar modelos económicos y sociolaborales, claramente superados. Por eso las formulas de autoempleo colectivo y emprendimiento, tienen cada vez más vigencia, resuelven un conflicto secular el dualismo: Capital / Trabajo. Racionalizan el reparto de plusvalías y sobre todo al crecer en formas más radiales que repartan más el trabajo real, y en un país donde la fuerza de trabajo es intensiva en momentos de crecimiento, dado el peso del sector servicios en la estructura global de la economía española, este modelo es muy eficiente en todos los sentidos.

domingo, 19 de junio de 2011

La historia se repite

Javier Gil

Ahora que está de máxima actualidad el acuerdo de IU con el PSOE, o con el PP, en el gobierno de Extremadura, no puedo evitar lo que siempre he recordado y lo que, por desgracia, es hoy día IU en la democracia de nuestro país.
Aún recuerdo los años setenta, en mi etapa de universitario, cuando el autodenominado entonces "el partido", en alusión clara y univoca al PCE de entonces, forzaba todas y cada una de las situaciones para que el resto de los que militábamos en el antifranquismo, yo lo hacía en el PSI, antecedente del PSP, del profesor Tierno Galván. Nos sintiéramos deudores de ellos, de los que se sentían los auténticos demócratas, exclusivos y excluyentes, dejando y tratando al resto como sucedáneos de la lucha ante la dictadura y, obviamente, sin el pedigrí, que supuestamente ellos ostentaban, y el resto estábamos muy lejos de alcanzar, e incluso probablemente no alcanzaríamos nunca.
Años curiosos, por otra parte, que tras las primeras elecciones municipales y posteriormente generales, determinó, que la opción socialdemócrata representada por el PSOE, una vez consiguió Felipe González, y su equipo, aglutinar en torno a ellos las distintas propuestas existentes, entre ellas mi partido el PSP. Representaba el verdadero sentir de la izquierda de nuestro país. Quedándose el PCE, relegado al partido que mejor organizado estuvo con el dictador vivo, pero que ni de lejos representaba la opinión de la mayoría progresista del país.
Desde entonces y hasta nuestros días, de todos es conocida, el desastre continuo de la opción, que en tiempos de Franco, brilló con luz propia. Pero que dejó de lucir hace ya muchos años, aunque algunos legítimamente, se resistan a reconocerlo.
Los avatares de IU, las constantes luchas cainitas, que se han dado, y se siguen dando en la organización, lo demuestran, las recientes salidas de gente muy válida, como Reyes Montiel e Isabel Sabanés, lo acreditan de sobra.
Y así, nos encontramos con la actual situación, donde lejos de entender lo que representa dicha opción, yo al menos no termino de entenderla, resulta: que ante su tímida subida, apenas 200.000 votos, con el fuerte castigo sufrido por el PSOE, en las pasadas elecciones de mayo, que en condiciones normales, les hubiera supuesto un mínimo de un millón de votos para IU, pero que sí les ha permitido decidir en muchos municipios y hacer que el PP, consiga alcaldías, y no sé si finalmente incluso el Gobierno Extremeño.
Para ese viaje no se necesitan alforjas. Si votando a IU, se consigue finalmente que gobierne el PP, sin posibilidad de hacerlo sin su apoyo. Que me lo expliquen.
También, como no, recuerdo la pinza de Anguita y Aznar, inolvidable, sobre todo las explicaciones del insigne maestro de escuela cordobés, cuando justificaba las mismas.
También, igualmente, recuerdo a un importante número de afiliados al PCE, de mi etapa universitaria, como al principio decía, que hoy colaboran coco con codo, con el PP, desde asesorando al Sr. Rajoy, o dirigiendo en su día hasta la compañía aérea, Iberia, ocupando: alcaldías ministerios y diversos altos cargos, demostrando que su antigua, feroz y excluyente militancia, de entonces, en el conocido, como:"el partido", no dejó de ser "flor de un día".
No se me ocurrirá nunca negar la legítima y voluntaria evolución de las personas, pero no puedo dejar de sentir rubor, y bastante estupor, cuando los representantes elegidos en las listas de IU, terminan apoyando a los candidatos del PP, perjudicando a los del PSOE, negando un gobierno de progreso, cuando la suma de ambos indican claramente la voluntad de los electores.
La conclusión a la que llego, tras lo visto en estos días: es lo lejos que estamos desde aquellos años 70, con la actual realidad de nuestra sociedad, donde las opciones más progresistas, y como decía excluyentes, no saben hacia donde caminar y terminan en la confusión más absoluta, pues siempre les otorgo la buena intención que, sin duda, presiden sus acciones.


sábado, 11 de junio de 2011

Reeditando la pinza

Javier Gil

La historia tristemente siempre se repite, y lo anterior lo confirma, en estos días a punto de constituirse los gobiernos municipales surgidos tras las pasadas elecciones municipales y autonómicas, donde hay casi trescientos ayuntamientos de España, además del gobierno de Extremadura, donde IU tiene la llave para que éstos sean del PP o del PSOE.
Además, en algún gobierno autónomo como el de Madrid, con la colaboración necesaria de UPyD. Pactos como el que parece ser se ha producido en Getafe, tras una comida en un conocido, y caro, restaurante del madrileño barrio de Salamanca, entre representantes del PP y el partido de Rosa Díez, y que dará la alcaldía de modo irremediable al candidato de PP.
Aún recuerdo la etapa en que el visionario y ahora tertuliano, coordinador general de IU, de entonces, Julio Anguita cuando pactaba con el Sr. Aznar, en aras a una supuesta mejor gestión y sin ningún pudor, se permitía la osadía de explicarlo.
Nunca lo entendí, y por supuesto hoy sigo sin entenderlo. ¿IU no es de izquierdas? Pues si es así, que alguien me explique ¿qué hacía IU, y que hace ahora permitiendo, por acción u omisión, que gobierne el PP, cuando puede impedirlo? ¿Porqué va a gobernar el PP en Extremadura, sin entre el PSOE e IU tienen mayoría?, insisto, de verdad, no lo entiendo. Que alguien me explique el argumento que utiliza el coordinador general de Andalucía, Diego Valderas, cuando justifica su actuación para que gobierne el PP, en muchos ayuntamientos andaluces, y alude como única razón, la mala gestión anterior de los alcaldes de PSOE. Pero eso sí, nunca a su responsabilidad. ¿Qué piensan los señores de IU, cuando ven que gente tan válida como Reyes Montiel, Inés Sabanés, por poner sólo un ejemplo, abandonan sus filas y no quieren presentarse bajo sus siglas? ¿También de ello tiene la culpa el PSOE? Insisto, no consigo entenderlo, cuando por otra parte, en el lento, pero continuo trasvase de afiliado suyos al PSOE, desde hace al menos 30 años, todos sin excepción han sido premiados, como mínimo, con concejalías, consejerías, y alguna que otra secretaría de estado, y no precisamente por sus méritos, sino, supongo, por su habilidad para negociar el tránsito. Bien hace IU, votando o dejando de votar, para permitir finalmente que gobierne el PP, cuando la suma de votos son claramente favorables a la izquierda, así de ese modo se defiende la voluntad de la mayoría expresada en la urnas. Insisto me recuerda a la etapa del iluminado, y por otra parte, cada día más aburrido Sr. Anguita, que justificaba lo injustificable, cuando pactaba con Aznar, porque utilizaba, supongo, aquello de que: ‘no hay mejor cuña que la de la misma madera’.

miércoles, 1 de junio de 2011

¡No les votes! son iguales



Javier Gil

Durante el periodo de gestación de Democracia Real Ya, y el posterior movimiento conocido como 15-M, o Indignados, se ha repetido el grito: ¡no les votes! dirigido, sin duda, al PP, al PSOE, y seguramente también a IU, aunque ellos piensen lo contrario. Lo anterior junto a los comentarios de personas, de mi entorno, de absoluta solvencia, relativos a que, últimamente, todos los políticos son iguales, de cara a la ciudadanía. Me han hecho reflexionar profundamente, mucho antes incluso del 22-M, con el augurio añadido, igualmente por ellos, del descalabro electoral socialista, y con el corolario, de "no os quieren" y lo peor es que no os enteráis de nada.
Reconozco el error pues en el fondo, ni de lejos esperaba los resultados de las recientes elecciones. Pero con el tiempo transcurrido, desde el 22-M, y mi interés por atender con mayor rigor a mis amigos y conocidos, que clavaron el desastre. Me he dedicado a comprobar lo lejos que a veces se está de la realidad, a pesar de creerse uno inmerso en la misma. El análisis sencillo, muy casero, si cabe, pero honrado, genera sorpresas y te hace ver lo que tienes enfrente y no eres capaz de darte cuenta.
Nadie se ha planteado seriamente porqué el PSOE Valenciano ha escondido las siglas durante toda la campaña, teniendo enfrente al mayor 'petardo' político, de la cercana historia, el Sr. Camps, donde la Sra. Oltra, ha conseguido creo 6 diputados, simplemente hablado alto y claro, sobre la realidad política en su Comunidad.
O tampoco se es consciente de que la gente, más o menos joven, de las acampadas dicen, "lo de no les votes" e incluyen, sin duda alguna, al Partido Socialista.
Los casos de corrupción cuantitativamente menores, seguro, pero cualitativamente, igual de repugnantes, en las filas del PSOE, ¿no indican nada?.
El empuje de toda la extrema derecha mediática, crecida, como hace años no estaba, no nos dan una idea de nuestra falta de fortaleza y seguridad, que consecuentemente les hace fuertes.
Ser igual al PP, en comportamientos, actitudes, tácticas, modos de actuar, esconder las siglas del partido en las campañas electorales, sólo lleva a perder la dignidad y al arrinconamiento, y en consecuencia, al abandono masivo por parte de la ciudadanía que siempre ha apoyado a la socialdemocracia.
Además, cuando no se pierde la dignidad, se muestra con claridad las siglas, se ofrecen alternativas y sobre todo se establece la diferencia clara y manifiesta con el PP, la ciudadanía, no sólo no te abandona, sino que te refuerza. Como ejemplo, el joven alcalde socialista de Soria: Carlos Martínez Minguez, que con lo que estaba cayendo, ha conseguido aumentar su apoyo ciudadano, en tres concejales más, en una ciudad nada sospechosa precisamente de izquierdista.
¿No es mejor ser como siempre se ha sido? mantener las señas de identidad, la dignidad el 'hacer histórico de la izquierda', evitar mimetismos malévolos, que sólo consiguen deteriorar la imagen de la izquierda y llevarla a terreno de la derecha, donde lógicamente ellos juegan a favor, juegan en casa, y con los conocimientos y métodos históricamente utilizados y ampliamente probados.
No sé si estoy en lo cierto, pero la reflexión que comentaba, me ha llevado en volandas, a reconocer los errores de la perdida de identidad, de lo que diferencia. Y señalar que aparecer como iguales al PP, es la causa principal de la derrota. Cualquier otra opinión, la admitiré, sin duda, como espero sea admitida la mía.