martes, 2 de noviembre de 2010

El objetivo: ganar la Comunidad de Madrid

Javier Gil

Después del intenso proceso de primarias vivido en nuestra Comunidad, donde he comprobado en primera persona, una ilusión y unas ganas de participar (y consecuentemente, de ser protagonistas), en la militancia de nuestro partido, como hace tiempo no se daba. Señalando que la candidatura de Tomás Gómez, ha sido capaz de movilizar a muchos afiliados, y destacando, que dicha movilización ha estado regida por la ilusión, las ganas y el entusiasmo, que sin duda, ha sabido transmitir, el liderazgo que representa el candidato socialista.

Quiero hacer constar que, siendo muy importante lo vivido en las primarias, no debemos perder de vista el objetivo que se pretende. Y, para ello, me permito realizar una serie de reflexiones en torno al proceso recientemente vivido y al cumplimiento del objetivo, que no es otro, como es sabido, que conseguir ganar la Comunidad de Madrid, el próximo mes de Mayo.

Nada realmente merece la pena, a pesar de las bondades dadas en el proceso citado, si finalmente no conseguimos ganar las elecciones.

La Comunidad de Madrid, realmente se pueden ganar, igual, y por la misma razón, que se han ganado las primarias. Pues entre otras cosas, no existen, o no deben existir, diferencias relevantes entre el electorado socialista afiliado, y el resto de los votantes socialistas madrileños, y si el liderazgo del Secretario General del PSM, ha funcionado entre los afiliados, igual y casi de modo mimético debe funcionar entre el electorado.

Bastará con ampliar el mensaje a toda la sociedad y presentar las mismas opciones, a todo el electorado, a fin de que éste se movilice como lo ha hecho la militancia, y acudan a votar. Pues tengo la firme convicción que la razón de no ganar Madrid, en las anteriores elecciones, ha sido la abstención, al no haber sido capaces de llevar hasta las urnas, al electorado natural del socialismo.

Todo lo anterior, y con las dificultades que ello supone, sin ninguna duda, sabe sobradamente hacerlo Tomás Gómez, si bien, y a modo de premisas necesarias, me permito indicar, modestamente, algunas pautas a seguir.

Primero: y muy importante, preparar una lista de candidatos que represente lo mejor del PSM, en la que estén los mejores, los más válidos, los más preparados y leales, colaboradores del líder. Reconozco que no será fácil (pues todos querrán repetir y seguir en los escaños), pero me parece fundamental que la candidatura produzca el mismo efecto, al que aludía al principio, en el sentido de ilusionar, motivar y atraer a los votantes.

Segundo: explicar el programa electoral, que sin duda es bueno y con capacidad de llegar a nuestros votantes, con claridad y con el mismo entusiasmo trasmitido por el candidato en el proceso de primarias, huyendo, en la medida de lo posible, de dedicar sólo y exclusivamente, la campaña a criticar a Esperanza Aguirre, que, por otra parte, en mi opinión, se mueve como ‘pez en el agua’ en ese tipo de enfrentamientos.

Tercero: acometer la campaña con el firme convencimiento de que las elecciones se pueden ganar, y se van a ganar, y generar con entusiasmo los deseos de movilización de nuestros votantes, ya que acudir a votar tiene como objetivo cambiar la situación y crear el convencimiento, en los electores, que su participación es decisiva, para la consecución del objetivo.

Cuarto: ofrecer al electorado, de forma clara y contundente, el compromiso ético que rige la acción política del candidato a la Presidencia de la Comunidad, y al resto de su candidatura, mostrándose como el líder social que es, huyendo de la imagen de líder orgánico, que otros querrán mostrar en él, para perjuicio del candidato socialista y en beneficio propio.

Quinto, y último: evitar en la medida de lo posible, entrar a polemizar sobre todo aquello que no sea la Comunidad de Madrid, sus necesidades, sus graves deficiencias, e incidir en las propuestas socialistas, en sus políticas, para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Huyendo del debate político nacional, al que el PP madrileño recurre sistemáticamente, y de nuevo intentará repetir. Al no tener nada nuevo que ofrecer a los madrileños, e intentar confundir sus carencias y faltas de propuestas, con una imaginaria falta de apoyo del Gobierno de España hacia nuestra Comunidad haciéndole culpable de todos los problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario