domingo, 8 de agosto de 2010

Esto no es un fracaso


Noel Leunam

Hace hora y media, el boletín informativo de la Cadena SER de las once de la noche ha narrado que al final de la entrevista, aplazada en el día de ayer, y celebrada en la tarde de este sábado agosteño en el Palacio de La Moncloa entre el Secretario General del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Secretario General del PSM, Tomás Gómez Franco, aquél le ha advertido, según ha interpretado la emisora radiofónica, que en el proceso de selección de candidatos para la Presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones del próximo mes de mayo de 2011 “serán los militantes socialistas madrileños los que decidan quien será el candidato”.

Si esto se confirma, y parece que es así, no tengo por menos que, una vez más, sentirme satisfecho y orgulloso de pertenecer a un Partido como el PSOE en el que el mandato constitucional, que exige –en el último párrafo de su articulo nº 6- el funcionamiento democrático de los partidos políticos, se cumple de manera rotunda y contundente, y cuando se producen, como es el caso, la confrontación de dos pretensiones legítimas, cual son la de un Secretario General de una Federación elegido por una aplastante mayoría hace solamente 3 años (confirmado 1 año después, también aplastantemente) que desea ser candidato a ser el próximo Presidente de la Comunidad Autónoma en la que ejerce su actividad política y , además, vive y la de una Comisión Ejecutiva Federal que, en la persona de su Secretario General, desea que se presente la mejor opción para obtener esa victoria tan anhelada y necesaria en beneficio de esa Comunidad y del conjunto de la Nación, la vía que se elige para “desfacer el entuerto” es la democrática de dar la palabra a los militantes del partido y que sean ellos los que en una acto de decisión y capacidad propio de su mayoría de edad, y sin necesidad de tutela alguna, diriman cual es la mejor de las alternativas que se presentan mediante la practica del sano ejercicio de las conocidas popularmente como “primarias” (que a pesar de lo que opinan algunos nunca puede ser considerado como un suicidio político: la democracia nunca es un suicidio político).

Me pongo a imaginar, mirando en el pasado, y ya preveo como a la vuelta de las vacaciones estivales los ciudadanos madrileños y españoles asistirán a un proceso tan atractivo que les hará preguntarse que es lo que hay que hacer para gozar del privilegio que yo y mis compañeros de partido tenemos y que nos permite, en comparación con los integrantes de otras organizaciones políticas distintas de la socialista, distinguirnos e incrementar, respecto de ellos, el grado de participación en la vida política cotidiana.

Tomás Gómez, que ya lo anunciado, y él o la contrincante que, cuando la anuncien, se presente explicaran sus proyectos, sus programas, sus formas de hacer, su voluntad de futuro en función del resultado que haya,…. Recorrerán las, aproximadamente, 145 agrupaciones de la región madrileña, se entrevistaran con los 30.000 militantes que componen el Partido en Madrid, escucharan sus deseos e inquietudes,…y luego serán beneficiarios del conocimiento de una real y autentica encuesta demoscópica que al que gane le otorgará todo un plus de legitimidad a la hora de enfrentarse al resto de candidatos de otros partidos que se presenten sin haber pasado por un procedimiento como el que marcan nuestros estatutos reglamentarios de funcionamiento.

Yo votaré por Tomás Gómez, como cuando fui elegido delegado por mi Agrupación en el Congreso Extraordinario del 2007 que lo eligió por primera vez, y esperaré y desearé su victoria, pero como siempre he hecho, si vence él o la aspirante a candidato contrario, disciplinada y lealmente me pondré a su servicio para que con mi mejor saber y entender trabajemos duramente para conseguir lo que los ciudadanos madrileños nos merecemos, que no es otra cosa que el partido que dirija el gobierno de la Comunidad sea el de un partido de progreso, avance, solidaridad, limpieza y justicia como sería el encabezado por cualquiera de los candidatos que se elijan en nombre y representación del Partido Socialista Obrero Español fundado en 1879 (hace129 años) en la céntrica calle Tetuán de Madrid en la Taberna Casa Labra.

Los actos de audacia y determinación son los que hacen grandes a las organizaciones y a los países, rompiendo con viejos esquemas y costumbres que no hacen mas que mantenerlos anquilosados y, por tanto, paralizados e inservibles. El PSOE nunca ha sido nada de eso y esta vez tampoco lo va a ser.

1 comentario:

  1. Primarias ahora y siempre.
    Creo que impulsarán la acción política del partido de cara a los próximos meses en los que habrá que bajar a la arena a explicar como los socialistas madrileños tenemos una concepción comprometida on la sociedadad. Por ejemplo en el tema de la oposición al "Minivaticano" tema que apenas conoce el 1% de los madrileños.
    Desde Arganzuela y manifestando mi apoyo a T.G. se despide, "Kairo".

    ResponderEliminar