viernes, 24 de septiembre de 2010

Apoyo a Tomás Gómez

María Pérez García

El Cándido es un personaje literario de Voltaire, que es el paradigma del optimismo excesivo, pasara la desgracia más grande que pasara siempre vivía en el mejor de los mundos posibles, pero ¿Cómo podemos definir el optimismo? El optimismo consiste en encontrar acertadamente el espacio donde vivimos, donde nos establecemos, es la percepción positiva de la realidad, o una definición más exacta, la que el propio Cándido da;
“¿Qué es el optimismo?- le pregunto su compañero de viaje Cacambo- ay- le respondió Cándido- es la rabia de sostener que todo está bien cuando está mal “
Y así el pobre Cándido vive en un optimismo absurdo que le hace creer que vive en un paraíso cuando en realidad vive en un anti paraíso.
Hace unos días estaba en la parada del autobús, acababa de salir de una agrupación, y llevaba puesta una pegatina en la solapa de la chaqueta que ponía “Con Tomás gana Madrid” y un señor mayor que estaba a mi lado me miro y sonriendo me dijo “tú eres de Tomás” y le dije “ Si , yo soy de Tomás” y , entonces él me conto que sus padres fueron represaliados en la dictadura y que paso muchas penurias en su infancia y juventud, y en un momento dado de su relato me pregunto y-Yo ¿Qué puedo hacer para que Tomás Gómez gane la Comunidad de Madrid?-, yo le conté que el día 3 de octubre todos los militantes socialistas estábamos llamados a elegir al candidato que representara a nuestro partido en las elecciones del 22 de mayo de 2011 y que si no era militante hasta entonces no podía hacer nada, “-entonces, señorita,- me dijo- el próximo 22 de Mayo todos votaremos a Tomás Gómez -y se fue no sin antes regalarme una mirada llena de esperanza e ilusión.
Estos últimos días en nuestro recorrido por las agrupaciones he escuchado a Tomás Gómez, hablar de un niño que no va al colegio porque no tiene zapatos, de Eugenio y Mari Fe dos grandes dependientes a los que Esperanza Aguirre ha abandonado y que no tienen dinero ni para regresar a su país, de sus vecinos padres de tres niños que están en paro y sólo cuentan con una prestación que se les está agotando, de sus padres que cómo los míos tuvieron que salir de España buscando un futuro mejor. Son pedacitos de historias de cada uno de nosotros.
Y por esta razón, voy a dar mi voto mi apoyo a Tomás Gómez, porque sabe que no vivimos en el mejor de los mundos posibles, porque no vive en un optimismo absurdo, porque la única opción que contempla es ganar para cambiar el futuro, porque tiene un proyecto en el que no sobra nadie y porque no es un cándido ante la situación que están viviendo muchos madrileñas y madrileños en esta comunidad.
Para finalizar quiero citar una frase de Blaise Pascal; “El Corazón tiene razones que la razón, ni las encuestas, entienden”.

María Pérez García. Militante de la agrupación de Ciempozuelos. Miembro de la sectorial de emprendedores y una de las responsables de formación de la secretaría de economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario