lunes, 29 de noviembre de 2010

Pablo Iglesias, primer escaño socialista hace cien años

Javier Gil

En este año, en el que se está celebrado el centenario de la Gran Vía madrileña, también se cumplen los 100 años de un hecho, que con todos los respetos a la tradicional y conocida calle madrileña, me parece de suma importancia para la historia política y social de nuestro país. El 10 de junio de 1910, firmando su acta de diputado, el fundador del PSOE y de la UGT, en las elecciones del 8 de mayo había conseguido 40.899 votos, de este modo, se convirtió en el primer diputado socialista en entrar en el Congreso de los Diputados, gracias a la Alianza republicano-socialista.
Pablo Iglesias (1850-1925) consigue ser diputado, enfermo, y a punto de cumplir los 60 años, y a pesar de ello, en los primeros cuatro años en el escaño, su actividad fue constante, y su soledad en el Parlamento se veía compensada con el apoyo que recibía fuera de él, al terminar las sesiones por parte de sus seguidores. La primera referencia a Pablo Iglesias como diputado aparece en el Diario de Sesiones del 16 de junio de 1910, su primera intervención oral se produce el 25 de junio, consistente en debatir, con un diputado por Jerez, Pérez Asensio, sobre la contradicción aparente de representar a la clase obrera sin ser obrero. "Usted no es obrero, pero vive de los obreros" le espetó el diputado. Y Pablo Iglesias presumió de su oficio de tipógrafo, y argumentó que el hecho de estar allí, sólo respondía a que había sido elegido por sus compañeros para representar a la clase obrera en el Congreso.
La vida del fundador del PSOE y de la UGT, no fue fácil, llegado a Madrid con nueve años, acompañado de su madre y su hermano, desde su El Ferrol natal (al morir su padre), las condiciones de miseria que se encuentra el mismo y su familia en la Capital, le obligan a ingresar en un hospicio, junto con su hermano Manuel, donde estaría hasta los 12 años.
A partir de entonces, y pese a su corta edad, decide adoptar la profesión de tipógrafo y empezar a trabajar como aprendiz. Funda el PSOE, con un pequeño grupo de trabajadores y médicos, el 2 de mayo de 1879. Y su trabajo por mejorar las condiciones de vida, de los menos favorecidos, es su única y abnegada dedicación, convirtiéndose, en un auténtico líder, hasta llegar a conseguir el escaño en 1910, aunque ya había sido elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid, en 1905.
Su imagen de líder obrero, su demostrada austeridad durante toda su vida. Su gran capacidad, pese a su escasa formación, y la lucha por mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora, a la que se dedicó plenamente. Hace que en estos tiempos su figura se agrande, y nos haga, para ser justos, sentirnos orgullosos de él, yo al menos lo estoy, y, sin ninguna duda. Por ello quiero, antes de que acabe el año, felicitarme y felicitarnos, por el 100 aniversario del escaño, de suma importancia para todos los socialistas, como posteriormente hemos podido demostrar y seguiremos demostrando.
A pesar del interés, históricamente manifestado de multitud de personas, de la derecha, por denostarle, o, al menos, ensombrecerle. Utilizando para ello, todo tipo de opiniones malintencionadas, e incluso mentiras, para sembrar la duda acerca de su figura, y su actuación política. Utilizando para ello, incluso, argumentos de historiadores, presuntamente prestigiosos, y, como no, utilizando la mentira.
¡Habrá a quién puedan sorprender!, a mí desde luego no, pues los conozco bien, desde hace muchos años, y por otra parte, no deja de ser su habitual: modus actuandi.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pero no es verdad

Antonio Miguel Carmona


Este artículo ha sido publicado en www.elplural.com, el día 25/11/2010

El PP nos quiere hacer creer que si viene Rajoy el paro caerá y la solvencia de España aumentará ipso facto

Todas las naciones europeas sufren la escasez de crédito en los mercados de capitales dirigiendo las instituciones financieras a la quiebra y reduciendo la capacidad de financiación de los Estados y de los ciudadanos a la nada. La posibilidad de acceder a los mercados de dinero dependerá de la solvencia de las instituciones de cada país -financieras y públicas-, de su competencia para recuperarse y de su aptitud frente al riesgo. La probabilidad de hacerlo en condiciones favorables es simplemente ninguna


Conviene recordar que la crisis se originó en Estados Unidos a partir de un irracional crecimiento de los precios provocado por aquellos que depositaron en el mercado la única esperanza. Lejos de pedir disculpas continúan graznando los pavos reales.

Opacidad
La crisis financiera presentó después sus credenciales como consecuencia del derrumbe inmobiliario y la opacidad anarcocapitalista de los activos financieros ficticios -ilustre resultado de las propuestas conservadoras, mal llamadas liberales, simplemente arcaicas-. Lejos de pedir disculpas el cloqueo de los pavos reales neoliberales se mantiene intacto.

Los pavos reales
Las instituciones financieras sufrieron sucesivos impagos, explotadas en los mercados de modo feudal, entraron muchas de ellas en quiebra; sin financiación la demanda entonces se derrumbó, el cierre de empresas, el desempleo se dispararon, el sector público en todos los países observó como se abatían los ingresos y se multiplicaban los gastos como consecuencia de la protección de los menos favorecidos y el impulso de la inversión pública frente al deterioro de la coyuntura (y a veces por el despilfarro). Los déficits, entonces, se dispararon, especialmente en Estados Unidos y en el Reino Unido, teniendo que financiarlos con endeudamiento, inundando en suma los mercados internacionales de deuda soberana. Y, sin embargo, los pavos reales, sacerdotes del mercado y del darwinismo económico, glugluteando aún, ¡ay Dios mío!, sus antiguas recetas.

La respuesta de Inglaterra
Al Banco de la city se le ocurrió entonces financiar los déficits a través de la compra de Deuda por parte del banco emisor. Los bonos británicos eran adquiridos por el Banco de Inglaterra provocando un aumento de la masa monetaria y la consiguiente depreciación de la libra esterlina. Estaban aguantando el tirón no dejando al sistema financiero y al sector público desamparados. La Reserva Federal norteamericana, del mismo modo, cubría gran parte del monumental déficit federal emitiendo moneda y adquiriendo bonos. El último movimiento, hace escasos días, ha sido el inicio de la compra de bonos norteamericanos por valor de 600.000 millones de dólares. El Banco Central Europeo dejó, sin embargo, a la capacidad de ajuste de cada uno de los estados su credibilidad ante el mercado de capitales y ante los movimientos especulativos que los grandes operadores arrostraban contra la Deuda Soberana y contra la capacidad de los bancos de acceder al dinero.

Solos en la madrugada
Sin la protección del Banco Central Europeo –a diferencia de la actitud del Banco de Inglaterra y de la Reserva Federal-, las naciones europeas, cada una sorprendida según su carácter, tenían que afrontar solas el cierre de los mercados de capitales. Nadie prestaba a nuestros bancos y esto suponía que ni siquiera pudieran fiar a los ciudadanos, ni tampoco fueran capaces de afrontar los vencimientos de las deudas contraídas con anterioridad.

La Europa de los chapuceros
Los tiempos mostrarán la verdad : el Gobierno conservador griego mintió con las cuentas públicas y, cuando los socialdemócratas levantaron la alfombra y descubrieron el fraude, tuvieron que reconocer un mayor déficit, siendo penalizados de inmediato por el mercado de capitales.

Un enfermo
Tarde, mal y nunca, los europeos -si es que existe esa ciudadanía en un entorno sin gobierno-, decidieron crear un fondo por si se repetía un problema similar : nacía el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Una Europa de chapuceros que intervenía a un enfermo que ya casi estaba clínicamente muerto. La negligencia financiera de las autoridades comunitarias pasará a la historia por la acidia y el descuido.

Axel Weber dixit
De forma temporal, no vayan a herniarse, el Banco Central Europeo aprobó el Programa de Compra de Bonos Gubernamentales (SMP), un mecanismo parecido al norteamericano o al británico, salvando las distancias, de una timidez extrema y de un paroxismo mítico.

Merkel
Apareció Axel Weber, avaro de sus horas, miembro del Consejo del BCE y responsable del Bundesbank, crítico sumo a que el banco emisor del euro compre bonos de los Estados. Con una cierta impertinencia afectada, convierte en anatema para la ortodoxia y prefiere dejar morir al enfermo antes que medicarlo por si acaso le sube la fiebre. Merkel, que habla un francés depurpado, adalid de la desmemoria, sigue sin acordarse de los esfuerzos realizados a principios de los noventa para financiar una Alemania que se reconstruía y que generó los más profundos desequilibrios monetarios en una Europa que parecía tener futuro.

¿Arde Dublín?
Los pavos reales nos pusieron la cabeza como un bombo defendiendo el Estado mínimo. Qué gran ejemplo: Irlanda ; con un impuesto de sociedades en el 12,5%, la minimización en suma de los ingresos públicos, todo al albur de los mercados. ¿Estado? ¿Para qué? El tigre celta se convertía en las universidades en la espada contra los socialdemócratas. Y, mira tú por donde, el tigre celta se ha convertido en un gatito, en un pobre minino incapaz de evitar la quiebra de su sector financiero. ¿Podrán ustedes creerse que los pavos reales siguen voceando sin descanso sus recetas antifiscales?

¿Dónde está el médico?
De nuevo se ha esperado a que el enfermo entre en coma. Irlanda ha visto casi morir a su sector financiero, incapaz de financiarse en los mercados internacionales de capitales, ya no sólo para alentar su economía sino simplemente para poder pagar los vencimientos de sus deudas. Con la resignación del insecto torturado por los niños, el Gobierno irlandés ha tenido que sufrir una multiplicación extrema de los intereses que han de financiar su déficit, incapaz entonces, gatito ahora, de sostener su economía.

La receta
Ya estaba el enfermo en coma cuando por fin llegó el médico. Y financiamos desde la Unión Monetaria y desde el Fondo Monetario Internacional con casi 90.000 millones de euros la salvación del crédito en Irlanda. Eso sí, obligando al Primer Ministro, Brian Cowen, a impedir que el Gobierno se endeude, planificando un recorte de 15.000 millones de euros en el abultado déficit, 10.000 reduciendo el gasto y 5.000 aumentando los ingresos. Obligando a tener que eliminar de la función pública a 24.750 empleados y, sobre todo, subiendo los impuestos. Es decir, elevando el IVA hasta el 23% (han leído bien, ¡hasta el 23%!). Me imagino a los pavos reales sin cabeza revoloteando desesperados por las universidades y las academias.

El Apocalipsis: para Keith Wade, de Schroeders, ni Grecia, ni Irlanda, ni Portugal, formarán parte del euro dentro de cinco años. Se equivoca.

El caso de España
Los movimientos especulativos, las posiciones en corto, las ventas de Deuda se suceden por parte de aquellos operadores que se están haciendo ricos viendo cómo caen las cotizaciones tras apostar por un derrumbe de las mismas que ha sido la causa a su vez del descenso.

España
España no tiene mucha Deuda emitida, pero tiene varios problemas que la debilitan. Más de cuatro millones de parados que se convierten en un ancla que no permite recuperarse la demanda de la nación. Un endeudamiento privado sobredimensionado que evita que podamos endeudarnos en mayor medida con el fin de levantar por este lado la demanda. Y una oposición irresponsable que vota en contra de las medidas que hemos desarrollado todos los Estados para evitar una hecatombre. Conviene recordar que el término hecatombe proviene del griego “cien bueyes”, los mismos que se sacrificaban en las fiestas religiosas de Atenas implorando a los dioses, de la misma forma que inmolamos el Estado del Bienestar al Yahvé del mercado libertario de delincuentes y transgresores.

Irresponsables
Hemos sido capaces de colocar este martes pasado más de 3.500 millones de euros en Letras a tres y seis meses, pero, ¡a casi el doble de interés que hace unas semanas! Los grandes operadores nos atacan sin misericordia mientras el Gobierno soporta la colocación de Deuda aún a tipos más altos, recorta el déficit para evitar más emisiones y las instituciones financieras aguantan que los mercados de capitales les den la espalda.

Lo que hace el PP
Mientras, los responsables del Partido Popular alimentan los oídos del mercado explicando que estamos peor de lo que creíamos, que la deuda española está en peligro y que si viene Rajoy, con su cargamento de fruslerías, el paro caería en semanas y el nivel de solvencia de la economía española aumentaría ipso facto.

Si fuera por…
Como Catón, según Plutarco, ceterum censeo Carthaginem esse delendam. Si por los mercados especulativos fuera, la oposición irresponsable, las autoridades monetarias indolentes o, simplemente, el graznido de los pavos reales… delenda est Hispania.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Interesa acabar con Telemadrid?

Eduardo Sotillos

Este artículo ha sido publicado en www.elplural.com el día 24/11/2010

El mayor peligro proviene de la Comunidad de Madrid y su presidenta, Esperanza Aguirre

¿Interesa acabar con Telemadrid?


Una idea tan básica como que la razón de ser de un medio público de comunicación en un mapa audiovisual sobrecargado de ofertas privadas radica en su capacidad de ofrecer una programación alternativa a las puras y duras consideraciones del mercado, parece haber caído en el olvido. La defensa del esfuerzo de los contribuyentes a mantener con sus impuestos unas radios o unas televisiones públicas no puede mantenerse con otro argumento que el de su rentabilidad social. En todos los estatutos vigentes se subrayan principios de inexcusable cumplimiento por parte de sus órganos rectores entre los que destacan el pluralismo informativo, la separación de información y opinión, el respeto a los valores democráticos, la protección de la infancia, el reconocimiento de las minorías, la protección y divulgación de la cultura, etc.

De un tiempo a esta parte, sin embargo, dentro de una ola de pensamiento que pone bajo sospecha a todo el sector público, algunos gestores de televisiones autonómicas, y muy evidentemente en el caso de Telemadrid parecen empeñados en alimentar el argumentario de quienes aspiran a su desaparición desde muy variados y visibles intereses. En época de crisis económica, por tanto del mercado publicitario, ni siquiera la desaparición de TVE como un competidor entre los anunciantes parece colmar las aspiraciones de los empresarios privados del sector. El trozo de tarta alcanzado no resulta suficiente para sobrevivir y la mirada golosa se dirige ahora a los pasteles sueltos por las diferentes Autonomías. Sorprende, a mi al menos me sorprende, que los legítimos defensores del libre mercado y sus fórmulas maravillosas no realicen un mínimo esfuerzo para analizar si la planificación de su desmesurado desarrollo de ofertas de nuevos canales no está formando parte de la crisis, aunque resulte más sencillo volver a acudir a un tipo de subvención indirecta como es la supresión de la publicidad en la competencia y dejar que los impuestos cubran el hueco presupuestario.

El mayor peligro
Junto a ese frente abierto, que al menos tiene una lógica interna, el mayor peligro proviene no obstante de quienes deberían defender la tarea que les ha sido encomendada- y a cuyos beneficios no renuncian-pero que comulgan en las mismas ideas privatizadoras. A la cabeza, la Comunidad de Madrid y su presidenta, máximo órgano rector de la televisión madrileña. Al renunciar a aplicar los principios básicos de la programación y consentir en que, con sobradas razones, se fomente la línea de descrédito, la mala imagen de una marca que gozó de momentos de alta reputación, se está alimentando la peligrosa idea de que nada justifica su existencia.

Sólo apto para cavernícolas
De escándalo en escándalo, intentando ocultar la realidad de una carga ideológica al servicio de los sectores más cavernícolas de la sociedad, ofensiva incluso para muchos votantes conservadores, se está expulsando de las pantallas a núcleos muy importantes de espectadores… que pueden terminar preguntándose para qué pagan con sus impuestos un producto que les ofende.

Profesionales
Telemadrid cuenta con el gran capital, el gran valor para cualquier empresa de comunicación, que son sus profesionales, así como con una infraestructura técnica envidiable. Necesita libertad y convicción en su defensa. Necesita ofrecer una cuenta de resultados, una rentabilidad social, que es la que justifica su existencia. Sobran, en cambio, variados “sostres” y demasiados cómplices.

Eduardo Sotillos es periodista y secretario de Comunicación y Estrategia del PSM

Artículo publicado originalmente en la web de Fundación Sistema

martes, 23 de noviembre de 2010

Por la historia y nuestro necesario compromiso

Javier Gil

Hablando con los jóvenes, (de los que ya escribí el mes pasado en el blog), algo que a mí me interesa, y que siempre que puedo, cuando tengo ocasión, lo hago con la mejor disposición, y sin esfuerzo alguno. Pues sus comentarios, y opiniones, me merecen el mayor de los respetos, y por otra parte, siempre llego a la misma conclusión. Creo, de manera convencida, que tenemos hoy la juventud menos protagonista, desde un punto de vista socio-político, de nuestra reciente historia, tengo la percepción que; sólo el fútbol, las copas, las salidas de fin de semana (eso sí, hasta que amanece, e incluso más), y poco más.....conforman su vida.
Me llama la atención, muy especialmente, el desinterés que muestran muchos jóvenes, la mayoría, por no decir todos, sobre la política, su gestión, su imagen...etc. Y, me preocupa su descreimiento, o como queramos definir dicha actitud.
Si hablamos de la dictadura de Franco, finalizada recientemente, en términos históricos apenas 35 años, ellos lo sitúan, poco más o menos, sucedido en la 'edad de piedra'. Despreciando cualquier referencia a la misma.
Contrasta, curiosamente, con las que me hacían mis mayores, ocasionalmente, sobre la Guerra Civil, a las que yo prestaba la máxima atención y el mayor interés, y que mi avidez por conocer más de la historia, se veía normalmente frustrado, pues a nuestros padres les debía resultar desagradable el recuerdo, y consecuentemente no se reiteraban en el mismo.
Las continuas llamadas, que les realizo, cuando tengo ocasión, sobre la necesidad imperiosa de no olvidar nuestra reciente historia, por aquello, de quién la olvida, puede inexorablemente repetirla, parece hoy carecer de toda importancia. Es más, me sorprende que en en jóvenes, que considero formados, con capacidad, inteligencia y habilidad para desenvolverse en la vida, se desprenda, de inmediato, cierto desprecio, y mucho desdén hacia la clase política, y su acción.
Como creo que nada es casual, y todo es consecuencia de algo, si nuestros jóvenes, manifiestan, por activa o pasiva, dicho desinterés, lo que es manifiesto, es que en algo hemos fallado y seguimos fallando. Es difícil entender que personas jóvenes, supuestamente ávidos de conocer todo lo que les rodea, expertos en nuevas tecnologías, inteligente, como decía, y preparados como nunca en nuestro país. Manifiesten, de manera casi unánime, un absoluto desinterés por la acción política, por sus protagonistas, y por todo lo que ella significa.
Evidentemente, muchos pueden refutar lo que digo, con la afirmación de que no todos son iguales, y que sí hay jóvenes comprometidos en la acción política, de todas las ideologías, y opciones. Pero, quienes afirmen lo anterior, no pueden negar que dichos jóvenes son minoría, e incluso para el resto de los de su edad, son vistos como una rara avis, y considerados como ciertamente extraños, lo que demuestra la excepción, que sostengo.
¿Son tan hábiles que han captado rápidamente, que quiénes mandan hoy, en nuestro mundo, son los mercados y no los gobiernos?, e insistir en esa intención, es totalmente estéril, ¿O, simplemente, se consideran incapaces de forzar cambios, con su necesaria participación, y han tirado la toalla?. Sea como fuere, me preocupa, pues el obligado cambio generacional inexorablemente debe producirse, y salvo que se invente algo nuevo, que no necesite de la participación de los ciudadanos. Más pronto que tarde, deberán asumir las riendas del país, y con el desinterés por la gestión de lo público, y el rechazo a la gestión política, que reiteradamente observo. No quiero imaginarme su resultado, por desgracia la afirmación de que los mercados lo regulan todo, se ha demostrado, ahora más que nunca, la falacia que encierra. Los mercados, lo que regulan son los flujos de ingresos líquidos, y constantes, para los bolsillos de algunos, que normalmente siempre son los mismos, en perjuicio de la inmensa mayoría de ciudadanos. Y, dejar nuestro futuro en sus manos, sería como poner a la zorra a cuidar de las uvas. Hablando del comportamiento de la zorra, con respecto a las uvas, me pregunto: ¿estaremos ante una situación similar?, a las consecuencias que pueden sacarse de la conocida fábula, atribuida a Esopo: "Nunca traslades la culpa a los demás de lo que no eres capaz de alcanzar".

lunes, 22 de noviembre de 2010

Los últimos días en la Puerta del Sol

Antonio Miguel Carmona

Este artículo se ha publicado en www.elplural.com, el día 22/11/2010

Todo gobierno tiene determinados gestos cuando ve llegar la hora final de su ciclo político. Muecas que muestran un natural nerviosismo y decisiones que hacen cómplices de la ineficiencia a los cargos públicos que no pueden más que aburrirse ante la falta de un nuevo proyecto político que les sirva de horizonte.

Uno dijo cuando se iba a morir que lo tenía todo atado y bien atado ; otros, más recurrentemente, aceleran determinadas actuaciones mientras sus secretarias o secretarios recogen los papeles y van empaquetando los libros que tan celosamente adornaban el armarito caoba del despacho.

La principal mueca que hace decadente y final a un gobierno son los últimos Presupuestos, fuente inagotable de guiños, insinuaciones y visajes: se trata de la incapacidad manifiesta de controlar el gasto que ya ha envejecido, especialmente el supérfluo e insustancial. Incapacidad sustentada en la acumulación, año a año, de hábitos financieramente onerosos y económicamente ineficientes. El tiempo transforma en tara lo que en un principio era una prebenda.


Como era de esperar, los conservadores españoles –sólo en España llamados liberales-, son capaces de gastar más y peor que los socialdemócratas. El último Presupuesto de la Comunidad de Madrid eleva el endeudamiento de la Administración Regional en 1.435 millones de euros. Esto supone que su Consejo de Gobierno rebasará la cifra de 14.000 millones de euros de deuda contraída: la segunda región de España, tras Valencia, para su mismo nivel competencial (excluyendo Cataluña), con mayor Deuda.


Durante los interminables siete años de mandato de la presidenta saliente, Esperanza Aguirre, se ha generado un total de 5.000 millones de euros de déficit público. Todo ello presumiendo de austeridad. Una falsa mesura, una sobriedad presunta, que ha dado lugar en ese tiempo a gastarse 700 millones de euros en publicidad y propaganda, a contratar una interminable lista de altos cargos o a que los ingresos de Telemadrid representen tan solo el 25% de los gastos totales.


Se impone para el Gobierno entrante –lo hablaba con un ex-consejero de Aguirre, la elaboración de un Presupuesto Base Cero, es decir, comenzar a elaborar un Presupuesto en función de las necesidades y la orientación política del nuevo gobierno, desde cero, y no en relación con el Presupuesto anterior repleto de lacras, muecas y taras.


No les va a salvar ni la búsqueda de patronales que publiquen una encuesta favorable que diga que tienen un 52% de los votos (la mentira es otro indicador de la despedida). El principal guiño al futuro, cuando se sabe que un gobierno es verdaderamente saliente, es cuando presenta un último presupuesto incapaz de frenar la tara de determinados gastos inútiles, muestra de que lo viejo necesita ser cambiado, no tanto por edad como por la obsolescencia.


Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

jueves, 18 de noviembre de 2010

La doble vara de medir de la derecha

Javier Gil

Es curioso comprobar el comportamiento humano y no pensar en suicidarse directamente, y lo digo por las reacciones de un sinnúmero de amigos, y algunos conocidos, de lo que podríamos llamar de derechas, o así al menos ellos se manifiestan, y con los que constato a diario las noticias y la actualidad. Que si viene el Papa a Santiago de Compostela y a Barcelona, y se le ocurre decir que en España estamos como en los años treinta, en cuanto al laicismo y demás, van y se lo creen a 'pies juntillas'.
Pero si el Sr. Eguiguren, comparece como testigo en la causa contra Arnaldo Otegui, porque le ha propuesto la defensa de éste, diga lo que diga, van y no se lo creen, pues faltaría más: alguien que lleva un montón de años luchando por la democracia en el País Vasco, contra viento y marea, pero claro, es a su vez, el Presidente del PSE-EE PSOE, no es digno de ser creído.
Que tenemos que darnos cuenta, de que lo que está pasando en el Sáhara, es una salvajada, porque es cierto y lo es sin duda, y así yo lo considero, y se les ocurre a los Sres. del PP decir que es culpa del Sr. Rodríguez Zapatero y su gobierno, por mantener unas magníficas relaciones diplomáticas con Marruecos, y además al lúcido Sr. González Pons (que curioso), se le ocurre acudir a la manifestación que se celebra al efecto, van también y se lo creen.
Pero, por supuesto, lo que no se creen mis amigos de derechas, es que el Sr. Camps tenga que dimitir, o al menos tener la 'vergüenza torera' de no volver a presentarse, pues no hay razón para ello, pues realmente sólo son unos trajes de nada.
O que la Sra. Aguirre, no sea capaz de explicar lo de Gürtel, y lo de la red 6.000, de altos cargos, y algunos de la red de 10.000, de euros mensuales, para entendernos, como en el Canal de Isabel II, sin ir más lejos, para que todos, mis amigos, y yo mismo, podamos entenderlo. Pues no se lo creen, ya que para ellos no deja de ser una patraña socialista.
Por otra parte, si se creen mis amigos de derechas, que Alfredo Pérez Rubalcaba, es un implicado en el Gal, en el 11 M, y en la maquinación de la policía, para disponer a ésta contra la multitud de cargos del PP, en los asuntos de corrupción, muchos, muchísimos (más de lo que podamos imaginar), diversos, en casi todas la Comunidades de España, que son, por otra parte; claros, evidentes, notables, tangibles, manifiestos, y demostrados, en los que se encuentran inmersos ellos sólitos, y por sus propios méritos, pero, ésto último, curiosamente, no se lo creen.
Pero claro, y en cualquier caso, si así fuera, no se creen que los citados méritos sean de ellos, son sin ninguna duda de José Luis Rodríguez Zapatero, que a la sazón es masón, como lo decía, a modo de aviso para navegantes, la semana pasada, 'la ilustre comparecencia' en un debate del canal de televisión Intereconomía, rellenado, a más a más, con dos horas y media, y quizá me quede corto, de programa, dedicado al Valle de los Caídos, y al cierre del mismo por el Gobierno masón, laico, anticatólico y todo lo demás, que lleva aparejado, a Rodríguez Zapatero, como único culpable. Donde además, de los distintos comentarios enviados por sms, aparecidos a pié de pantalla, en lo que algunos solicitaban valor y disposición para desalojarlo, aunque fuera a la fuerza, de la Moncloa, increíble, inaudito, pero cierto, lo aseguro.
Y, a pesar de ello, mis amigos, me consta, buena gente, serios, trabajadores, cumplidores, pues los conozco sobradamente, se lo siguen creyendo, eso sí, todos ellos, curiosamente coinciden en que son lectores de El Mundo.
Uno de ellos, para mí muy querido, me regaló un libro, titulado: Por qué dejé de ser de izquierdas, de Javier Somalo y Mario Noya, sobre los testimonios de Federico Jiménez Losantos y nueve más, supongo que para ver, si con su lectura, me curaba de mi izquierdismo histórico, como de la poliomielitis, que me acompaña desde 1953.
Pero tristemente, lo he leído rápidamente, y con cariño, lo aseguro, para ver si así me curaba para siempre, y que pena, que decepción, que desastre, lo que pienso sinceramente, tras la lectura, es que quizá nunca fueron de izquierdas, por mucho empeño que ponga en explicarlo, pero además ninguno de ellos. Con esos argumentos, no pueden convencer a nadie, ni por asomo, y lo digo con todo respeto, y lo siento, pues ni por esas.
Después de todo ello, y todos los esfuerzos realizados. Como decía al principio: ¿no es para suicidarse?. Además, si finalmente lo decido, no creo ir al infierno, pues para eso soy agnóstico.

martes, 16 de noviembre de 2010

El profesor Carmona: capacidad, bonhomía y el liberalismo auténtico

Reproduzco literalmente el artículo publicado en www.ibercampus.es, por el periodista y escritor Graciano Palomo, sobre las virtudes que, a su juicio, conforman la figura del Secretario de Economía del PSM-PSOE, y profesor de Economía.
El burgalés, nacido en 1954 en Villanueva de Gumiel, Graciano Palomo, es director de Fundalia, editor de Ibercampus.es (el digital de la enseñanza superior de España e Iberoamérica), y además de articulista habitual de www.elplural.com. Está considerado el biógrafo del ex presidente Aznar, siendo autor de varios libros sobre él, y sobre la actual derecha española. Desde, El vuelo del halcón, en el ya lejano 1990, hasta el último, editado en 2008, y titulado: Rumbo a lo desconocido, pasando por el publicado, creo que en 2006; De Aznar a Rajoy: La maldición de Casandra. Han sido cinco los libros escritos, sobre dicha materia. Es, además, autor de otros libros sobre distintas temáticas, y colaborador con distintos medios, en su ya larga vida profesional. Por Javier Gil

GRACIANO PALOMO 16 noviembre de 2010

El profesor de Economía del CEU, Antonio Miguel Carmona, es no de los casos más deslumbrantes que conozco en mi ya extensa y abigarrada vida profesional de COMUNICACIÓN desde postulados académicos.

¿Hay alguien que no conozca en este país al responsable del área económica del PSM? Es, como diría el clásico, un comunicador para todas las estaciones. Ya dijo Felipe González que si volviera al gobierno le nombraría “ipso facto” ministro de Economía. Porque junto a conocimiento y capacidad técnica, que la tiene y muy acreditada, Carmona sabe captar el mensaje, deglutir la almendra y ofrecerla en ‘román paladino’. Por eso está en todas las tertulias televisas. Las de izquierda, centro, derecha y aún muy de derecha. No quiere decir extrema. Este es al fin y a la postre un papel cibernético universitario.

Bonhomía

Otra de las claves que no se estudian en las escuelas y facultades de Comunicación es la bonhomía. Siempre he mantenido que nada que no es verdad puede permanecer. Por eso fracasan las operaciones de salón destinadas a presentar a los dirigentes políticos como lo que no son. Hay ejemplares a millares en España y millones a lo largo y ancho del mundo.

Se trata de ser buenas personas; antes que nada. Y eso se nota en la cara. Es lo que tiene Carmona.

Llevo en esto del periodismo político la friolera de treinta años. He conocido a centenares de grandes dirigentes en España y en el mundo. Desde a Adolfo Suárez, Felipe González, Calvo Sotelo, Aznar, Rajoy, Zapatero. Ronald Reagan, Margaret Tachero, Helmut Khol, Sandro Pertini, etc…Nunca había conocido en nuestro país –con las excepciones de Suárez y González-un tipo con unas condiciones innatas tan formidables para “TRANSMITIR”.

Socialista a fuer de liberal

Bien, pues tengo que escribir y escribo que la falta de sectarismo en la persona de Carmona es otra de las claves. Por eso, por ejemplo, acude sin ir más lejos al programa de una meapilas como Cuca de Vinuesa.

Carmona, antes que nada, es un liberal auténtico; no un camuflado como hay muchos de esa pretendida ideología y luego resultan que cuando ven un euro público flotando se lanzan en plancha.

O como esa vieja periodista conocida como Curry “Jovenzuela” que se dedica a poner verdes a los políticos socialistas por gastadores y cuando estuvo en el Consejo de Administración de RTVE por el PP (va de independiente) se comió literalmente medio millón de pesetas en comilonas que nada favorecían su labor de representación en el ente público.

Antonio Miguel Carmona es un tipo joven. Dará mucho juego en los próximos años. Si yo fuera Rajoy ya estaría fichándole como “independiente”. O siquiera como asesor externo.

¡Carmona, sálvanos a todos!

Diplomacia vaticana

Eduardo Sotillos
Este artículo ha sido publicado en www.elplural.com, el día 12/11/2010

Francisco Vázquez, un socialista de vieja hornada, militante desde la clandestinidad, sindicalista, eficaz gestor municipal con el respaldo de mayorías absolutas en La Coruña-A Coruña, es actualmente el embajador de España ante la Santa Sede, el Estado Vaticano. Vázquez no sólo es católico, como aseguran las encuestas que somos oficialmente más del 70 por ciento de los ciudadanos españoles, sino que proclama con orgullo su condición de serlo. Quienes no nos sentimos reconocibles en esa categoría respetamos sinceramente a aquéllos que, como el compañero Vázquez, no sólo proclaman su fe, sino que practican los mandamientos de la Iglesia, entre ellos la asistencia a la misa dominical, que apenas admiten cumplir un 17% de los fieles.

El embajador Vázquez acaba de concluir una importante misión, garantizar el éxito del viaje del Papa a España, y se muestra exultante por ello. Seguro que en Roma habrá recibido las merecidas felicitaciones. Sin querer enturbiar su felicidad y aun a riesgo de que me pueda considerar parte de aquéllos a los que se refiere el embajador como “los no católicos que buscan exaltar la confrontación en vez del dialogo”, sí quisiera reivindicar la libertad para formular algunos reproches al desarrollo de estas escasas horas de Benedicto XVI distribuidas entre Santiago y Barcelona. Cualquier diplomático, incluso con menor experiencia y responsabilidad que Francisco Vázquez, sabe que la declaración formulada por el Papa en el avión que le conducía a España, y que obligó a una matización posterior a cargo del portavoz vaticano, estaba absolutamente medida y preparada para ser divulgada, seguramente para complacer a los sectores más radicalizados del catolicismo español que las acogieron con entusiasmo. ¿Sabremos algún día si por parte española se formuló alguna protesta, aunque con sordina?¿Se habría reaccionado con la misma delicadeza ante expresiones similares por parte de otro Jefe de Estado, sin llegar a la necesidad de decir “¿Por qué no te callas?”.

La España para la que el Papa predica una cruzada contra su laicismo ha puesto las televisiones públicas, las fuerzas de seguridad y parte de sus presupuestos al servicio de unos actos de propaganda de la liturgia católica que contrastan con la imagen de austeridad que se exige a las autoridades civiles, democráticamente elegidas. La Iglesia ha exhibido durante esas jornadas toda su pompa y su boato, lo que no ha impedido a Monseñor Rouco, afirmar después que los problemas de la actual crisis económica se resolverían con la aplicación de los valores cristianos. Denuncia Francisco Vázquez que “Más papistas que el Papa los hay en el PSOE y en la Iglesia española”. En la Iglesia hay también-y se han podido escuchar bastantes voces críticas- quienes no se reconocen en los mensajes papales que proyectan la nostalgia por un tiempo en el que el Altar se imponía al Trono –ahora, al Parlamento- y en el que la mujer debía ser auxiliar, como en la lamentable escena de la consagración del templo de Gaudí, de la jerarquía masculina. En el PSOE, según mis noticias, conviven pacíficamente agnósticos, ateos y cristianos. Y si hay algunos socialistas “más papistas que el Papa” seguro que el embajador Vázquez, quien así lo declara, tiene motivos sobrados, de primera mano, para asegurarlo. Yo también lo temo.

Eduardo Sotillos es periodista y secretario de Comunicación y Estrategia del PSM

lunes, 15 de noviembre de 2010

La inteligencia y el dolor

Antonio Miguel Carmona


Publicado en el www.elplural.com el día 15/11/2010


Cada día estoy más convencido de que la inteligencia es la característica más preciada en política. Sin inteligencia los errores se suceden como una cadena de estupideces cuyas consecuencias a veces son irreparables.

La izquierda abertzale, acostumbrada a justificar, amparar y apoyar el terrorismo, ha enviado una serie de señales que no deben pasar desadvertidas : dejar las armas. Sin embargo, en esta orilla, como siempre, un grupo de zaborreros, con la simplicidad de una ameba y la capacidad de esfuerzo de una rama, desde las filas del Partido Popular, comienza una cacerolada acusando al Gobierno de la Nación de negociar con la banda terrorista, ponen a escurrir hasta la calumnia a Eguiguren y se rasgan las vestiduras como si ellos fueran los únicos asesinados.

Yo soy de los que piensan que no debemos dar un paso atrás en ninguno de los sentidos de una lucha terrorista que desde Interior y Justicia ha cosechado en los últimos años innumerables éxitos. No estoy de acuerdo con muchas apreciaciones de Eguiguren y creo, sinceramente, que debemos tener cuidado en no caer en la candidez de dejarnos engañar, como ha sucedido a todos (repito : a todos) los gobiernos anteriores.

Pero las señales son evidentes. Por primera vez, en noviembre de 2009, hace ahora un año, la izquierda abertzale manifestó en la Declaración de Alsasua que los únicos métodos legítimos no podían salir de lo estrictamente político. Para mayor abundamiento sus líderes abrazaron y se adhirieron a los Principios (del Senador) Mitchell con el fin de dejar la violencia. No pocos presos etarras han profundizado con declaraciones públicas en relación a dejar definitivamente la violencia. El acuerdo con Eusko Alkartasuna, Lortu Arte, es una evidencia que deja ver un horizonte esperanzado. Hay que ser imbécil para no ver esto.

Otra cosa es que seamos cándidos y creamos que estas decisiones son definitivas. He dicho, y mantengo, que no daremos un paso atrás en la lucha antiterrorista. Ni el gobierno cederá –como no ha cedido un ápice, salvo el gobierno de Aznar acercando presos al País Vasco, tras las conversaciones que mantuvieron con la banda-, ni los jueces dejarán de juzgar a Otegui con las mismas garantías con las que se le condenó hace un año y medio por haber participado en el acto homenaje a José María Sagarduy.

Pero lo que más me llama la atención es el nerviosismo de las partes de este lado del río : especialmente aquellos partidos políticos que, o simplifican obscenamente sus mensajes que les genera un tráfago insuperable, o aprovechan los extremos de una cuerda formada por la esperanza y el dolor para cortar el porvenir de muchos españoles. El PNV proponiendo un polo soberanista y el PP arengando a las personas bien intencionadas y, a veces, lamentablemente, poniendo encima de la mesa el dolor.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

sábado, 13 de noviembre de 2010

¿HABEMUS CUORUM?

Yolanda Delgado


- ¿La RAE?



- Sí, dígame.


- Quería hablar con el Departamento de atención al hablante.


- No tenemos de eso.


- Es que quería poner una queja.


- Pues dígame.


- Me llamo Yolanda con “i griega”.


- ¡Ah! Usted. ¿De qué se trata esta vez?


- Pues que no estoy de acuerdo con que la palabra quórum se escriba con c, en lugar de con q. Puede levantar sospechas.


- A qué se refiere, no le entiendo.


- Imagínese que hay una reunión de Estado en la que sus miembros tienen que tomar una decisión importante sobre el país, y se necesita un número de miembros representativo para que ese acuerdo se refrende ¿Me sigue?


- Lo intento.


- Llega el momento de la votación y el Secretario le dice al Presidente que se ha llegado a un número suficiente de personas para votar. El Secretario informaría entonces: señor Presidente, tenemos quórum.



¿Quórum con c o con q, señor Secretario?, preguntaría entonces el Presidente.


Pues con c, según la RAE, señor Presidente.


No me fío señor Secretario, en el último momento cualquiera puede salir huyendo por el hueco de la c. ¿Me entiende señor Secretario? Puede surgir algún tránsfuga, algún disidente, mire que la c es como poner puertas al mar, una verdadera tentación para un espía doble. Necesito que haya quórum con q, el caso requiere cierto hermetismo y la q es una letra que no permite escapatoria, es como una puerta blindada.


Pero señor Presidente, la RAE…


Ni RAE, ni nada. Que aquí, como nos descuidemos, la casa y el establo serán la misma cosa. Exijo un quórum sin ápice de dudas.

- ¿Qué?¿Le ha convencido el ejemplo que le he puesto?


- Mire, es que usted le echa cuento al asunto, y si nos dejamos guiar por la imaginación de cada hablante... No terminaríanos nunca con la Ortografía. Lo que usted plantea va mucho más allá de la propia lengua.


- Pues yo creía que en la lengua participábamos todos.
- Yo soy sólo un funcionario. A mí me dicen y yo cumplo.


- Sólo le falta que me diga ahora que a usted no le pagan por pensar.


- Oiga, no se pase…


- Mire, dígale a quien crea conveniente que si la RAE hace cambios también tendrá que admitir las críticas. A ver si ahora se creen que son el Vaticano y cualquier cosa es dogma de fe. Y dígale también que ponga una oficina de atención a los usuarios de la lengua.
¿Sabe lo que le digo? que al final vamos a terminar escribiendo todos en sms, o como a cada uno le de la gana, y esto va a ser una República Bananera.


- No tengo toda la mañana, señora. Transmitiré su parecer y si hay cuorum…


- Pero con c o con q. Que ya le he dicho que no es lo mismo.


- ¿Oiga?, ¿oiga? ¡Oiga! Quería hablarle también de los acentos...



viernes, 12 de noviembre de 2010

En el Café Le Procope no servían té


Sostiene Pereira

La cuna de la Ilustración, es el café Le Procope, este mítico café parisino, fundado en 1686 por el siciliano Francesco Procopio Dei Cotelli, para presentar en sociedad y difundir un brebaje proveniente de Oriente: el café.

Gran parte de la historia política y filosófica de occidente se gesto aquí, por aquí pasaron figuras de la talla de Voltaire, Danton, Robespierre, Marat y Benjamin Franklin.

Le Procope no sólo fue el introductor del café, además introdujo, la tertulias de café, las cuales traerían las ideas que cambiarían la historia reciente de la humanidad: La Ilustración y la Revolución Francesa.

La Revolución Americana es heredera de la Revolución Francesa, de hecho se miró en ese espejo de progreso y de libertad a la hora de tomar su decisión de acabar con el dominio inglés en las colonias y optar por una república y acabar con una monarquía arbitraria e injusta.

¿Qué pensaría Benjamín Franklin del invento del Tea Party? Él, que fue un gran inventor, seguro que se sonrojaría.

Benjamin Franklin, fue uno de los padres fundadores de Estados Unidos, además de un humanista, pensador y filósofo, sobre todo un gran filántropo. Fundó hospitales populares, para que atendieran a personas sin recursos, que pensaría de la obstinación de la extrema derecha norteamericana en no avanzar en algo tan importante como la creación de una seguridad social universal.

¿Qué pensaría de la obstinación de poner a dios en todas y cada una de las actuaciones de los Estados Unidos, incluso para determinar que el ataque a Irak, era un mandato divino? Lo vería cuando menos raro y sobre todo reaccionario, al ser su dios panteísta, un dios que lo envuelve todo, es el dios de Spinoza, de Giordano Bruno, su dios, era la naturaleza.

¿Habrían dejado pasar a Estados Unidos, a Superman, sabiendo que era un inmigrante, un viajero de las galaxias?.

En la reseña de un documental de televisión sobre Franklin, el sitio electrónico Underground Online dijo que, la figura de este hombre regordete y casi calvo, que vivió hace mucho tiempo es "no solamente el hombre en nuestra billetera en un día de suerte" (haciendo referencia a su imagen en el anverso del billete de 100 dólares),

"es el tipo a quien se debe la primera biblioteca pública circulante de Estados Unidos; la primera universidad no religiosa y el primer periódico nacional. Inventó todo género de cosas, desde instrumentos musicales y los anteojos bifocales hasta la estufa Franklin; documentó el fenómeno de la Corriente del Golfo de México y logró lo que se puede argüir es el avance científico más importante del siglo XVIII con sus estudios de la electricidad".

En fin nada que ver, pero ahora nos viene la secuela “allende los mares”, en Madrid, se prepara ya el “calimocho party”, con su musa y todo, algo más trastornados que los de allí, intentando hacer una bebida muy explosiva y poco refrescante. Este brebaje, tiene un toque de vino de misa, algo de refresco de cola de Atlanta y por supuesto un chorrito de sifón castizo, todo ello aromatizado con una pizca de canela.

España no es Estados Unidos, los conceptos políticos, filosóficos y sociales tampoco tienen mucho que ver, pero en la historia de España, es mejor hacer experimentos con gaseosa. Cada vez que España gana en libertades y derechos, la derecha se pone de los nervios, deberían darle a la tila, mejor que al te. Su estrategia histórica, es ir de víctimas, se sienten atacados en sus valores, creencias y demás privilegios ancestrales. Llegando incluso el gran inquisidor, a comparar la situación anticlerical que supuestamente existe en España, con la de la antesala de “la sacrosanta cruzada nacional”, en una mezcla de soflama incontinente, el personaje en cuestión heredero de Torquemada y Bernardo Gui, algo modernizado por el martillo de Thor y sus supuestos coqueteos con la esvástica. Normal que cada vez tenga menos audiencia, ya ni haciendo mal tiempo van a verle (es una teoría propia, cuando llueve o hace mal tiempo, el número de católicos que visitan las iglesias se multiplica por diez).

Pero el colmo de esta situación es la desfachatez de conceptos libertarios en su base ideario, de elementos en los cuáles cuando se dice, que es preferible la menor intervención del Estado, se alude a conceptos anarquistas, entendiendo que el anarquismo pide la abolición del estado.

Es el colmo de la desfachatez, o de la insensatez o de las dos cosas, que la extrema derecha, se apunte al carro libertario, a mi me conmueve.

En realidad creo que es un problema cultural, educacional, en realidad no quieren eludir al concepto libertario anarquista, sino más bien al concepto de Anarquismo Metodológico de Robert Nozich. Y sobre todo al darwinismo social, promulgado por Herbert Spencer, donde el capitalismo al no tener contrapesos, será la sacrosanta religión, pero también es bastante extraño, dado que no creen en Darwin. Están más cerca del concepto del laissez faire. En España la derecha no quiere menos estado, sobre todo le interesa un estado fuerte, desmembrado y cautivo, para poder exprimirlo como un limón, unos servicios públicos desmantelados, para, en aras de la libertad y de una supuesta mejor gestión, privatizar hasta el paroxismo.

Sostiene Pereira:

Benjamin Franklin, saldría corriendo hacía Paris a tomar café, en el Café Le Procope, para seguir intentando ayudar a la humanidad.


jueves, 11 de noviembre de 2010

El ciudadano y la religión

Juan Muñoz Mansilla

La religión ha servido frecuentemente, a lo largo de toda la Historia, para que los débiles y oprimidos estuvieran sedados ante la injusticia de los opresores, es decir, que se ha administrado a manera de “morfina” para que la estructura social permaneciera como a los poderosos les interesaba.

En algunos casos, las jerarquías de las religiones servían a los reyes y señores y en otros, esas mismas cúpulas religiosas, también han ejercido directamente el poder político. A todos nos debería hacer pensar la estrecha relación que siempre ha existido entre religión y poder.

Es cierto que algunas religiones se han podido disfrazar de plurales, con diversas tendencias, unas más progresistas y otras más conservadoras ó reaccionarias; pero en el fondo lo único que han buscado ha sido perpetuarse, poniendo los huevos en diferentes cestas para minimizar las posibles pérdidas.

El que haya personas bienintencionadas que creen realmente en los dogmas religiosos y que ejerzan una labor socialmente plausible, no quiere decir que la misma base de la religión y, sobre todo, su jerarquía no responda a la realidad con la que comenzaba este articulo.

Cuando las sociedades modernas, mucho más formadas y con mayores niveles de conocimiento científico y humano, empiezan a cuestionarse a los chamanes, sacerdotisas, obispos y demás, es decir, cuando los súbditos comienzan a querer ser ciudadanos y pretenden dotarse de una organización y una ética social que responda más a la condición humana y menos a los cantos de sirena esotéricos, es cuando la máquina arrolladora, forjada durante siglos, de la religión sale a escena para evitar que se les termine su forma de vida y sus privilegios.

La secularización de la sociedad es una realidad imparable a medio plazo, porque la religión no ofrece respuestas, si no más bien impone dogmas que son difícilmente compatibles con la razón. De hecho, en épocas históricas en las que desgraciadamente no había mucha cultura entre el pueblo, los pocos pensadores que pretendían demostrar verdades científicas fueron acallados, cuando no ajusticiados, por la propia religión, ya que suponían un grave peligro para su “status quo”.

Los que pretendemos que el hombre libre, es decir el ciudadano, se dote de unas reglas de juego democráticas que permitan tener un núcleo ético común, basado en la libertad, no queremos discutir sobre la libertad religiosa, ni de otra clase de libertad con adjetivos. Creemos que la LIBERTAD en nuestra sociedad debe incluir cualquier complemento gramatical que se le quiera añadir (de pensamiento, de culto, sexual, etc.), siempre respetando a los demás y a su propia libertad.

Eso quiere decir que el termino libertad es incluyente, entonces ¿por qué desde los puentes de mando de la religión se empeñan en criticar la libertad? Es posible que piensen que si no mantienen el control de la educación y de las costumbres sociales, los ciudadanos libres lleguen a la conclusión de que nadie debería imponerles dogmas que limiten su condición humana.

Aun digo más, creo que de tener algún apellido nuestra sociedad democrática, seria el de libre. Ni siquiera el término laica es apropiado, puesto que, como nos ilustra el historiador Javier Fisac, el término “laico” lo inventó el clero cristiano para diferenciar la sociedad clerical/religiosa de la laica/religiosa, y por lo tanto ese adjetivo lleva implícitas unas reglas del juego impuestas por la propia religión. ¿Por qué no ser, sencillamente, CIUDADANOS de una sociedad democrática?

martes, 9 de noviembre de 2010

El efecto Mitrídates del pensamiento liberal

Justo Sotelo


El presente artículo ha sido publicado en www.elplural.com, el día 8/11/2010

Mitrídates fue rey del Ponto y murió el año 63 a.de C. En su juventud, para evitar las conspiraciones que se cernían sobre él, se dedicó a estudiar todos los venenos conocidos en su época. Gracias a esa forma de actuar acostumbró progresivamente su cuerpo a tales venenos, ingiriéndolos en pequeñas dosis. Proust se hace eco de este “efecto” en “Sodoma y Gomorra”, la cuarta parte de “En busca del tiempo perdido”.

Por otra parte, sabemos que los derechos humanos pueden clasificarse como de primera generación (son los derechos civiles y políticos), de segunda generación o de solidaridad (son los derechos culturales, económicos y sociales) y de tercera generación (son los derechos a un medio ambiente equilibrado y a la paz mundial).

¿Cómo se enlazan estos dos argumentos?

El pensamiento único, liberal, que domina en el mundo occidental de forma abrumadora desde la década de los ochenta del siglo XX (con la “alianza” conservadora formada por Reagan, Thatcher y Juan Pablo II), se empeña en anestesiar a todos los que no comporten sus argumentos. Y es aquí donde veo su error. El modelo económico imperante se ha convertido en una especie de sabiduría convencional que domina en las empresas, universidades y casi todos los gobiernos influyentes del mundo. Lo que nadie dice es que, en su momento, nació como "Economics" para imitar a la "Fisics" mecánica, sin apercibirse de que la falta de contrastación con la realidad de la primera era algo inconcebible en esta última.

Esta concepción de la vida económica se fundamenta en otras ideas fundamentales: un equilibrio económico a largo plazo, una economía de mercado eficaz y unos agentes económicos que buscan la optimización de sus comportamientos. Es decir, los disparates intelectuales son inmensos.

En el primer caso se considera que el equilibrio es atemporal, y en algún momento los mercados se autorregularán o vaciarán.

En el segundo, se da una de las paradojas más notorias de la tradición liberal, ya que la economía de mercado, con mercados autorregulados, en sustitución de los mercados aislados y regulados, ha sido lo que es gracias a la intervención de los distintos gobiernos, a pesar de que la ideología pasara a defender ese mercado liberal como el resultado de un proceso natural. Cuando lo necesita, el liberalismo utiliza la intervención del estado y critica el “laissez faire”, y a la inversa.

La tercera idea también es clave, pues en ella se sustentan tanto la teoría del consumidor como del productor, fácilmente criticables pues no se ha llevado a cabo ninguna verificación robusta sobre las características psicológicas de la conducta de los consumidores (básicas para la función de consumo), ni de los productores.

La conclusión parece obvia: nos encontramos ante formalizaciones teoréticas cada vez más alejadas de esa realidad que se quiere comprender. En este sentido, ya dijo Mario Bunge que estaba surgiendo una escolástica en economía que contaba con auténticos cruzados de la fe. Y yo añadiría que tal escolástica no tiene en cuenta el verdadero sentido de la economía, sus vertientes social y ética. No se nos puede seguir anestesiando, para que, como Mitrídates, nos inmunicemos ante los "enemigos".

Justo Sotelo es Catedrático de Economía Aplicada

lunes, 8 de noviembre de 2010

Aguirre y el Tea Party


Antonio Miguel Carmona

El presente artículo ha sido publicado en www.elplural.com, el día 8/11/2010

Como convidada inesperada, Esperanza Aguirre se ha declarado la embajadora del Tea Party en España. Me preguntaba un diputado laborista británico la causa por la que los conservadores españoles se llaman liberales : no supe que responderle. Aguirre sí ha sabido hacerlo.

La paramnesia de Aguirre la traslada virtualmente al paraíso ultraconservador del Tea Party. A ella le han contado que el nombre venía del Motín del Té, cuando en Boston, un día de diciembre de 1773 se revelaron los nativos frente a los impuestos gravados por la metrópoli de Londres y, en un pasmo, de inmediato se ha imaginado las tropecientas firmas contra el IVA que ha sido incapaz de recoger.

El Movimiento ultraconservador del Tea-Party nace por la oposición de un grupo de iluminados a la Ley de Reinversión y Recuperación de los Estados Unidos de 17 de febrero de 2009, en definitiva a los estímulos planteados por Timothy Gaithner con el objeto de sacar a la economía norteamericana –y por lo tanto a la mundial-, de la crisis. Pero eso les da igual a los ultramontamos del té incluida la presidenta saliente de la Comunidad de Madrid.

El primer precepto de los aficionados a tan cálida bebida defienden el originalismo como su cuaderno de bitácora expresivo : volver a los orígenes de la nación americana, con Aguirre a la cabeza. Si Washington levantara la cabeza quedaría estupefacto al ver a una señora de este porte rodeada de un tal Granados y un tal González vestidos de Daniel Boone.

Me sorprende, sin embargo, que en el enquiridión de Esperanza se incluya las odas contra la masturbación y la crítica al evolucionismo de Darwin (han leído bien) de una de las principales líderes del movimiento : Christine O´Donnell.

Así que entonces, Aguirre es la turiferaria del PP dispersando incienso teapartiano a diestro y a ultradiestro, compartiendo entonces, digo yo, las posiciones anti-inmigración de la Gobernadora de Arizona, Jan Brewer, y -como el sheriff Joe Arpaio-, sacudiendo doctrina conservadora contra aquellos que no se le parecen.

Si los del Tea Party dicen que Barack Obama no es norteamericano, Aguirre –fiel seguidora según ella de este movimiento-, acabará diciendo que el Presidente del Gobierno de España es birmano. ¿Comparte Aguirre que los que no saben leer o escribir no voten? : así se manifestaba el mandrias de Tom Tancredo -exrepresentante de la Cámara-, en la I Convención del Tea Party en Nashville.

No me extrañaría ver a la inquilina de la Puerta del Sol recibiendo a Sarah Palin mientras esta, fiel devota de la Asociación Nacional del Rifle, le regala un Halger Mauser. Me imagino la conversación : la de Alaska contándole a la castiza que -tal como ha repetido una y otra vez-, los soldados norteamericanos van a Irak porque les envía Dios (sic), y la española, mientras tanto, mojando unas pastitas en una taza de té de origen desconocido apurando sus últimos momentos en la Puerta del Sol.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE