sábado, 21 de agosto de 2010

Aguirre, te quedan nueve meses

Antonio Miguel Carmona

El presente artículo ha sido publicado el 20/8/2010 en www.elplural.com

Socialismo en Madrid es que Madrid funcione

Madrid necesita urgentemente un cambio de orientación política en el Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma, de la villa y de muchos de los municipios de la región.

Nací en el distrito de Maravillas y allí me crié hasta bien entrada la adolescencia. Mis pasos de niño se confundían entre los coches de la Gran Vía y el hollín de la calle de Fuencarral. Competíamos a la carrera por la calle de la Madera abajo y hacíamos en el suelo porterías con la ropa a modo de postes por donde pasaban los balones viejos que pateábamos descalzos en las plazas de Santa María Soledad Torres Acosta, de San Ildefonso o en la del Dos de Mayo.

Muchos años del PP
Desde 1996 han transcurrido dieciséis años de gobierno de la derecha en la región sin que exista en estos momentos -tanto para el Gobierno de Esperanza Aguirre como para el consistorio de Alberto Ruíz-Gallardón-, una apuesta clara por el futuro, proyectos que ilusionen a la región, a la villa capital y a los municipios que aún son gobernados por el partido de Mariano Rajoy.

Responsabilidad de los socialistas
Los socialistas tenemos una responsabilidad clara de presentar a los ciudadanos y ciudadanas un proyecto nítido que ilusione a todos y cada uno de los madrileños. Durante estos últimos años se ha ido conformando un acervo que ha dado lugar a que estemos en disposición de poder mostrar un programa electoral que impulse una mayoría electoral socialista estable: socialismo en Madrid es que Madrid funcione.

Lección al PP
Me congratulo al pensar que durante estos días el Partido Socialista de Madrid está dando una clara y nítida lección de democracia al Partido Popular. Así se lo he hecho llegar a no pocos miembros de la derecha regional: ellos también deberían defender que la participación en los partidos políticos no sólo es un paso adelante en el progreso institucional, sino que además es un precepto constitucional que obliga a los partidos políticos a ser democráticos.

Lo logrado
A partir de mayo de 2011 tendremos una responsabilidad de gobierno y por lo tanto un compromiso con los ciudadanos que necesitan soluciones y no demagogia improvisada, enfrentamiento institucional o vacíos discursos. Tras estos años de trabajo hemos logrado que, según el CIS, en estimación directa de voto, el PSM-PSOE (11,8%) esté cuatro décimas por encima del PP de Madrid (11,4%).

Los más queridos
Nos quieren los ciudadanos y estos son a los que hemos de dar respuesta. Siguiendo la misma encuesta, el PSM-PSOE es el partido más querido en la región: mientras el 36,4% de los ciudadanos nunca nos votaría, el 40,2% de los mismos nunca votaría al Partido Popular. En ese sentido, hemos logrado mostrar a los que viven en tan singular región que el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid está ciertamente agotado. No sólo porque el 49,5% de los mismos desaprueba la gestión de Esperanza Aguirre frente a tan solo un 38,2% que la aprueba, sino porque los hechos se han impuesto como evidentes, porque el daño a las instituciones ha sido brutal –“Gürtel”, escuchas y seguimientos ilegales, impedimento al control parlamentario-, y porque el deterioro del nivel de vida de quien era la región motor de España ha llegado a los hogares de los residentes de la provincia que alberga a la capital.

Sin tirón
El menor crecimiento regional relativo de los últimos años, fruto de una inexistente política económica regional, ha dado lugar no sólo a un deterioro de las condiciones económicas de los madrileños, sino también a un menor impulso de la economía nacional que no cuenta con el tirón que -como en otras conurbaciones urbanas europeas-, ha de tener la capital. Muy al contrario, vivimos un momento en el que mientras se han gastado setecientos millones de euros en propaganda en los últimos cinco años, han disminuido las inversiones públicas un trece por ciento en el último presupuesto.

La peor en empleo
Por ello el comportamiento del desempleo en Madrid durante los últimos doce meses, según los datos de la EPA del II Trimestre de 2010, ha aumentado casi diez puntos más que la media nacional: un 21,66% en Madrid frente a un 12,28% en España. Madrid es la región de España con peor comportamiento del desempleo: la peor. La respuesta ciertamente graciosa de la Consejera de Empleo de la Comunidad de Madrid es que Madrid aún tiene la Tasa de Paro inferior a la media nacional, situación que viene ocurriendo desde Recaredo (conocido rey visigodo) ; u, ocurrencia tras ocurrencia, atención, la del Portavoz de Empleo del PP en la Asamblea de Madrid, Eduardo Oficialdegui, quien señala sin parpadear que peor está Andalucía porque tiene más parados; una declaración que ha dejado atónitos a no pocos economistas porque según esta ocurrencia de fin de semana, China o Brasil tienen mucho más problema de desempleo que Madrid: ¡Cómo son más!

Barracones frente a propaganda
En Madrid todavía existen municipios donde los estudiantes, los niños y niñas, ante la falta de inversiones del Gobierno regional, estudian en barracones (como en Navalafuente); hay otros lugares donde el recibidor del Ayuntamiento ha de utilizarse como improvisado centro de salud. No en vano la política del Gobierno regional saliente no es otra que reducir las inversiones en universidades un -74% (no es una errata) o la de subir el Metrobús de 7,4 a 9 euros, un 21,60% (tampoco es una errata), lo cual supone quitarle a cada usuario 70 euros al año. Desde que gobierna la conservadora ex ministra de Educación, la presión fiscal ha aumentado en la región del 6,5% al 7% y las Tasas un 7%. ¿Para qué? Para que el Gobierno de Aguirre haya pasado de 133 altos cargos en 2003 a 160 en 2008, para que Tele Madrid tuviera 27 directivos en 2003 y 37 en 2010, para que –como he dicho-, se gasten setecientos millones de euros en propaganda. Socialismo en Madrid es que Madrid funcione. Quedan nueve meses.

Antonio Miguel Carmona es profesor de Economía y secretario de Economía del PSM-PSOE

No hay comentarios:

Publicar un comentario