domingo, 3 de octubre de 2010

Cuatrocientos cincuenta y siete metros

Antonio Miguel Carmona


Publicado en el www.elplural.com el día 03/10/2010


A partir del lunes sólo nos quedarán unos metros. La Plaza del Callao y la Puerta del Sol están unidas por una calle, la de Preciados, cuyo recorrido es de cuatrocientos cincuenta y siete metros, justo desde la puerta del Palacio de la Prensa hasta la puerta de la Casa de Correos.

Ése es el camino que resta para que los socialistas madrileños, sin despistarnos, sigamos presentando un proyecto que ilusione a los ciudadanos, solucione sus problemas y haga de nuestra región un área más próspera y justa.

Han sido, en términos generales, unas primarias limpias. Lección sin igual que desde este más que centenario partido hemos sabido darle a otras organizaciones que aún no han podido democratizar sus estructuras. La Constitución de 1978 consagra a los partidos políticos como organizaciones democráticas y, sinceramente, no lo son; nosotros, los socialistas, hemos dado un paso importante en hacer participar a los ciudadanos y ciudadanas, afiliados y militantes, en las decisiones que competen a una organización del siglo XXI.

Ha ganado el PSOE. Ha ganado la democracia. Son precisamente estas siglas, las socialistas, las que aportan las adhesiones de todos los ciudadanos que nos siguen. El cabeza de lista, aún siendo importante, es primus inter pares. En primer lugar son los dieciocho mil militantes los que harán avanzar, como lo han hecho sobre las urnas, este proyecto moderno de recuperar Madrid. Es también nuestra historia de la que estamos plenamente orgullosos. Me siento, además, emocionado de pertenecer a un partido audaz y noble, pero sobre todo, resuelto y atrevido a avanzar por el camino de la democracia, en la sociedad y en nuestro propio seno.

Quisiera dedicarle unas palabras a mi compañero de columna, Luis Solana, cuyo empeño y buen hacer seguro que ha sido valorado por muchos lectores. Su afilada pluma, su compromiso nítido, su estilo y, sobre todo, su talante propio de un socialista, ha hecho que este humilde militante haya aprendido no pocas cosas de la lectura de sus artículos.

Ha quedado bien claro que nuestro objetivo es la libertad. Los socialistas sabemos que muchos ciudadanos y ciudadanas no tienen la misma capacidad que otros para alcanzar la autonomía y la libertad: por eso entendemos que deben desarrollarse políticas de igualdad, aquellas que ayuden a desenvolverse a todos aquellos que tienen condiciones sociales adversas o condiciones personales desfavorables. De esta manera, la mejor forma de alcanzar la libertad es a través de la democracia y la participación, tal como hemos hecho hasta ahora.

Ahora debemos ser capaces de hacer de nuestra sociedad la suma de seres humanos que se interrelacionan entre sí y tratan, además, de ser felices. Con la mirada puesta en el pleno empleo, en la mejor educación pública, en una sanidad universal, en el definitivo desarrollo de las políticas de dependencia, el desarrollo en suma. Nos están esperando, muchos nos están esperando.

Dicen las encuestas, ¡ay, las encuestas!, que Madrid es de izquierdas. Qué pasa para que una mayoría social de izquierdas alcance una mayoría absoluta de la más reaccionaria de las derechas. A veces, durante años, nuestra propia incapacidad. Esta vez hemos empezado bien; ahora debemos ser capaces de darlo todo para alcanzar desde la hegemonía social, la hegemonía electoral, el Gobierno y la transformación social.

Lo mejor de nuestra vida está aún por llegar : cuatrocientos cincuenta y siete metros.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

No hay comentarios:

Publicar un comentario